Bolsa, mercados y cotizaciones

La relajación de las rentabilidades provoca un 'boom' de emisiones en renta fija

  • La semana pasada fue la segunda con más emisiones corporativas en euros, con 24.000 millones
  • Los inversores se posicionan en los bonos ante la cercanía de las bajadas de tipos
  • Se espera que el BCE anuncie un recorte de 25 puntos básicos el próximo 6 de junio
Imagen: Istock.

La renta fija está viviendo un mayo espectacular, dando un giro a un año muy complicado para este activo. El inversor en bonos globales gana, atendiendo a su precio, un 1,93% este mes, y quien esté posicionado en deuda corporativa araña un 2,04%. Aún así, quienes lleven invertidos todo 2024 aún pierden, en el cómputo anual, un 2,7% con la deuda global, y un 1% con la corporativa. Tras meses de ventas de bonos, los inversores han optado en mayo por posicionarse en renta fija. Lo hacen a poco más de dos semanas de la primera bajada de tipos en Europa, que el mercado ya da por hecha en la reunión del próximo 6 de junio. El comienzo de los recortes marca un momento histórico para tener bonos en cartera. Los grandes fondos de renta fija borran ya las pérdidas sufridas en el peor año de la historia .

Buena muestra de que las compras de deuda se imponen (compras que, en este activo, se traducen en caídas de la rentabilidad) es que el rendimiento del bono estadounidense a 10 años superaba, a finales de abril, el 4,70%, y a día de hoy ronda el 4,4%. Esa caída de las rentabilidades que tienen que pagar empresas y estados soberanos por colocar su deuda ha disparado las emisiones de renta fija. En los últimos días, además, el cierre de la temporada de resultados empresariales también ha propiciado que las colocaciones de deuda corporativa se disparen hasta cifras históricas. "La semana pasada fue la más activa en emisiones de las últimas 18; desde la segunda de enero no teníamos tanta actividad, con 66.000 millones de euros de nuevo papel en mercado euro, y con un claro protagonista, el sector corporativo, que vivía su segunda semana histórica con mayor actividad, nada más y nada menos que 24.000 millones en 33 operaciones", destaca Jesús Sáez, responsable del mercado de capitales de España y Portugal en Natixis.

En España, la operación más relevante la semana pasada la llevó a cabo Cellnex. La firma de torres de telecomunicaciones captó 750 millones con bonos a 5 años con un cupón del 3,625%, con un gran apetito por parte de los inversores. La demanda logró que se rebajara el diferencial inicial de +140/145 puntos básicos (sobre el tipo de referencia) hasta los 98 puntos básicos, con una demanda por encima de los 5.000 millones. En los países del euro, también emitieron otras grandes empresas como BMW, Amprion, Air France-KLM o Deustche Lufthansa. Cellnex ingresa el 7% más y pierde un 57% menos poco antes de salir de Austria.

Además de la actividad vista en las empresas, la semana pasada fue llamativa en emisiones de renta fija en general, incluyendo a otros actores, como gobiernos y banca. No obstante, no se llegó a los niveles de principios de año, cuando en la segunda semana de enero el volumen emitido batió ampliamente los 100.000 millones (ver gráfico). Algunos emisores como el Tesoro español lograron pagar menos intereses. Las Letras a 3 y 9 meses salieron más baratas, sobre todo en el caso de las últimas, a un interés medio del 3,427%, por debajo del 3,507% anterior. La próxima subasta, en este caso de 6 y 12 meses, será dos días antes de la reunión del Banco Central Europeo (BCE).

Un dato que debería apoyar las compras de bonos es el de inflación en EEUU: en abril, moderó su subida hasta el 3,4%, frente al 3,5% previo, lo que supone "un respiro, manteniendo viva la esperanza de rebajas de tipos este año por parte de la Fed y llevando a una moderación en la TIR de los bonos soberanos", tal y como señalan desde el equipo de análisis de Bankinter en una nota publicada este lunes. Desde la misma entidad prevén que en las próximas semanas se publiquen "datos macroeconómicos más bien continuistas, mostrando de nuevo moderación en precios y mejora progresiva de la actividad económica". Estos expertos no esperan grandes sobresaltos en el mercado de bonos, en el que las TIRes deberían tender a estabilizarse en los próximos 15 días, explican. "La del T-Note debería moverse en el rango 4,35% -4,50%, y la del Bund en el 2,45%-2,55%. Aprovechamos niveles cercanos al 4,50% en el T-Note y al 2,50% en el Bund para alargar duraciones. Son niveles que permiten cubrir la inflación esperada en los próximos años, y deberían tender a reducirse en los próximos trimestres a medida que bajan los tipos de interés, algo que tarde o temprano ocurrirá", señalan. El IPC de la zona euro se estanca a las puertas del primer recorte de tipos del BCE.

El mercado, que llegó a pronosticar hasta siete recortes del precio del dinero por parte de la Reserva Federal, espera a día de hoy sólo dos (una en septiembre y otra en diciembre). En Europa, el mercado prevé ahora al menos tres bajadas: la del próximo 6 de junio, y otras dos en septiembre y diciembre. El BCE desvela qué hará con los tipos después de la bajada de junio: "La desinflación está siendo accidentada".

Entradas en fondos de bonos

La subida de las rentabilidades que ha experimentado la renta fija en lo que llevamos de año ha provocado que los fondos de deuda con grado de inversión (esto es, con mayor calidad crediticia) resulten más atractivos que los que invierten en los llamados bonos basura (con elevado riesgo de impago). Lo explican los analistas de Bank of America en un informe de este mismo lunes: "Si bien los fondos de alta calidad siguen recibiendo fuertes entradas, todavía vemos debilidad en el espacio del high yield". La semana pasada, los fondos de deuda de alta calificación crediticia volvieron a registrar entradas de dinero; son ya 28 semanas consecutivas de captaciones. "En cuanto a la duración, se registraron entradas en fondos de deuda con grado de inversión a corto y medio plazo", mientras que los fondos a largo plazo registraron salidas. Desde la entidad ven "una mejor ecuación riesgo/recompensa en la deuda con grado de inversión a corto plazo, mientras que la ventaja es limitada para los instrumentos a más largo plazo".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud