Bolsa, mercados y cotizaciones

Treinta 'compras' en el EuroStoxx 50, el mejor arranque de año del milenio

  • Inditex e Iberdrola están entre las que ven mejorar su recomendación
  • La banca de inversión aconseja adquirir el 60% de las empresas
  • Trece valores cotizan con un multiplicador de beneficios inferior a 10
Foto: Dreamstime

El EuroStoxx 50 ha entrado en 2019 ataviado con sus mejores galas. De su medio centenar de componentes, 30 (es decir, el 60% de ellos) lucen una recomendación de compra por parte del consenso de mercado que recoge FactSet. Esta cifra no era tan alta en un arranque de año desde, al menos, la explosión de la burbuja tecnológica en 2001. El porcentaje de consejos de compra es inferior en el caso del Dow Jones, al quedarse en el 53,3% (lo lucen 16 de sus 30 miembros), y desciende al 31,4% en el del Ibex 35 (solo 11 de sus 35 componentes lo reciben). Por otro lado, ni un solo valor del EuroStoxx 50 recibe un vender por parte de los analistas. Tampoco en el Dow Jones hay ninguna venta, mientras que el 20% de compañías del selectivo español lo son (siete de sus 35 cotizadas).

El número de recomendaciones de compra en el índice de referencia se disparó de forma llamativa a lo largo de 2018, un ejercicio que arrancó con 21 compras y en el que en noviembre llegó a recibir un 70% de recomendaciones positivas (35 de 50).

La clave de esta mejora en la percepción que los analistas tienen de las grandes compañías europeas está en las valoraciones a las que cotizan. Después de un 2018 en el que el EuroStoxx 50 se dejó el 14,3% de su valor en el parqué, el índice se negocia con un PER (número de veces que el precio recoge el beneficio) de 11,6 veces de cara a los próximos doce meses, es decir, lo hace en niveles de septiembre de 2013 (pese a que se ha encarecido ligeramente desde las 11,3 veces que tocó el pasado 3 de enero). Hace sólo medio año, los inversores desembolsaban una ratio superior a las 13 veces por los títulos del EuroStoxx.

"Efectivamente, existe un apoyo sin precedentes de los analistas a la bolsa europea", comenta Felipe López-Gálvez, de Self Bank, aludiendo al atractivo de su valoración. "En 2018 se ha producido un comportamiento contradictorio: las bolsas han caído pero, curiosamente, las perspectivas de beneficios no lo han hecho, de manera que, por análisis fundamental, los valores han ganado atractivo", explica.

Es cierto que las previsiones de ganancias para el índice apenas han sufrido recortes en los últimos 12 meses. Para 2019 se espera que las compañías del índice obtengan, en conjunto, unos 223.800 millones, sólo un 0,7% menos de lo previsto hace un año. Las cifras pronosticadas para 2020 y 2021 han caído un 0,4% en ambos casos.

"Si se compara la valoración actual del EuroStoxx 50 con su mediana de los últimos 30 años, queda de manifiesto que el índice europeo cotiza a niveles realmente atractivos. Bien sea por este motivo o porque el Bund está caro, sale mucho más barato comprar renta variable europea que entrar en el bono alemán", explica Natalia Aguirre, directora de análisis de Renta 4. El papel germano a 10 años, de referencia en el Viejo Continente, ofrece un 0,28%, mientras que el potencial del EuroStoxx para los próximos 12 meses se sitúa en el 22%, con una rentabilidad por dividendo del 4,21%.

Aguirre tampoco considera que los fundamentales vayan a empeorar: "El problema podría venir por un recorte sustancial de los beneficios empresariales, pero nosotros no vemos un ciclo que justifique caídas interanuales; eso exigiría una recesión económica y, por ahora, no la contemplamos", explica.

Sin embargo, ya hay entidades que apuntan a descensos de los beneficios. Es el caso de Citi, que en un informe del pasado 3 de enero consideraba que "las estimaciones de los analistas son demasiado altas" y señalaba que, según su modelo top-down, que tiene en cuenta los índices PMI y los precios del petróleo, entre otros factores, el BPA (beneficio por acción) caerá un 5% en 2019 en Europa, "mientras que hace sólo unas semanas esperábamos que permaneciese inalterable este año".

Los analistas de la entidad justifican este cambio de perspectiva en una "ralentización en el crecimiento global en los últimos meses, un colapso en los precios del petróleo y las preocupaciones en torno a la guerra comercial". En cualquier caso, el escenario base de Citi no contempla una recesión.

Qué valores mejoran

Doce compañías del EuroStoxx 50 han cambiado el mantener por un comprar en los últimos 12 meses. Entre ellas se encuentran dos españolas, Iberdrola e Inditex, así como un par de tecnológicas (el tecnológico es, históricamente, uno de los sectores con mejores recomendaciones): ASML y Nokia, que se suman a su comparable SAP, también miembro del índice con consejo de compra.

BNP Paribas también pasó a ser un comprar en 2018 (y, de hecho, a día de hoy recibe su mejor recomendación desde 2013), en un ejercicio en el que fue el quinto valor más bajista del índice europeo, al dejarse casi un 37% en el parqué. El banco galo cotiza actualmente a solo a 0,6 veces su valor contable, según Bloomberg.

También cuentan ahora con un comprar otras firmas como Allianz, Danone, Sanofi, Philips, Deutsche Telekom, Siemens y Kering.

4,9 veces

Compañías utomovilísticas y entidades financieras acaparan las valoraciones más baratas del EuroStoxx 50. Volkswagen presenta el PER (número de veces que el beneficio está recogido en el precio) más bajo del índice. La siguen Daimler, Société Générale, BNP Paribas y BMW, todas ellas con ratios inferiores a las siete veces.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0