Bolsa, mercados y cotizaciones

Los gestores con más peso en banca ven más potencial y una crisis 'suave'

  • CaixaBank y Bankinter verán crecer su beneficio a tasas del 10% anualizado
  • Las entidades cotizan con un descuento del 45% sobre fondos propios
  • El dividendo bancario rentará más de un 5% ya este año, con BBVA en el 7,7%
BBVA. Archivo

Con un potencial medio del 40% en bolsa para los próximos doce meses, todavía hay quien se plantea si es momento de tener bancos en cartera e, incluso, de si será oportuno deshacerse de ellos ante la recesión económica que se asoma ya a la vuelta de la esquina. La banca ha vivido una década adormilada, recuperándose de la crisis de deuda de la zona euro... cuando los británicos -aún sin Brexit y sin la libra en la paridad frente al euro- bautizaron a los países del Mediterráneo como los PIGS. Pero el verano cambió las tornas y aceleró lo que, a priori, se esperaba a medio plazo.

"Se produjo un claro cambio de sentimiento a raíz de la reunión de Jackson Hole al entender que los tipos seguirían al alza, más rápido de lo previsto y, sobre todo, se comprendió que no iban a volver donde previamente habían estado", apunta José Ramón Iturriaga, gestor del fondo Okavango Delta, de Abante Asesores, que cuenta con un 33% de la cartera invertida en el sector financiero. "El activo más valioso de un banco central es su credibilidad y no están dispuestos a volvérsela a jugar" con lo que la previsión de tipos en la eurozona al 2,5% para el primer trimestre del año que viene -como descuenta el consenso- y del 4,5% en EEUU, tal y como reconoció el propio gobernador de la Fed, Jerome Powell, en la reunión de hace dos semanas, se dan por hecho en estos momentos.

Abante: "La guinda del pastel para pensar en más subidas en la banca es que nadie los tiene"

elEconomista.es ha recogido la opinión de los gestores de fondos de inversión de renta variable española que cuentan con una mayor ponderación del sector bancario en sus carteras para conocer cómo ven el sector tras las últimas subidas de tipos de interés de comienzos de septiembre, que han llevado al precio del dinero en la zona euro al 1,25%, niveles no vistos desde 2011. Grosso modo los gestores creen que todavía hay mucho potencial entre los bancos nacionales, quienes ni siquiera han reflejado en sus resultados el alza de los tipos. Comenzarán a hacerlo los próximos años. Se espera una mejora del 16% para el resultado neto de los bancos del Ibex de 2021 a 2023, aunque reconocen que los analistas aún no han incorporado en sus previsiones la última subida de tipos. De media, las entidades cotizan con un descuento del 45% sobre el valor de sus fondos propios. Solo Bankinter ha recuperado su prima histórica sobre la cotización. Y, además, las previsiones hablan de dividendos al alza, que rentarán de media más de un 5% con cargo a las cuentas de este año.

"Con los tipos apoyando, la cuenta de resultados de los bancos va a volar en los próximos años porque se cumplen todas las condiciones: valoraciones de 5/6 veces multiplicador de beneficios (PER, por sus siglas en inglés) en mínimos, subida del euríbor sin todavía ninguna presión para retribuir en el pasivo y, la guinda del pastel, es que no los tiene nadie [en cartera]", sostiene Iturriaga.

"En los últimos diez años la mejor manera de generar alfa en la cartera era no tener bancos. Hemos pasado por ampliaciones de capital, por un desapalancamiento enorme de las familias y por caídas de tipos de interés, pero ahora el sector vuelve con una formación totalmente distinta que hace diez años, bien capitalizado y con mucha liquidez en el sistema, con un porcentaje de depósitos del 70% con respecto a los préstamos [loan to deposit, según sus siglas en inglés]. El negocio de los bancos vuelve a tener sentido y vuelven a hacer márgenes", reconoce Carlos López, gestor de BBVA Bolsa. Por este motivo, López cree que no han recogido "todo el potencial".

Trea Cajamar AM: "No todos han adaptado rápido su oferta hipotecaria a la subida del euríbor"

De media, los bancos nacionales cuentan con un recorrido alcista del 39%, Banco Santander es el que más potencial presenta -de casi el 60% a tenor de un precio objetivo en 3,86 euros-. Claro está que también es quien sufre mayores pérdidas en el ejercicio, cercanas al 16%, frente a un avance del 45% de CaixaBank y más del 30% de Bankinter o el 23% de Sabadell.

Carlos García González, gestor de renta variable de Mutuactivos, considera que las subidas de los bancos españoles podría "amplificarse" teniendo en cuenta el "movimiento que se ha producido desde el sector financiero de centro y este de Europa hacia España, por su menor exposición al gas ruso y a los efectos de las sanciones a Rusia". Mutuafondo España cuenta con Banco Santander y Bankinter en cartera en estos momentos dentro del sector bancario.

"También existe el riesgo de una rotación intrasectorial hacia valores que se han quedado atrás, como la banca italiana o de centro y este de Europa, o hacia los grandes bancos españoles [BBVA y Santander, que se han quedado atrás, ver gráfico]. La valoración de CaixaBank y Bankinter está por encima de la media histórica", continúa el gestor de Mutuactivos.

Desde Trea Cajamar AM, Víctor Morales, gestor de fondos, reconoce que optaron por "incrementar el peso en bancos, frente a aseguradoras u otros títulos financieros como Alantra" ante la subida de tipos de interés que se iba a producir. En la actualidad, cuentan con una ponderación del 23% en la cartera del Trea Cajamar Renta Variable España, con exposición a los seis bancos cotizados, aunque no descartan hacer movimientos pronto para reducir alguna posición. "Los resultados seguirán siendo buenos a corto plazo. Nuestra preocupación es sobre lo que pasará de aquí en adelante", sostiene Morales, que añade otra variable: el retraso con el que algunas entidades están reconstruyendo su oferta comercial de hipotecas ante una subida de tipos muy acelerada. "No todos han adaptado sus ofertas y también da la sensación de que hay mucha competitividad", lo que afecta a los diferenciales de la clientela de los bancos que, por así decir, no están siendo tan holgados como permitiría una subida tan rápida que todavía mantiene contenido su impacto sobre el pasivo (depósitos) que sigue sin retribuir.

Otro elemento a considerar es la velocidad de repreciación de la cartera de crédito de la banca, que, desde luego, todavía no se está notando de forma importante en su cuenta de resultados. Gemma Hurtado, gestora del fondo Solventis Aura Iberian Equity, recuerda que cada banco "reprecia" su cartera hipotecaria "a distintas velocidades, aunque lo normal es entre un año y dos (...) Sabadell, por ejemplo, reprecia con algo más de demora ya que toma como referencia el euríbor de los dos últimos meses".

Hurtado tiene claro que si "lo que se busca es apalancarse a este movimiento de tipos de interés" lo suyo es tener en cartera "entidades que tienen su cartera hipotecaria en la zona euro o en España, las que son domésticas". CaixaBank, con una quinta parte de las hipotecas de nuestro país en su haber, presenta la mayor sensibilidad a un alza de tipos. Por cada 100 puntos básicos de subida, su margen de intereses (que, junto a las comisiones, forma la partida de ingresos de un banco) se incrementa entre un 20% y 25%.

BBVA AM: "La calidad del activo de cada banco es clave ante la recesión que viene"

Desde BBVA AM reconocen que "tienen otra pata" en estos momentos, quizás por la que se están despertando ciertas reticencias entre los inversores, "que es la recesión que está por delante y que parece que es peor que lo que acabamos de pasar [en relación a la pandemia]. Y en este sentido tenemos que tener en cuenta la calidad del activo".

Recesión en el horizonte

Las cotizaciones de los bancos -como sucede con otros sectores como el inmobiliario- suelen ir íntimamente ligadas a la marcha de la economía, al crecimiento del PIB, con lo que las previsiones que dibujan una recesión en la zona euro para el cierre del primer trimestre de 2023 no ayudan. Carlos López, gestor de BBVA AM, no descarta empezar a ver "provisiones técnicas, que no cambiarán nada [de las previsiones] puesto que no contrarrestan, ni de lejos, la subida de tipos de interés", salvo que se produzca un deterioro del desempleo que hasta la fecha no se espera. En este punto, coinciden también otros gestores.

Solventis: "La mejor manera de apalancarse al alza de tipos son las entidades domésticas"

A cierre de junio, las seis entidades cotizadas situaron el volumen de provisiones en los 2.100 millones de euros, un 22% por debajo que en el mismo periodo del año anterior. Mientras, la tasa de mora del sector, según datos de España a cierre de julio, continúa en mínimos de 2008, en el 3,8%.

La subida de la inflación y un frenazo en el crecimiento económico hacen prever un aumento de la tasa de impagos que deberán asumir los bancos a partir del cuarto trimestre de este mismo año, según distintas firmas de análisis. La cuestión es conocer cuál será la magnitud de esta crisis y quién está más expuesto por otro lado, ya que la teoría económica lleva a pensar que la mora repunta antes en consumo y pymes y en último término en hipotecas.

Santalucía AM: "El coste de riesgo se normalizará y tenderá a subir a niveles de 40-60 puntos básicos"

Antonio Manzano, gestor de Santalucía Espabolsa -fondo que cuenta con una ponderación del 12% en bancos (Unicaja, CaixaBank, Santander y Bankinter), afirma que "los bancos tienen capital de sobra" para afrontar una situación de crisis, "con provisiones Covid que todavía no han utilizado", a pesar de que "el coste del riesgo, en mínimos históricos, tenderá a normalizarse en el entorno de los 40-60 puntos básicos". El gestor destaca, asimismo, que es importante tener en carteras bancos que "por primera vez en la última década van a ser capaces de cubrir el coste del capital", como es el caso de CaixaBank o de Bankinter, para quienes la previsión es de un ROE (retorno sobre el capital, según sus siglas en inglés) superior al 10% este año.

Desde Solventis, Hurtado coincide en que la crisis que está por venir será "menor que otras anteriores" y en ello ayudará la nueva creación de hipotecas de los últimos cuatro-cinco años, "un 70%-75% de la cual se ha firmado a tipo fijo, lo que significa que las hipotecas más recientes no van a tener ningún impacto por esta subida de tipos" y, por ende, ningún riesgo de impago. La gestora considera que, aunque se produzcan repuntes de morosidad, estos serán controlables por los bancos, más aún considerando que no se produzca una fuerte destrucción de empleo de cara al arranque de 2023.

Mutuactivos: "Puede darse una rotación hacia valores que han quedado atrás, BBVA y Santander"

Además, "la combinación de ayudas públicas, garantías sobre préstamos y el escaso crecimiento del crédito en años recientes nos hace pensar que este ciclo económico de recesión va a ser mucho más suave que el período 2008-2012, lo que permitiría a los bancos seguir pagando dividendos y mantener niveles de capital", apuntillan desde Mutuactivos.

BBVA y Banco Santander han confirmado esta semana su nueva política de dividendos con cargo a 2022. Alcanzan rentabilidades del 7,6% y 4,6%, respectivamente, según las previsiones a lo que habría que sumar, en cada caso, un segundo programa de recompra de acciones. El dividendo del sector, de media, ya superará una rentabilidad del 5% este año.

comentariosicon-menu1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

bancoooos
A Favor
En Contra

El credit suisse esta a 2 pasos de colapsar. Seguro q los bancos espanoles estaran imunes? lo dudo

Puntuación 0
#1