Bolsa, mercados y cotizaciones

Wall Street se juega volver a máximos si el Dow Jones supera los 34.700 puntos

  • Si el índice bate la resistencia, de la que se sitúa a un 1%, conducirá al mercado a altos históricos
  • El S&P 500 y el Nasdaq 100 podrían subir un 8,3% y un 10,2% adicional, respectivamente
Madrid icon-related

Las subidas de tipos por parte de la Reserva Federal de EUUU todavía no han llegado a su fin y así lo expresó Jerome Powell, presidente del organismo, la semana pasada en Sintra. Un mensaje que se sostiene en la robustez que está mostrando la economía estadounidense. Solo la última semana, los datos macroeconómicos conocidos, como el PIB interanual -tras la última revisión, en el primer trimestre es del 2%- o los del mercado laboral, con un paro en mínimos históricos y la creación de empleo al alza, hicieron gala de ello y superaron todas las estimaciones. Por mucho que la Fed recrudezca más su mensaje, el ánimo de los inversores, apoyados por la solidez económica, sigue generando un optimismo inesperado en las bolsas que, en el caso de Wall Street, mirando ya hacia sus máximos históricos, podrían vivir una gran traca final.

"Llegados al ecuador de este año son muchos los que pueden pensar que hasta aquí hemos llegado, pero un servidor se resiste a descartar la posibilidad de ver un éxtasis final de un 10% en las bolsas y la llave de esta apoteosis o, como lo llamé semanas atrás, desmadre a la americana, la tiene Wall Street", esgrime el asesor y estratega de Ecotrader, Joan Cabrero. Con uno de los mejores cierres semestrales que se recuerdan en muchos años -el Nasdaq 100 firmó el mejor primer semestre de toda su historia y el S&P 500 logró su mejor cómputo desde 2019-, para seguir hablando de optimismo en el mercado norteamericano, la llave está en el Dow Jones.

"Para que gane enteros la posibilidad de ver este éxtasis del 10% es necesario que los alcistas asesten una nueva cornada a los bajistas y para ello el Dow Jones debe batir resistencias en los 34.700 puntos [se sitúa a menos de un 1%], que han frenado las subidas hasta en siete ocasiones desde el año pasado", explica Cabrero y añade que "si bate esta resistencia es muy probable que se dirija a los altos de 2021 en los 37.000 puntos y hasta ahí hay un margen de subida del 7%".

En este contexto, la superación de resistencias del Dow Jones apoyará la tendencia alcista en el S&P 500 y el Nasdaq 100 hacia máximos históricos, situados actualmente en los 4.769 puntos y los 16.573 puntos respectivamente, de los que se encuentran a un 7% y un 9%.

Una vez se haya borrado toda la caída que nació en estos altos históricos marcados entre 2021 y 2022, podrá tener lugar una gran traca final. Este éxtasis podría conducir al S&P 500 hasta los 4.818 puntos que, sobre niveles actuales, le otorgan un margen de subida del 8,2%. En el selectivo tecnológico, el potencial alcista es aún mayor y los 16.764 puntos que podría llegar a alcanzar, le dejan un margen de subida del 10,2%.

"Llegados a este punto, el sentido común nos indica que la bolsa es más un mantener que un comprar. Soy partidario de aprovechar las últimas alzas para recoger beneficios poco a poco, pues pillar el máximo o techo del rebote será más una cuestión de suerte que de técnica", recomienda el experto.

En el continente europeo, el EuroStoxx rozaba este lunes los actuales máximos anuales, en los 4.408 puntos con los que se quedaba a menos de un 4% del techo pre Lehman (actuales máximos históricos). A nivel técnico, Cabrero sostiene que "la principal referencia europea tiene entre ceja y ceja volver a niveles donde cotizaba antes del techo de Lehman Brothers el año 2007, en la zona de los 4.572-4.600 puntos. Hasta esa resistencia clave de medio/largo plazo hay todavía un margen de subida cercano al 4% y su alcance ganaría enteros superando los 4.415 puntos".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud