Bolsa, mercados y cotizaciones

¿Y si las alzas de tipos no han terminado en EEUU? La economía del país no se rinde ante la Fed

  • La tasa de desempleo se mantendrá en el 3,7% otro mes más
  • El último PCE recoge la caída de los precios pero el empleo en EEUU muestra todavía su resistencia a caer
  • Los PMI de la Eurozona reflejan la contracción de la economía común
Reserva federal de EEUU
madridicon-related

El crecimiento de la economía de Estados Unidos del primer trimestre del año se revisó al alza recientemente hasta anotar un 2%. Una dinámica que muestra mayor resistencia a las políticas de la Reserva Federal de Estados Unidos y que obliga al mercado a pensar en nuevas subidas de tipos de interés en el país en el corto plazo.

La primera semana de julio marca el inicio del segundo semestre del año y traerá consigo nuevos datos macroeconómicos de Estados Unidos que pueden ayudar al presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, a tomar la decisión de uno o más alzas de 25 puntos básicos como ya barajan varias firmas de análisis. El mismo lunes se publicarán los datos de PMI manufacturero en el país para el mes de junio y más adelante, el jueves, llegarán los vinculados al sector servicios. Hasta la fecha, ambos han reflejado la expansión de Estados Unidos que en el caso del manufacturero sube desde el pasado mes de febrero.

Pero serán los datos del mercado laboral los que atraerán la atención de los inversores en el arranque del semestre con la variación de las nóminas no agrícolas estadounidenses y con la tasa de desempleo del país hasta junio (ambos indicadores se darán a conocer el próximo viernes). El desempleo escaló en la última revisión hasta el 3,7%. Y para el mes de junio las previsiones que recoge Bloomberg apuntan a que se repetirá la cifra del mes anterior, aunque hay quienes barajan una caída de una décima. En cualquier caso, esto evidenciaría "la fortaleza de la economía norteamericana", como recogen desde Bankinter, y condicionarán a la Fed que publicará las actas de su última reunión el 5 de julio. "La economía sigue dando pruebas de resiliencia, sobre todo en el sector inmobiliario residencial, donde la construcción de nuevas viviendas ha superado las previsiones. En cualquier caso, el ciclo de alzas de las tasas de interés en EE. UU. está llegando a su fin", sintetizó el responsable de inversiones en Julius Baer, Yves Bonzon.

El mercado europeo funcionará la semana que viene sin la referencia de Wall Street el 4 de julio por ser festivo nacional (Día de la Independencia) pero tendrá sus propios indicadores de cómo evoluciona la eurozona con el cierre de los seis primeros meses del año que condicionará la evolución de las bolsas del Viejo Continente.

Es el caso del PMI manufacturero europeo, que se actualizará al inicio de la semana y que continuará en zona contractiva (por debajo de los 50 puntos como lleva haciendo desde agosto del año pasado) si se cumplen las proyecciones del mercado. Y se dará el dato definitivo del indicador de gestoras de compras del sector servicios cuyo dato adelantado se situó en el 52,4%.

Con el encuentro de Sintra de banqueros centrales aún fresco, se espera para el cierre de la semana que viene una nueva intervención de la presidenta del Banco Central Europeo. Hasta la fecha, Christine Lagarde se mostró firme en su lucha contra la inflación, por lo que el experto de Citi, Jaime Searle, no descarta que el discurso de tipos "más altos por más tiempo persista entre una inflación subyacente que se niega a bajar de manera convincente y la posibilidad de una dinámica recesiva que se afianza", según el experto de la firma.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud