Bolsa, mercados y cotizaciones

Euforia en el mercado de deuda: los bonos de Estados Unidos a diez años ofrecen una rentabilidad inferior al 4%

  • Las compras en renta fija elevan los precios de los bonos soberanos
  • Los inversores enfrían la aversión al riesgo tras el último discurso de la Fed
Reserva Federal de Estados Unidos. Dreamstime
Madridicon-related

El bono de Estados Unidos con vencimiento a diez años ofrece una rentabilidad por debajo del 4% por primera vez desde julio. Una rápida caída de la aversión al riesgo de los inversores que mantienen una presión compradora sobre la deuda soberana estadounidense que contagia por extensión al resto de la renta fija (sin olvidar que el Banco Central Europeo también contribuyó a la compra de deuda europea). De hecho, en menos de 60 días el bono a diez años de EEUU cede 100 puntos básicos y se aleja de ese techo que hizo en octubre en el 5% (máximos de 2007).

La deuda estadounidense es el mejor reflejo de las políticas monetarias de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos. Tras la última reunión, en la que se confirmó que la Fed no seguiría elevando los tipos de interés, las lecturas del mercado fueron en sentido contrario. Hasta el propio presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, aventuró que hay motivos para ver hasta tres recortes de 25 puntos básicos cada uno en 2024.

Es decir, el año podría cerrar con la referencia del precio del dinero en el país en el 4,75%, si la inflación no da signos de provocar otro repunte de los precios que aleje a la Fed de su objetivo del 2%. El anuncio supone acelerar la flexibilización de la política monetaria de la Fed, dado que en la reunión de septiembre las previsiones de la institución abogaban por solo dos recortes en todo el ejercicio próximo.

Toda la curva de intereses de la deuda estadounidense se dejó llevar por las compras con mayor impacto en los tramos de menor vencimiento. Los bonos a dos años recortaron más de diez puntos básicos durante la jornada de ayer que se suman a los 15 que recortaron tras la reunión de la Fed. El bono a dos años cae hasta el 4,38% mientras que el bono a un año se sitúa por debajo del 5%. Los tramos más largos se mantienen sobre la barrera del 4%, como son el bono a 30 años, con un retorno del 4,11%.

La mayor parte de expertos consideró antes de la reunión que la Reserva Federal de Estados Unidos realizaría un discurso con tono duro para enfriar el rally bursátil de las últimas semanas. Sin embargo, las palabras de Power fueron en tono contrario. Ahora, el relato de los expertos se divide entre los que se dejan llevar por la euforia y los que creen que un aumento en la previsión de recortes de la Fed esconde un mal que el mercado aún o ha sabido identificar.

"Al lanzar un mensaje de confianza sobre la trayectoria de la inflación y apostar por una postura contraria a las agresivas expectativas la Fed ha abierto oficialmente la puerta a un ciclo de recorte de tipos", explicó el director de inversiones de Allianz Global, Franck Dixmier. "Es un punto de inflexión", matizó el experto.

"Tal fue la fraseología de Powell en la rueda de prensa que hay que sospechar que sabe más de lo que sabemos. Y no se trata de los datos macro. Eso ya lo vemos. Se trata más bien de lo que la Fed podría estar viendo bajo el capó", apuntaron desde ING que consideran que puede haber riesgos para la economía de Estados Unidos que no permitirían una política monetaria restrictiva tan larga en el tiempo como se esperaba tras la reunión de la Fed de septiembre.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud