Bolsa, mercados y cotizaciones

El petróleo cae con fuerza y pincha la estructura de backwardation en el crudo

Bombas de extracción de petróleo en la llanura. Foto de Alamy

Los futuros de petróleo han caído un 15% en poco más de un mes. El precio del Brent cotiza levemente por encima de los 81 dólares, mientras que el barril de West Texas, referencia en EEUU, ha perdido la cota de los 80 dólares. El escenario que parecía inimaginable cuando estalló el conflicto entre Israel y Hamás se está materializando: el mercado de crudo está bajo presión bajista y la estructura de backwardation se está desinflando poco a poco.

El mercado del petróleo sufrió este martes una 'cornada' importante. Los futuros de crudo Brent, la referencia de petróleo mundial, cerró con una caída del 4,19% en el día y cerró en su nivel más bajo desde julio. Mientras tanto, el West Texas, referencia de EEUU, se ubicó por debajo de los 80 dólares el barril por primera vez desde agosto. En la jornada de este miércoles, el precio del crudo Brent cae otro 1% y lucha por mantener los 80 dólares. El West Texas, por su parte, corrige un 1,5% y pierde los 77 dólares por barril.

"Es evidente que el mercado está cada vez menos preocupado por la posibilidad de que se produzcan interrupciones en el suministro en Oriente Medio... Los diferenciales entre los futuros de crudo se han reducido, lo que sugiere un mercado físico menos ajustado", asegura Warren Patterson, director de materias primas de ING.

El backwardation pierde fuerza

Esto último que indica el estratega de ING quiere decir que la estructura de backwardation del mercado está perdiendo fuerza, se está desinflando. La estructura de backwardation se produce cuando el precio actual (al contado) del petróleo físico es más alto que los precios que se negocian en el mercado de futuros.

Esto quiere decir que la demanda presente de petróleo es muy fuerte respecto a la oferta, lo que suele provocar una caída de los inventarios y una mayor tensión en el mercado. Este diferencial suele realizarse restando al barril al contado el precio del futuro de petróleo para dentro de 12 meses. Este diferencial ha caído en pocas semanas desde los casi 13 dólares de finales de septiembre a los 4,5 dólares de este miércoles

"Aunque es cierto que hay claras preocupaciones sobre la demanda que empiezan a afectar al mercado, la dinámica de la oferta también ha influido. Por ejemplo, las exportaciones rusas de petróleo crudo por vía marítima han aumentado en los últimos meses, lo que sugiere que Rusia no está cumpliendo con su recorte voluntario adicional", explica Patterson.

Los analistas IG añaden, además, que los inventarios de crudo estadounidenses han aumentado significativamente esta semana, lo que evidencia que el mercado no se encuentra en una situación límite, como se creía: "El Instituto Americano del Petróleo informó un aumento sorprendente de 11,9 millones de barriles en la semana que terminó el 3 de noviembre. Esto se suma a un aumento de 1,347 millones de barriles en la semana anterior. Los datos del API muestran un aumento neto de los inventarios de petróleo crudo en EEUU de 10,568 millones de barriles en lo que va del año".

China y el petróleo

Por otro lado, desde Commerzbank apuntan a que los datos sobre las importaciones chinas de petróleo también han influido en la caída de los precios. "Es cierto que las importaciones mostraron un ligero aumento hasta los 11,5 millones de barriles por día, pero como habían caído drásticamente el mes anterior, todavía están alrededor de 1 millón de barriles por día por debajo de los niveles alcanzados en el verano. Esto es decepcionante en vista de que las refinerías están procesando a niveles récord".

Por otro lado, existe un factor de largo plazo que también está conteniendo la subida de los precios del crudo: el constante goteo de hallazgos de petróleo en regiones ajenas a la OPEP (no implementan políticas oligopólicas). Este es el caso de Guyana o de Namibia, que han anunciado recientes descubrimientos de petróleo en sus aguas.

La OPEP promete pero no ejecuta

Además, los datos de ventas de petróleo de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) siguen siendo sólidos, lo que contradice su política de agudos recortes. Esto revela que hay países que no están cumpliendo con sus cuotas de recortes y están aprovechando el todavía elevado precio del crudo para vender y hacer dinero mientras pueden.

"Las exportaciones de crudo de la OPEP han aumentado en cerca de 1 millón de barriles por día (bpd) desde su mínimo de agosto, como consecuencia de una demanda interna estacionalmente más baja en Oriente Medio. Parece que es demasiada oferta para ser absorbida por las naciones consumidoras de petróleo", asegura Giovanni Staunovo, analista de UBS.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud