Bolsa, mercados y cotizaciones

Repsol nunca estuvo tan barata a pesar de que sube un 20% en 2022

  • La petrolera tiene ahora un PER de 3,2 veces y de 4,1 para 2023
  • Las previsiones de beneficio de la petrolera siguen al alza
  • El margen de refino pasó del 1,5% en el segundo tercio de 2021 al 23,3%

El pasado julio ha supuesto para Repsol anotar un recorte en el precio de su acción del 13,7%, lo que implicó registrar su peor mes desde julio de 2020. No obstante, y a pesar del rebote que ha experimentado en bolsa en lo que va de agosto, la acción de Repsol nunca estuvo más barata que en la actualidad.

El PER (veces que los beneficios previstos quedan recogidos en el precio de la acción) de la petrolera se sitúa en las 3,2 veces para los próximos 12 meses, según el consenso de mercado recogido por FactSet. Este ratio tan bajo que solo se ve dentro del Ibex 35 en la actualidad en ArcelorMittal y Acerinox (valores más habituados a mostrar un PER tan asequible) no viene dado solo por la depreciación de la acción de las últimas semanas.

En 2022 Repsol sigue sacando al año casi un 20% en bolsa, por lo que no se puede tachar de bajista al valor. De hecho, es el quinto valor más alcista en el año del Ibex 35. Es en las previsiones de beneficio para este año donde se encuentra la explicación al porqué de que esté tan barata. El beneficio operativo de Repsol registrará en 2022 su récord histórico en los 12.256 millones de euros, según FactSet, y un beneficio neto de 5.615 millones de euros, el doble de lo previsto en enero.

Para el año que viene el resultado neto caerá hasta los 4.127 millones de euros para el conjunto de los expertos, de la mano de los precios del crudo que tenderán a calmarse según las previsiones de Bloomberg. No obstante, el beneficio de la compañía seguirá estando muy por encima de los datos previos a 2022 de Repsol y, por ello, está reflejando un PER para 2023 a precio de saldo, en las 4,2 veces. Un multiplicador que está por debajo del promedio de los últimos 10 años (en las 12 veces) con el efecto distorsionador que supuso el PER de marzo de 2020, donde la pandemia arrasó con las previsiones de beneficio.

El primer día de enero del ejercicio en curso el consenso de mercado proyectaba que la petrolera sacaría 7.200 millones de ebitda, frente a los más de 12.000 que se estiman en la actualidad. Nada menos que un aumento del 70% en poco más de medio año. Obviamente, los cálculos del mercado no barajaban la guerra de Ucrania ni el auge de los precios de los carburantes en sus cuentas de enero. Estas variables son las que han permitido mejorar el rendimiento de refino de Repsol: la capacidad de la compañía de convertir el crudo en diésel, por ejemplo, y el rendimiento económico que saca de ello.

En el primer trimestre del año pasado Repsol registró un margen de refino del 0,2 dólares por barril. En el primer cuarto de 2022 llegó al 6,8. Pero el verdadero salto se produjo en el segundo trimestre cuando la petrolera española alcanzó el 23,3 dólares por barril gracias a un precio del crudo que el mercado estima que no se volverá a alcanzar este año. Esta mejora en el beneficio fue palpable en la publicación de resultados hasta junio (con un beneficio neto superior a los 2.500 millones de euros), donde el grupo aprovechó el resultado para recortar su deuda un 50% y aprovisionar 1.500 millones de euros aplicado al negocio del refino. Una partida a destacar por el analista de Renta4, Alfonso Batalla, "ante un entorno más complicado en Europa y su impacto en rentabilidad y competitividad de las instalaciones".

Objetivo en los 17 euros

Pero la realidad es que el inversor está pensando más en cómo repercute el precio del petróleo en Repsol que en los resultados que obtendrá este y el año que viene. Al cierre de este miércoles la compañía ha caído hasta los 12,4 euros por acción. Y mientras tanto el consenso del mercado recogido por FactSet no desiste en que Repsol es una opción de compra. A precios actuales, la compañía tiene un potencial alcista del 39,5% hasta el precio objetivo de los 17,3 euros.

Desde CaixaBank incluso consideran que la petrolera debería cotizar en 20 euros por acción. Una de las últimas firmas de inversión en elevar su precio objetivo ha sido Deutsche Bank. El banco de inversión levantó su precio objetivo casi un euro hasta los 16,8 euros. Deutsche Bank justifica esta apreciación en un Brent más caro para 2023, según sus previsiones y en que el gas europeo también se va a disparar desde que "Rusia redujo inesperadamente las exportaciones de Nord Stream el 24 de junio".

La analista de Bankinter, Pilar Aranda, recortó la semana pasada su consejo de compra a neutral. A la par, ha reducido su precio objetivo de los 18 euros a los 13,3 por la corrección del precio del petróleo de los últimos días. "Tras el fuerte avance en 2022, el sector pierde atractivo", estimó Aranda, aunque manifiesta la fortaleza de Repsol como multienergética y que su producción de gas supera a la de petróleo. Un punto a su favor si el conflicto con Ucrania se mantiene.

El 'Brent' en los 94 dólares aún es provechoso para el sector

El precio del petróleo ya no marca los 120 dólares por barril, en el caso del Brent, como hizo hace menos de dos meses, pero a precios actuales las petroleras todavía pueden sacar provecho del crudo y de su refino. Puede que los precios alcanzados durante el segundo trimestre de 2022 no vuelvan a alcanzarse pero el consenso de mercado recogido por Bloomberg estima que para el tercer cuarto del año el Brent se situará en los 100 dólares y para el cuarto estaría en los 92.

Precios competitivos para el refino vista la trayectoria en lo que va de 2022. No obstante, no todas las compañías del sector han conseguido maximizar su beneficio a la hora de convertir la materia prima en diésel, por ejemplo. Para el analista de Citi, Alastair Syme, en el segundo trimestre Repsol (como también lo hizo ExxonMobil según el banco de inversión) ha demostrado mejor comportamiento que Shell. Aunque el margen de refino ha sido superior para la anglo-neerlandesa en el segundo tercio, ha crecido menos.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin