Bolsa, mercados y cotizaciones

Brasil recorta los tipos de interés tras un año de pausa en su política monetaria

  • La referencia para el país tras el ajuste de 50 puntos básicos a la baja se sitúa en el 13,25%
madridicon-related

El banco central de Brasil estuvo durante los últimos doce meses con los tipos de interés de referencia pausados en el 13,75%. Y aunque el mercado esperaba un recorte de los mismos, más tarde que pronto, no se barajaba como el más probable el ajuste a la baja de 50 puntos básicos anunciado la madrugada de este miércoles, el primero en tres años. De hecho, solo el 20% de los analistas que recoge Bloomberg vieron cumplido su pronóstico.

Los precios comenzaron a crecer sin medida en Brasil mucho antes de que en Europa saltaran las primeras amenazas de una inflación descontrolada. De ahí que el banco central de Brasil emprendiera un duro ajuste de su política monetaria que llevó a la institución a subir los tipos de interés en 1.175 puntos básicos en poco más de doce meses.

Pero este rápido ascenso cortó de raíz la evolución del IPC nacional que cae desde mayo del año pasado del 12,1% (el techo desde 2022) al 3,16% actual. Y en estos niveles, el responsable de la política monetaria brasileña decidió que era el momento de relajar su política. No obstante, la decisión no fue unánime. Según recoge Reuters, el recorte de tipos estuvo marcado por una división entre los miembros de la junta con cinco personalidades a favor del movimiento de 50 puntos básicos y cuatro que se mostraron más partidarios de ejecutar un movimiento de 25 puntos a la baja.

Ahora, el mercado baraja más recortes en próximas reuniones y proyectan otro recorte de 50 puntos básicos para la reunión del 20 de septiembre. Según el consenso de mercado recogido por Bloomberg, los tipos de interés de referencia en Brasil estarán por debajo del 9% en un año, lo que supone un recorte de 425 puntos básicos en doce meses.

El real brasileño cayó con el fin de la pausa de la política monetaria en el país. Aunque aún saca más de un 8% frente al dólar estadounidense cede más de un 3% desde el recorte de tipos. Así, un dólar se camba por 4,85 dólares. Por contra, la rentabilidad de los bonos soberanos brasileños no reflejan el deterioro de la aversión al riesgo con la flexibilización de la política monetaria brasileña. El contexto macro levantó el retorno de toda la deuda soberana en el mercado secundario y deja al brasileño a diez años en el 6,3%.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud