Bolsa, mercados y cotizaciones

Por qué es positivo para los alcistas que no haya apenas cambios en el Ibex 35

La bolsa española ya mira de frente a sus primeras resistencias
Madrid icon-related

Las últimas horas de cotización en el Ibex 35 apenas han arrojado cambios significativos. Ni en su cotización, ni en su aspecto técnico. El selectivo español ha iniciado la semana con movimientos anodinos, fruto de la resaca lógica tras lograr la semana pasada poner el contador del año a cero al recuperar los 10.000 puntos y acercarse a los 10.200 puntos, pegado casi al techo del proceso de consolidación que inició a mediados de diciembre pasado desde los 10.300 puntos.

"Esta consolidación está sirviendo para digerir la fuerte y vertical subida que llevó en apenas mes y medio al Ibex 35 de los 8.879 a los 10.300 puntos", repara Joan Cabrero, analista técnico y estratega de Ecotrader, quien hace especial hincapié en que el hecho de que el selectivo español necesite tantas semanas para corregir una subida de apenas mes y medio "es algo que es de todo menos algo bajista ya que eso suele ser habitual en procesos consolidativos previos a mayores alzas".

"De hecho", matiza el experto, "sigo pensando que en cuanto termine esta fase de consolidación, el Ibex 35 retomará su tendencia alcista en busca de siguientes objetivos que manejo en los 11.184 puntos, que son los altos del año 2017".

Análisis técnico estratégico del Ibex 35

Análisis técnico estratégico del Ibex 35

Eso sí, si bien es cierto que el proceso consolidativo que desarrolla el selectivo español hace presagiar que un escenario alcista es el más probable de cara a los siguientes meses, también lo es que operativamente se mantiene el riesgo de que en el más inmediato corto plazo, el Ibex 35 acabe yendo a buscar apoyo a la directriz alcista que surge de unir los mínimos de 2022 y de 2023.

Esta directriz discurre ahora por los 9.700-9.750 puntos, que a la postre supondría un simple ajuste del 38,20% de toda la subida que nació en los 8.879 puntos, y su alcance será una nueva oportunidad para comprar bolsa española, teniendo presente que un escenario alcista será el más probable mientras una eventual caída no perfore los mínimos de octubre pasado en los 8.879 puntos, donde sigue estando la línea divisoria que separa un contexto alcista de uno bajista a medio plazo", sentencia Cabrero.

Impera la cautela

La bolsa española (y las europeas y amercianas) se mantienen a la espera de ir conociendo más información sobre los últimos datos de inflación de las economías más importantes del planeta que se publicarán esta semana. Todas las miradas apuntan, en ese sentido, al índice de gasto de consumo personal de EEUU o PCE por sus siglas en inglés. Este indicador de inflación -el preferido por la Fed- se publica el jueves, pero también hay que vigilar el informe de inflación preliminar de la eurozona relativo a febrero, que se dará a conocer el viernes.

A la espera de saber su evolución, el foco de atención está puesto en las intervenciones de varios miembros de la Reserva Federal, el Banco Central Europeo y el Banco de Inglaterra que se irán sucediendo a lo largo de la semana, que son las que están favoreciendo que el mercado se muestre más cauteloso en las últimas horas, a la espera de ir recopilando información. De ahí el tono mixto en Asia, donde las bolsas en Japón, Corea del Sur y Taiwán cayeron, mientras que la mayoría de las chinas subieron.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud