Bolsa, mercados y cotizaciones

El Ibex 35 tiene 'a tiro' la subida hasta los 12.000 puntos

  • El índice se encuentra a un 1% de su resistencia 
  • Una vez superada, el selectivo abre la puerta a alzas adicionales del 5-6%
Bolsa de Madrid. Archivo
Madrid icon-related

Las principales bolsas europeas inician este martes apuntando una sesión prácticamente similar a la de este lunes: de tono mixto. Por el momento, el tono es negativo para las principales bolsas del Viejo Continente, aunque las caídas auguran ser livianas este martes. Los inversores solo se están sumando ya a estas horas al Ibex 35, el FTSE MIB italiano y el Cac francés, pero en estos casos, las subidas también se prevén tímidas.

De finalmente confirmarse este comportamiento, los índices del continente europeo volverían una vez más a replicar el comportamiento de los selectivos asiáticos, que viven ya una jornada bicolor: los inversores toman posiciones sobre el Nikkei, mientras las deshacen en los índices chinos. Todo ello en una jornada en la que todas las miradas estarán puestas en la tecnología china. Tencent y Alibaba presentarán a cierre del mercado asiático sus resultados correspondientes al primer trimestre del ejercicio y de la fortaleza o no de estas cuentas dependerá que la bolsa china pueda seguir mostrando un mejor comportamiento.

El Ibex 35 hacia los 12.000

Las subidas de este lunes en el principal índice de la bolsa europea y las que ya se auguran para esta nueva sesión acercan cada vez más al Ibex 35 a la resistencia clave marcada desde Ecotrader que, una vez superada, sería una clara evidencia alcista a nivel técnico. Concretamente, el selectivo de las 35 debe superar los 11.275 puntos, que son "el techo creciente de su consolidación", según explica Joan Cabrero, asesor del portal premium de elEconomista.es. Actualmente, el selectivo apenas se encuentra a un 1% de esta resistencia creciente.

Una vez el índice español haya superado esta barrera, se hablaría claramente de fortaleza en el mercado español y el Ibex 35 abriría la puerta a subidas adicionales de entre el 5-6% que le llevarían a buscar la zona de los 12.000 puntos, en los que no cotiza desde 2010.

Pese a todo ello, el experto advierte que "en próximas fechas no me sorprendería aún que haya más vaivenes si esa resistencia de los 11.275 puntos no es superada con claridad. Uno de estos vaivenes podría llevar al Ibex 35 a buscar apoyo a su directriz alcista, que surge de unir los mínimos de octubre de 2023 con los de febrero de 2024, que actualmente discurre por la zona de los 10.700/10.825 puntos".

Por su parte, el EuroStoxx 50, tras haber superado su primera resistencia en los 5.035 puntos la semana pasada, ahora trata de alcanzar el techo de su consolidación en los 5.120 puntos. De rebasar esta zona, el siguiente objetivo de la principal bolsa continental son los 5.500 puntos.

Más tensiones en la deuda japonesa

Mientras la jornada apunta a ser plana también en el mercado de bonos soberanos, la crispación continúa, sin embargo, en la deuda japonesa. Los inversores siguen deshaciendo posiciones en los principales papeles del país asiático, especialmente en la deuda a largo plazo. El bono con vencimiento a 30 años ratifica el 2% de rentabilidad y se sitúa en máximos de 2011.

Con ventas algo menos intensas, el papel soberano nipón a 10 años se acerca cada vez más al 1% de rendimiento ante la atenta mirada de las autoridades japonesas que vigilan los niveles del bono para evitar que las rentabilidades se disparen. Junto con él, son los bonos de Suiza y Grecia, también a 10 años, los que sufren más presiones en la sesión.

En el resto de papeles de las principales geografías, los inversores incluso compran renta fija, aunque de forma moderada. El T-Note se aleja del 4,5% y se establece en el 4,48% de rentabilidad, mientras el bund alemán cotiza en el 2,5%.

Tras acercarse por primera vez en toda su historia a los 2.400 dólares por onza, el oro ha sufrido una corrección en apenas un mes que incluso le llevó a perder la cota de los 2.300 dólares a finales de abril. En las sesiones que acumula mayo, sin embargo, el metal dorado recupera ya casi un 3% de su valor y se establece por encima de los 2.340 dólares por cada onza.

Cabe recordar que, en momentos de tensión y volatilidad, el oro actúa como valor refugio para los inversores. Las últimas subidas en su precio coinciden con la nueva escalada de las tensiones en Oriente Medio. En el año, el metal se revaloriza cerca de un 14%, en el que sería su ejercicio más alcista desde 2020.

Por su parte, el Brent (la cotización del petróleo de referencia en el Viejo Continente) prosigue en el entorno de los 83 dólares por barril, situándose en niveles de mediados de marzo. Desde los máximos que alcanzó el oro negro este 2024 (en los 91 dólares a inicios de abril), el barril se deprecia ya alrededor de un 8%.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud