Bolsa, mercados y cotizaciones

Jackson Hole, el 'campamento' de los banqueros centrales: las claves de lo que dirá Powell sobre la Fed

  • Arranca el simposio con la reunión de la Fed de septiembre en el horizonte
  • Los mercados han descontado un tono algo más 'halcón' por parte de Powell
El presidente de la Fed, Jerome Powell, en la víspera de Jackson Hole. Foto. Bloomberg

Aunque los fastos empezaron este jueves, será este viernes cuando dé el verdadero pistoletazo de salida el esperado simposio de Jackson Hole. Se trata del cónclave anual de banqueros centrales organizado por la Reserva Federal de Kansas City desde 1982 y que este año vuelve a la presencialidad tras la celebración telemática de 2020 y 2021 por el covid.

La cita se celebrará a lo largo del fin de semana en el Parque Nacional de Grand Teton (en el estado de Wyoming) y en ella banqueros centrales de todo el mundo, académicos, pensadores económicos influyentes, responsables políticos y periodistas pondrán en común sus tesis.

La expectación es máxima por lo que diga en su discurso de apertura el presidente de la Fed, Jerome Powell (a partir de las 16:00 hora española), quien se barrunta que aprovechará el foco mediático de esta cita para sentar el marco futuro de los bancos centrales. No está tan claro que dé pistas sobre lo que hará la Fed a corto plazo y lo que esperan los mercados son indicios de si la subida de septiembre será de 50 puntos básicos o de 75.

La reciente bajada en las expectativas de inflación de los ciudadanos ante la caída de la gasolina y el frenazo de la inflación en la lectura de IPC relativa a julio provocaron en las últimas semanas un rally de alivio en el mercado al intuirse que la Fed aflojaría pronto su senda de endurecimiento, llegando a apostar los mercados por un recorte de tipos ya en 2023.

Al imponerse esa lectura y caer el pretendido endurecimiento de las condiciones financieras, varios miembros de la Fed se han lanzado en los últimos días a los medios (Esther George, Raphael BosticNeel Kashkari o James Bullard) para defender que la senda hawkish proseguirá ante los todavía endebles indicios de que la inflación se esté relajando. Eso hace prever un discurso algo más duro de Powell y por el bono americano a 10 años ha vuelto a rebasar en los últimos días el 3%.

"Como la Fed solo puede controlar las condiciones financieras, y como la Fed considera que su objetivo político es domar la inflación enfriando la economía, el resultado neto tiene que ser un mayor endurecimiento de las condiciones financieras. Por eso el mercado, con razón, espera un tinte de halcón del presidente Powell cuando se levante a hablar. Ahora existe la posibilidad de que el presidente Powell diga muy poco. Su guion se centrará en las perspectivas económicas, que podrían resultar bastante insípidas", señalan en una nota Padhraic Garvey y Benjamin Schroeder, analistas de ING.

"Existe el riesgo de que el mercado haya exagerado la acumulación de comentarios agresivos, lo que podría anular parte del descuento de la subida de tipos. Tal y como están las cosas, se espera que el tipo de interés de los fondos suba hasta el 3,75%. Hay espacio para que se reduzca un poco. Pero al mismo tiempo, este es un gran momento para que el presidente Powell bata las escotillas, endurezca ese descuento y tiente una tendencia hacia el 4%", vaticinan desde el banco holandés.

"Esperen que los comentarios de Powell tranquilicen al mercado sobre el compromiso de la Fed de frenar la inflación, pero conservando la flexibilidad para ajustarse en consecuencia según lo permitan los datos. Es probable que Powell intente hacer hincapié en un ritmo más lento de subidas, pero también en un período de tiempo más largo en territorio restrictivo, quitando un poco de viento a la narrativa del pivote (giro) dovish", sostiene Jack Janasiewicz, estratega de Natixis IM Solutions.

Subidas más pequeñas por más tiempo

Para Kevin Thozet, miembro del comité de inversión de Carmignac, "se trata de un difícil acto de equilibrio para los responsables políticos en Jackson Hole. Es probable que Powell quiera señalar que la Fed no ha terminado con el ciclo de endurecimiento, pero el mercado percibe que una desaceleración del ritmo de los aumentos es el comienzo de que la Fed se aleja del endurecimiento por completo. Probablemente, apunte a un mensaje de más lento por más tiempo".

Thozet cree que "el área en la que podríamos ver algún detalle más podría estar relacionada con el marco en el que opera la Reserva Federal; al fin y al cabo, el simposio está destinado a los académicos y a abordar cuestiones a largo plazo".

Los problemas para Powell

Más crítico se muestra Paul Donovan, estratega de UBS. Para el analista, Powell tiene problemas. "En primer lugar, como Powell ha echado por tierra el forward guidance (orientación futura), no se pueden creer las señales específicas para la decisión política de septiembre", explica.

"Segundo, Powell no es un economista. Greenspan, Bernanke y Yellen pronunciaron discursos en los que se exponía la filosofía de la Fed en torno al cambio estructural y las teorías que apoyaban. Powell carece de la formación necesaria para hacerlo", continúa.

En tercer lugar, acaba, "muchos ciudadanos estadounidenses no saben quién es Powell y la inmensa mayoría no escuchará una palabra de lo que diga Powell hoy. Un galón de gasolina tiene mucho, mucho más impacto en las expectativas de inflación que cualquier cosa que Powell diga hoy. Powell debería ofrecer una breve disculpa por los errores de política de junio y volver a tostar malvaviscos".

La cita de Jackson Hole cuenta con algunos hitos históricos. En 1990, asistieron los banqueros centrales de los países del antiguo bloque soviético, una clara señal de la unidad económica mundial al finalizar la Guerra Fría. En 2007, Ben Bernanke inició un giro hacia la emergencia en los primeros días de lo que se convertiría en la Crisis Financiera Global. En 2014, el entonces presidente del BCE, Mario Draghi, indicó que le preocupaba que la inflación fuera persistentemente demasiado baja, sentando las bases para la versión europea de la QE.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud