Bolsa, mercados y cotizaciones

Qué niveles hay que vigilar en las bolsas de Europa para no dar 'pasos en falso' ante los vaivenes

Las bolsas de Europa se acercarán hoy de nuevo a soportes
Madrid

Si hay una palabra que se ha usado con vehemencia en las crónicas de las últimas sesiones del mercado de renta variable esa es "volatilidad". Los vaivenes en los parqués desde hace varias semanas han sido una constante ante los rumores sobre un frenazo en el crecimiento económico global, las subidas de tipos por parte de los principales bancos centrales del mundo y el repunte sin freno de la inflación en las naciones que hasta ahora han actuado como motor económico. Y es que, tal y como aseguran desde Schroders, "ni los economistas ni la Reserva Federal fueron capaces de predecir la magnitud y la persistencia de las presiones inflacionistas", y ahora la pregunta es si ha llegado ya el momento de preocuparse más por la inflación y de que esto conlleve una mayor probabilidad de recesión.

Por ello, hay que andar con pies de plomo y tener bien claros los niveles a vigilar en los selectivos de referencia de uno y otro lado del Atlántico para no dar pasos en falso ni tomar decisiones precipitadas. Y es que, como bien advierte Joan Cabrero, analista técnico y asesor de Ecotrader, "cuesta fiarse de un rebote sin alcanzarse los objetivos de caída".

En Europa ese nivel de soporte claro está marcado en los 3.400 puntos del EuroStoxx 50. "Ya están viendo las dificultades que puede encontrar un rebote de corto plazo para descartar la posibilidad de ver una recaída a esos mínimos de marzo en la zona de los 3.400 puntos, que es donde seguimos esperando para comprar bolsa europea", destaca el experto, quien hace referencia a que pese a que se superaron ayer los 3.630 puntos, el siguiente nivel que se debía superar para dar solidez al movimiento alcista, aún quedaba alejado.

En el caso del Ibex 35, "el soporte que sugería vigilar es el de los 8.080 puntos, que todavía no ha sido alcanzado y que corresponde a lo que sería una corrección del 50% de todo el rebote que inició el pasado 7 de marzo desde los 7.287 puntos y que concluyó en los 8.877 puntos", explica Cabrero.

Por contra, para que se aleje ese riesgo bajista lo mínimo exigible a corto es que el Ibex 35 logre batir resistencias que presenta en los 8.435 puntos, que es donde abrió fechas atrás un hueco bajista. Posteriormente debería lograr romper los 8.650 puntos. Por tanto, todavía queda tela por cortar.

Pendientes de Wall Street

La pista definitiva para determinar la dirección que acabarán tomando las bolsas de Europa en las próximas horas está en Wall Street. El conocido como mercado director sigue dando signos de debilidad, sobre todo tras la pérdida de los mínimos de marzo.

"Con la fuerte caída de las últimas sesiones los principales índices estadounidenses se han aproximado mucho al objetivo que hace semanas vengo señalando como óptimo para realizar primeras compras y disparar parte de la munición en forma de liquidez que hace meses vengo recomendando tener, pero todavía no lo han alcanzado", afirma cabrero, que señala la zona de los 11.800/12.000 del Nasdaq 100 y los 3.800 del S&P 500 como idónea para buscar desde ahí "un intento de reanudación alcista o, cuando menos, otro potente rebote".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.