Bolsa, mercados y cotizaciones

Las subidas en bolsa de Europa y Wall Street se logran con la mitad de valores en negativo

  • El S&P 500 sube casi un 7% en el año con el 40% de las firmas en 'rojo'
  • El 47% de las compañías del Stoxx 600, por su parte, también están en pérdidas
  • Nestlé y Roche Holding son las que más puntos le restan al índice europeo
Pantalla de bolsa. Archivo.

Las principales bolsas de este y el otro lado del Atlántico no solo acumulan ganancias en el año, sino que su cotización alcanza máximos que no había visto anteriormente en su historia bursátil. Estas cifras son del todo alentadoras si se atiende al cómputo general de estos índices, pero al desgranar por valores, la cosa cambia. El casi 7% que anota en el año el S&P 500, que agrupa a las compañías más representativas de EEUU, lo hace con el 40% de las firmas en pérdidas. Lo mismo ocurre con su homólogo europeo, el Stoxx 600, que sube en torno al 3,6% en 2024 con el 47% de las compañías que lo componen en rojo.

Dicho de otra manera, solo unas pocas empresas se echan a las espaldas las subidas de ambos índices, ya que de ellas depende gran parte de los puntos ganados. En el caso de la bolsa europea, ASML, Novo Nordisk, LVMH y SAP aportan hasta el 52% de la subida del Stoxx 600 en lo que va de curso. Es decir, cuatro compañías, de las 600 que lo componen, aportan más de la mitad de lo ganado.

En Wall Street el ejercicio es el mismo, pero en este caso son las tecnológicas las responsables del buen hacer bursátil del índice, con Nvidia, Walmart, Meta, Microsoft y Amazon aportando casi el 60% de los puntos del S&P 500, en un año en el que la tecnología está ocupando la primera plana en renta variable. Al igual que en el S&P 500, la tecnología ocupa un lugar importante en las cifras del la plaza europea. De hecho, el sectorial tecnológico que agrupa a las firmas más representativas del Viejo Continente de esta industria, el Stoxx 600 Technology, es el más alcista de 2024, con un rebote de más del 12%, frente al 3,6% que sube el índice general.

Las compañías que más restan al índice, al igual que las que más suman, no son las que más pierden o ganan en bolsa, ya que esta proporción depende del peso que las mismas tengan dentro del índice, según su capitalización bursátil. Por lo tanto, pese a no estar entre las más bajistas del índice europeo (Watches of Switzerland, Embracer o Evotec son las que más corrigen, ver gráfico más abajo), Nestlé y Roche son las que más empujan a la baja.

"Hay un reducido número de compañías a nivel global que han incrementado su tamaño durante los últimos años hasta el punto de tener un peso muy destacado en los principales índices de referencia en lo que cotizan. Para ponerlo en contexto, cualquiera de las tres compañías más grandes en Europa, Louis Vuitton, ASLM o Novo Nordisk tienen una capitalización bursátil similar a todas las empresas que componen el Ibex 35. El caso es todavía más llamativo si lo comparamos con las empresas de mega capitalización norteamericanas, solo Apple vale alrededor de seis veces más que todo el selectivo español", explica en este sentido Joaquín Robles, analista de XTB.

"Durante los últimos meses las subidas bursátiles han estado impulsadas por estas compañías, que se han revalorizado en el último año más de un 40% en su mayoría. Es probable que esta tendencia continúe, ya que a pesar de que cotizan a unos múltiplos muy elevados, siguen batiendo expectativas cada vez que publican resultados", añade el experto, y completa que "una de las razones por las que durante los últimos años ha proliferado tanto la inversión a través de ETFs es precisamente porque los pequeños inversores quieren estar expuestos a estos valores. Por lo general, este tipo de compañías tiene una posición dominante en los negocios en lo que opera, lo que les permite mantener unos ingresos constantes y registrar grandes beneficios con lo que seguir invirtiendo en innovar para crear nuevos mercados. Muy pocas empresas pueden seguir el ritmo de estos gigantes y esto es lo que las hace tan poderosas", finaliza.

En cuanto a la perspectiva de ganancias para este año, Sergio Ávila, analista de IG, aclara: "Esperamos que esta concentración de ganancias continúe durante el resto del año, con sectores como tecnología, salud y consumo básico liderando el crecimiento", y recuerda que "para los inversores, estar fuera de estas compañías dominantes puede implicar perderse ganancias importantes, por lo que es crucial diversificar la cartera y considerar inversiones en ETFs sectoriales, de los mencionados, operar en índices o elegir valores individuales para aprovechar la tendencia general del mercado".

Nestlé y Roche, las que más restan

Nestlé está entre las firmas más grandes por capitalización bursátil del Stoxx 600, y por lo tanto, su caída anual del 3% la deja como la compañía que más puntos le resta al índice. La mítica firma de chocolate sufría una corrección del 5% el pasado 22 de febrero, día en el que rendía cuentas ante el mercado, lo que supuso su mayor caída desde mayo de 2022, con su cotización en mínimos de 2020. Y es que la firma reportó un crecimiento orgánico del 7,2%, el cual se quedaba por debajo de las estimaciones, con un beneficio neto que aumenta un 20%, hasta los 11.200 millones de euros.

"La inflación sin precedentes en los últimos dos años ha aumentado la presión sobre muchos consumidores y ha afectado la demanda de productos alimenticios y bebidas. En este contexto desafiante, logramos un fuerte crecimiento orgánico y una sólida mejora de los márgenes con un aumento de las inversiones en marketing y otras inversiones de crecimiento. Nuestra generación de flujo de caja libre volvió a niveles históricos", explicaba en la presentación Mark Schneider, CEO de Nestlé.

Ni siquiera el aumento del dividendo lograba salvar a la acción de Nestlé de la huida de los inversores, ya que la firma propondrá un dividendo de 3 francos suizos por acción (3,14 euros), que supone un aumento de 5 céntimos, marcando 29 años consecutivos de crecimiento del dividendo de la empresa.

La farmacéutica Roche Holding es la siguiente que más puntos le quita al Stoxx 600, con una caída anual de en torno el 5%. El laboratorio presentaba una caída del beneficio del 9%, hasta los 13.263 millones de euros (12.358 millones de francos suizos), que se debe, principalmente, al descenso de las ventas del negocio de diagnóstico de la compañía, donde se incluyen las pruebas de diagnóstico de la Covid-19.

Las reacciones de las casas de análisis no tardaban en llegar con una reducción de las estimaciones para los próximos años de JP Morgan: "Tras los resultados del cuarto trimestre de 2023 y la presentación de las previsiones para 2024-28, recortamos nuestra estimaciones de ventas en un 2-3% (2 puntos porcentuales debido a un aumento del efecto del tipo de cambio al 4% en 2024) y recortamos nuestras previsiones de BPA básico para 2024-28 en un 5-9%", indican desde el banco de inversión, que recomiendan vender los títulos de la farmacéutica.

Desde Deutsch Bank no se muestran mucho más optimistas con la evolución de la compañía, y ven problemas "en varios frentes en el ciclo del producto". "En general, el debate estratégico sobre I+D de Roche no es tan barato a 13,5 veces el PER del ejercicio fiscal de 24 años. El impulso del BPA sigue siendo negativo y los catalizadores escasean", completan.

Al otro lado del charco, son justo dos tecnológicas, Tesla y Apple, las que más puntos restan al S&P 500, ya que son las únicas que se descuelgan del arreón del sector. La compañía fundada por Elon Musk se encuentra entre las 10 más bajistas del índice en bolsa, con una caída que supera el 20%. Unas peores previsiones para la compañía penalizan con fuerza sus títulos, ya el consenso espera que las compañías del sector aumenten este año más de un 20% su beneficio por acción de media, excepto en Tesla, que cerrará el 2024 con un beneficio por acción de 3,13 dólares frente a los 3,12 del conjunto de los últimos doce meses.

Apple es la siguiente que, por ponderación, más empuja a la baja al S&P 500. Su caída en bolsa en 2024 es inferior que la de Tesla, pero su gran peso dentro del índice (con una capitalización de 2,8 billones) hace que la corrección del 5% le reste hasta 17 puntos netos al selectivo. "Los mayores retos de ingresos nos llevan ahora a prever un modesto descenso de ingresos para el ejercicio 2004, invirtiendo nuestras expectativas anteriores de crecimiento moderado. Dicho esto, aunque las expectativas de ingresos se moderan, Apple siguió sorprendiendo a los inversores con márgenes, con unos márgenes agregados del 45,9% en el primer trimestre", explican desde JP Morgan.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud