Bolsa, mercados y cotizaciones

El dividendo de BBVA renta un 7,7% y el del Santander un 4,6% tras las mejoras

  • El banco cántabro incrementa un 20% su retribución con un nuevo programa de recompras
  • La entidad que preside Carlos Torres aumenta el primer pago de 2022 un 50%, hasta 0,12 euros
Ana Botín, presidenta de Banco Santander. ARCHIVO

Banco Santander y BBVA han elegido días consecutivos para anunciar su política de retribución al accionista con cargo a los resultados de 2022. A grandes rasgos, ambas entidades mantendrán sendos programas de recompras de acciones para complementar unos dividendos en efectivo que van en aumento y que, por ende, cuentan también con rentabilidades al alza que, de media, superan el 6% solo teniendo en cuenta el pago en efectivo. Consulte aquí El calendario de próximos dividendos de la bolsa española 

Con el primer dividendo de octubre/noviembre confirmado y la previsión de un segundo, según las estimaciones de Bloomberg, la rentabilidad de la retribución de Banco Santander llegará en 2022 hasta el 4,6% solo considerando el pago en efectivo y rebasará el 9% si a ello se añade la recompra de acciones prevista. En el caso de BBVA, su retribución en metálico renta, a los precios actuales, un 7,7% y superaría el 12,5% si decide implementar un nuevo buyback con cargo a los resultados de este ejercicio.

Segundo año de 'buybacks'

La entidad que preside Ana Botín aumentará el primero de los dos dividendos anuales un 20%, hasta los 0,0583 euros brutos por acción que distribuirá el próximo 2 de noviembre. Este pago representa un 20% del beneficio neto del primer semestre del año, que ascendió hasta los 4.894 millones de euros. La entidad tiene comprometido un payout del 40% del resultado, que distribuye desde el año pasado a partes iguales entre el dividendo en cash y el programa de recompra de acciones. Es por ello que Banco Santander anunció, además, que adquirirá títulos por un importe de 979 millones de euros, el equivalente al 2,4% del capital del grupo. En total, entre el pago en efectivo y en especie con cargo al primer semestre del año, la retribución de la entidad asciende al 4,8%, y faltaría la segunda parte del año.

Para el conjunto del año, el consenso de mercado espera que el dividendo en efectivo de Banco Santander ascienda hasta los 11 céntimos por acción, que renta un 4,6% a los precios actuales y después de que Santander asuma pérdidas en el año en bolsa superiores al 19%. La otra mitad la pagará en especie a través de la recompra de acciones. En total, el programa de buyback podría ascender hasta cerca de los 1.800 millones de euros a tenor del pago ya anunciado con cargo al primer semestre y de la previsión de beneficios para 2022. Los analistas prevén que las ganancias netas de Banco Santander a cierre de diciembre rocen los 8.900 millones de euros, un 9,4% superiores a 2021.

De confirmarse el importe de la recompra para este ejercicio, esta será un 6% superior a los 1.706 millones que destinó el año pasado a adquirir acciones propias.

De cara a los próximos ejercicios, los analistas prevén un dividendo en efectivo en aumento, en línea con el crecimiento del beneficio, que llegará hasta los casi 14 céntimos por título en 2023, lo que renta un 5,8% a los precios actuales, y superará los 15 céntimos en 2024, con una rentabilidad superior al 6,3%.

Un pago un 50% superior

BBVA ha dejado abierta la puerta a nuevas recompras después de haber dado por finalizado un buyback histórico -tanto por importe como por duración, de solo doce meses inicialmente, aunque finalizó a los nueve, en agosto, finalmente-. En total, la entidad presidida por Carlos Torres destinó 3.160 millones de euros a adquirir acciones propias desde noviembre del año pasado, el equivalente al 9,6% del capital social del grupo.

Por el momento, este jueves BBVA anunció el pago de un dividendo de 0,12 euros brutos por acción como primer pago de los dos previstos con cargo a los resultados de 2022, que será abonado el próximo 11 de octubre. Es un 50% superior a los 8 céntimos que abonó en octubre del ejercicio pasado. Para el conjunto del año el consenso espera un dividendo de 0,35 euros, lo que supone un incremento del 13% con respecto a 2021, cuando fue de 31 céntimos. Se prevé un segundo pago mayor -como ya es habitual- de 23 céntimos por acción de cara a abril del año que viene.

El dividendo previsto supera una rentabilidad del 7,7% a los precios actuales y se mantendrá así los próximos años (ver gráfico).

BBVA tiene comprometida una ratio de payout del 40% al 50% (frente al 35%-40% anterior). Con el abono de octubre, la entidad distribuirá tan solo un 25,5% del beneficio del primer semestre del año. Si se da por válida la previsión de los analistas de un pago anual de 0,35 euros, la entidad podría aprobar un segundo programa de recompra de acciones de unos 1.400 millones de euros para el conjunto del año. Con ella, la retribución al accionista del banco podría ascender hasta el 12,5% sumado al pago en efectivo.

Recientemente, su consejero delegado, Onur Genç, reconoció que la entidad estaría dispuesta a destinar parte del exceso de capital a recompras de acciones o bien a adquisiciones y fusiones "en mercados domésticos". Teniendo en cuenta la previsión de Bloomberg de un capital CET1 fully loaded del 12,53% para 2022, esto implica un exceso sobre el 11,5%12% de objetivo del banco de 1.740 millones de euros que podría destinar a recomprar.

10.000 millones en recompras

Si se cumplen las previsiones, los tres mayores bancos nacionales, junto a CaixaBank, habrán recomprado acciones con cargo a los ejercicios 2021 y 2022 por un importe total cercano a los 9.850 millones de euros, el equivalente al 10,4% de su capitalización actual de mercado.

El pago de Caixa renta 4,8%

La entidad que capitanea Gonzalo Gortázar solo abona un dividendo por año -normalmente en abril- y el consenso prevé que ascienda hasta los 0,16 euros brutos por acción, con una rentabilidad del 4,8%. Ahora bien, hay que tener en cuenta que el banco catalán es, en lo que va de año, el valor más alcista del Ibex 35, con ganancias del 36,7%, seguida de Bankinter, que avanza un 26%. Contrasta con las pérdidas del 13% de BBVA y del 19% de Santander.

CaixaBank ha ejecutado ya el 75% de su programa de recompra de acciones por valor de 1.800 millones de euros máximo, que puede extenderse hasta mayo de 2023 (por un periodo de 12 meses). Renta un 6,7% a los precios actuales.

comentariosicon-menu4WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments

Comentarios 4

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

No para los accionistas del Popular
A Favor
En Contra

No para los accionistas del Popular ni tampoco para los estafados del IBEX con su guerra sucia ,,Estos bancos son dos de los principales implicados junto a Caixabank , Ibertrola , Mutua Madrileña , etc

Puntuación -8
#1
vvm
A Favor
En Contra

Santander y BBVA están haciendo lo correcto. Mitad del beneficio para capitalizar al banco para reforzarlo e invertir para el fututo y la otra mitad para el accionista que siempre está cuando se le necesita. De los dividendos la mitad para recompra de acciones (temporal, ya que no tiene sentido comprar todas las acciones) debido a circunstancias de años pasados y la otra mitad al verdadero dividendo, el del efectivo. Los inversores activos y la programas automáticos valorarán tarde o temprano la retirada de acciones del mercado. Un 4 % de rentabilidad por dividendo está en línea con los bonos de interés perpetuo que emitían las grandes multinacionales en momentos normales. El BCE también está haciendo lo correcto. Los tipos de interés deben ser coherentes para tener controlada inflación. La estabilidad conlleva crecimiento. Los experimentos con gaseosa, please. La paciencia es la madre de la ciencia.

Puntuación 6
#2
Nicaso
A Favor
En Contra

! Qué manía la de cosiderar como retribución al accionista la recompra y amortización de acciones !. Con el mismo razonamiento como podríamos considerar las dos ampliaciones de alrededor de 7 mil millones de euros que el Santander realizó años pasados. Para el accionista lo que cuenta es el dividendo monetario recibido y la cotización del valor, el resto es puro cuento.

Puntuación 12
#3
A Favor
En Contra

BBVA está haciendo su recompra de acciones aparte de la retribución al accionista y porque le sobran fondos propios (su ratio de capital está claramente por encima del objetivo del 12%).

El Santander, por el contrario, lo hace con cargo a su pay out porque todavía no está claramente por encima de ese ratio del 12%. Debemos de suponer y suponemos que en la medida en que se supere ese ratio, al tiempo que aumentará su pay out, la recompra de sus propias acciones se hará con cargo a capital y no cargo al pay out.

En los dos casos, la razón fundamental de la compra de acciones propias no es retribuir a los accionistas (aunque también), sino la enorme diferencia que hay actualmente entre su valor y el precio al que cotizan en Bolsa.

Puntuación 0
#4