Bolsa, mercados y cotizaciones

Todavía se mantiene en pie el desacato

El debate entre 'toros' y 'osos', en todo lo alto
Barcelonaicon-related

El impresionante comienzo de año en las bolsas europeas no deja a nadie indiferente y lo podríamos calificar como un verdadero desacato o falta de respeto hacia la ley impuesta por Wall Street durante los últimos 20 años, como refleja a la perfección el hecho de que durante esta semana los principales índices del Viejo Continente han llegado a estar un 10% en positivo en el año mientras al otro lado del Atlántico apenas hay una revalorización del 2-3%.

 Que Europa podía hacerlo mejor que Wall Street les aseguro que es una cantinela que hace años vengo escuchando y permítanme que todavía no las tenga todas conmigo, sin perjuicio de que parece que estamos ante una buena oportunidad que marque el fin del rendimiento inferior estructural y persistente de las acciones europeas frente a las estadounidenses.

Que la zona euro no entre en recesión en 2023, al contrario de lo que habían previsto la mayoría de expertos hasta el momento, los bajos precios del gas debido a un invierno inusualmente suave, la exposición de Europa hacia la reapertura de China, mayor que la que presenta EEUU, o las mejores revisiones de beneficios en Europa que en EEUU, son algunos de los elementos que apoyan que ese desacato se mantenga en pie, pero me cuesta olvidar el refrán que nos dice que donde manda patrón no manda marinero...

Hasta el momento las bolsas europeas han sabido aprovechar a la perfección el igualado debate que mantienen alcistas y bajistas en Wall Street, concretamente entre aquellos que compran favoreciendo la posibilidad de asistir a un repunte de al menos un 7-10% y aquellos que venden para evitar un escenario de caídas que también podría ser del orden del 7-10%.

En este sentido, vengo insistiendo que para ver el cielo o poder favorecer alzas adicionales en torno a un 7-10% es preciso que el S&P 500 logre romper la directriz bajista que viene guiando de forma milimétrica la fase bajista durante el último año, para lo cual debería batir la zona de los 4.000 enteros y superar primeras resistencias relativas en los 4.100 puntos. Ahora bien, mientras no se abra ese cielo habrá que seguir pendientes de ver si se abre paso el infierno, esto es caídas en torno a un 7-10%, lo cual ganaría enteros si se pierden soportes de 3.700/3.750 puntos.

Análisis estratégico del S&P 500
Análisis estratégico del S&P 500

Operativamente, llegados a este punto de igualado debate mi recomendación es que con toda la tranquilidad del mundo esperen a que se resuelva el mismo. Aumenten la exposición a bolsa si el S&P 500 supera los 4.000/4.100 y reduzcan si caen soportes de 3.700/3.750 puntos.

Superando el S&P 500 los 4.100 todo apuntaría a que el EuroStoxx 50 se dirigiría a buscar los altos del año pasado en los 4.415 puntos, que están a un 7,50% de distancia, mientras que si el S&P 500 pierde los 3.700/3.750 puntos me temo que las bolsas europeas devolverían todo lo ganado hasta ahora.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud