Bolsa, mercados y cotizaciones

Las emisiones de bonos ligados a la sostenibilidad suben un 12% en 2022

  • Se colocaron en todo el mundo 53.000 millones de dólares, según 'Bloomberg'
  • Dentro del universo de renta fija sostenible, ya fue el activo que más creció en 2021
  • Por el contrario, las emisiones de deuda verde cayeron un 10%
Imagen: iStock

Aumentan las emisiones de bonos ligados a la sostenibilidad a nivel global. Según datos publicados por  Bloomberg, en el mes de junio se colocaron casi 10.000 millones de dólares en este tipo de deuda en todo el mundo, lo que supone un aumento del 117% respecto a los 4.600 millones de dólares registrados en mayo. En el conjunto del primer semestre, las emisiones rondaron los 53.000 millones de dólares, un 11,5% más que en el mismo periodo del año pasado. Visite el portal especializado elEconomista Inversión sostenible y ESG.

Lo curioso de este aumento es que, en un 2022 marcado por la guerra en Ucrania y por la retirada de estímulos por parte de los bancos centrales, las emisiones de deuda verde sí han descendido: en el primer semestre se colocaron en todo el mundo bonos verdes por un importe de 218.051 millones de dólares, un 9,7% menos que en el mismo periodo de 2021.

Los bonos ligados a la sostenibilidad abren la puerta del mercado de la financiación sostenible a compañías cuya naturaleza no es propiamente verde, pero que sí pueden ligar un determinado proyecto a unos objetivos específicos de sostenibilidad. Si la empresa emisora no cumple dichos objetivos, deberá pagar un cupón más alto.

Un potencial "enorme"

"Su potencial de crecimiento es enorme porque abren absolutamente a cualquier emisor la posibilidad de lanzar un producto sostenible", señalaba recientemente a elEconomista Julián Romero, presidente de Ofiso, el Observatorio Español de la Financiación sostenible. 

Las colocaciones de bonos ligados a la sostenibilidad (también conocidos como SLB o sustainability linked bonds) ya crecieron de forma espectacular el año pasado, de acuerdo con los datos de la Climate Bonds Initiative (CBI), organización de referencia en este tipo de deuda. Aunque el activo estrella siguieron siendo los bonos verdes (que acapararon el 49% de las emisiones globales de deuda sostenible), los SLB despuntaron al multiplicarse por 10 el volumen emitido, hasta los 135.000 millones de dólares. La CBI los destacó en su informe anual como el activo, dentro del universo de deuda responsable, que había experimentado un mayor crecimiento. Aquí, en España, el año pasado solo tuvieron un exponente, Repsol, con una emisión de 1.250 millones.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments