Bolsa, mercados y cotizaciones

El mapamundi de los tipos de interés: quién sube, quién mantiene, y quién ha empezado a bajarlos

  • Los expertos avisan del impacto inicial positivo de la bajada de tipos para las bolsas
  • Los mercados compran una bajada de tipos en marzo en EEUU y en abril en Europa
Jerome Powell, presidente de la Fed
Madrid icon-related

El mundo ha vivido dos años de subidas de tipos, y este ciclo está llegando a su fin. Después de la crisis del coronavirus de 2020, la aparición del monstruo de la inflación a finales de 2021 cerraba una etapa de tipos de interés al 0% que se alargó durante toda la década posterior de la Gran Crisis Financiera y la crisis de deuda europea.

Los grandes bancos centrales del planeta, como la Reserva Federal estadounidense y el Banco Central Europeo, han subido tipos en el último año a un ritmo no visto en más de 40 años en EEUU, y sin precedentes en Europa, pero ya están dando señales de que el proceso está a punto de terminar. Los mercados, por su parte, están comprando que pronto comenzará el proceso inverso: bajadas de tipos de interés, una nueva hoja de ruta que ya han comenzado algunos bancos centrales, como el de Brasil, y el de China.

Los primeros en bajar tipos

Brasil fue la primera gran economía (tomando como referencia los países que forman parte del G20, las economías más grandes del planeta) que comenzó este ciclo de subidas de tipos. El Banco de Brasil, su banco central, empezó a subir los tipos en marzo de 2021, y el pasado 2 de agosto los recortó. Lo hizo en 50 puntos básicos, más de lo que esperaban los analistas, hasta dejar los tipos en el 13,25%, los más altos entre el grupo del G20. A pesar del recorte, el país todavía tiene que lidiar con una inflación alta, con el mercado esperando que se mantenga en el entorno del 4,1% en 2024.

Para los inversores en bolsa y bonos, la bajada de tipos supone un apoyo del banco central, pero no hay que olvidar que los procesos de bajadas del precio del dinero suelen responder a una ralentización del crecimiento económico que también puede venir acompañada de caídas para las bolsas. Sin embargo, en este caso, para Nenad Dinic, estratega de renta variable de Julius Baer, "la combinación de tipos a la baja, valoraciones atractivas, un entorno político que va mejorando y un posicionamiento de los inversores relativamente bajo sugiere que hay un potencial alcista importante de cara a los próximos 9 a 12 meses", explica.

Ben Laidler, estratega de mercados de eToro, explica en el mismo sentido cómo "el ciclo mundial de los tipos de interés está cambiando a medida que cae la inflación. Chile recortó los tipos de interés un 1,0% a finales de julio y Brasil le siguió con un recorte del 0,5%. Son los primeros bancos centrales importantes que empiezan a recortar los tipos", indica, y avisa de cómo "la renta variable suele repuntar en el primer recorte, cuando se produce cierta recogida de beneficios".

El Banco de Brasil empezó a subir tipos en marzo de 2021 y el 3 de agosto ha empezado a recortarlos

China es el otro país que ha bajado los tipos este verano, aunque en su caso, el precio del dinero lo marcan con las exigencias mínimas de reservas para los grandes bancos del país. Los recortó hasta el 10,75%, 75 puntos básicos, y lo ha hecho para intentar impulsar el crecimiento del país, en un momento en el que las cifras de PIB están mostrando más debilidad de la esperada, y el país tiene que lidiar con una crisis en el sector inmobiliario que ya se alarga más de un año.

¿Cuánto durará la 'meseta'?

La gran pregunta, una vez la Fed y el BCE terminen el proceso de subida de tipos, es cuánto tiempo los mantendrán en los niveles actuales, el 5,5% en EEUU, y el 4,25% en la zona euro. Los inversores están descontando que el recorte en el precio del dinero no tardará en llegar, ya que, según los futuros sobre los tipos de interés, en Estados Unidos se compra que el primer recorte se producirá en marzo de 2024, mientras que para Europa las expectativas apuntan al mes de abril. Países como Corea del Sur, India, Indonesia, México y Sudáfrica aún no han empezado a bajar tipos, pero ya llevan varios meses sin aumentar el precio del dinero, señal de que los bancos centrales de estos países pueden estar preparando el cambio de estrategia de política monetaria que se está fraguando en todo el mundo.

Si se cumple el calendario de tipos que ha comprado el mercado para la Fed y el BCE, esto supondrá una meseta en el techo de tipos de ocho meses en Europa, y de siete en Estados Unidos, siempre y cuando no haya más subidas en este ciclo.

El mercado compra el primer recorte de la Fed en marzo de 2024, y lo sitúan en abril para la zona euro

Históricamente, tanto la Fed como el BCE no suelen mantener el techo de tipos durante demasiado tiempo: la media histórica es de 5,77 meses para la Fed, desde que los tipos tocan techo, hasta que se produce el primer recorte, y de apenas 3,33 meses en la zona euro. Eso sí, en este último caso el periodo de referencia es mucho más corto que en EEUU, ya que el BCE no empezó a operar hasta el año 1999, hace apenas 24 años.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud