Bolsa, mercados y cotizaciones

Una Fed más agresiva en Jackson Hole llevará al bono al 3,7% en solo un mes

  • Todo el mundo espera pistas sobre la decisión que tomará la Fed en septiembre
Madrid icon-related

En los próximos tres días el valle de Jackson Hole, en el estado de Wyoming, se convertirá en el centro de la política monetaria y de la economía mundial. Los señores del dinero, los grandes banqueros centrales del planeta, llegan a este paraíso natural de la Norteamérica profunda, para debatir sobre "las barreras de la economía y la política monetaria", un encuentro en el que participarán distintas personalidades del mundo económico durante los próximos días.

El encuentro girará sobre el futuro de la política monetaria en general, pero los mercados atenderán al encuentro con los dos ojos puestos en el futuro inmediato de los tipos de interés en Estados Unidos. Históricamente, la Fed ha aprovechado el encuentro de Jackson Hole para dar pistas sobre el futuro de su política monetaria, y ahora el mercado está pendiente de cualquier mensaje que ayude a anticipar si la Fed va a optar por mantener el rumbo establecido, o acelerar el proceso de endurecimiento de su política monetaria.

Una subida más agresiva

El encuentro en Jackson Hole llega menos de un mes antes de la reunión de tipos de la Fed de septiembre, que tendrá lugar los días 20 y 21, y todo el mundo está buscando pistas para intentar aclarar si la Fed se decidirá entonces por una subida de tipos de 50 o de 75 puntos básicos. La primera opción significaría seguir con el plan establecido, mientras que la segunda, que ha ganado peso durante los últimos días tras la publicación de las actas de la última reunión de la Fed, significaría llevar a cabo un movimiento más agresivo de lo que el bono estadounidense parece estar descontando hasta ahora.

Sin embargo, los inversores ya han empezado a asumir este nuevo escenario: la rentabilidad del bono con vencimiento a 10 años ha escalado en los últimos días hasta volver a superar el 3%, y los mercados están subiendo las apuestas, inclinándose cada vez más por que Jerome Powell, presidente de la Fed, aproveche su discurso de mañana (hablará a las 10:00, hora local) para reconocer que van a volver a repetir una subida de tipos de interés de 75 puntos básicos en septiembre.

El posicionamiento que han adoptado los especuladores apunta en esta dirección. Los hedge funds (fondos que invierten al alza o a la baja para intentar aprovechar al máximo cualquier contexto de mercado) han disparado las compras de posiciones cortas en la tasa de financiación nocturna (el antiguo Libor, que marca el precio al que se prestan el dinero los bancos a muy corto plazo) hasta alcanzar máximos históricos.

Récord de posiciones cortas

Según los datos que publica Bloomberg, en base al registro de la Comisión de Futuros de Productos Básicos de Estados Unidos (CFTC, por sus siglas en inglés), durante la segunda semana de agosto, las posiciones de los especuladores han alcanzado un nivel en el que descuentan que el bono estadounidense en el 3,70% en un mes, lo que significa que esperan fuertes ventas para el título de deuda estadounidense durante las próximas semanas, un escenario que sólo encaja con una política monetaria de la Fed más agresiva de lo previsto hasta ahora por los inversores.

Ahora la posición neta de los especuladores (posiciones largas menos posiciones cortas) ha alcanzado las 695.493 posiciones cortas, y esperar el bono en el 3,7% coincide con el tipo de interés más alto que se van a ver en Estados Unidos en este ciclo de subidas, según esperan, a día de hoy, los propios miembros de la Reserva Federal, y publica la institución en su gráfico de puntos.

"En vísperas del discurso de Powell, los mercados de tipos han retrocedido en lo que se refiere al yield, con los yield del Tesoro a diez años envueltos nuevamente en torno al 3%. Por lo tanto, los mercados están anticipando una declaración con un tono más duro por parte de Powell en la línea de una narrativa más alta durante más tiempo", explica David Norris, gestor de TwentyFour AM, butique de Vontobel AM.

Este, además, no es el único indicador que está reflejando la confianza de los inversores por un mensaje más duro por parte de Powell este fin de semana: las posiciones cortas en el cruce del euro dólar han alcanzado máximos del año, con una posición neta en corto de 2,6 millones de contratos en este momento, según ha publicado la CFTC.

Una política monetaria más agresiva por parte de la Fed, a la par que el Banco Central Europeo (BCE) mantiene un ritmo más lento en la subida de tipos, como ha ocurrido hasta ahora, auguran mayores subidas para el billete verde, en un momento en el que el cruce del euro con el dólar se ha devaluado hasta caer por debajo de la paridad por primera vez en más de dos décadas, y ahora se mueve en 0,99 dólares.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud