Bolsa, mercados y cotizaciones

El petróleo cae hasta un 6% ante la posible liberación masiva de reservas de crudo de EEUU

  • EEUU cuenta con una Reserva Estratégica de Petróleo de 593 millones de barriles
  • Joe Biden busca un movimiento coordinado de los aliados para amplificar el efecto
  • La medida tendrá un efecto limitado en el tiempo sobre el precio del petróleo
Tanques de almacenamiento de petróleo. iStock

La presión incesante de la inflación y el estancamiento de la guerra en Ucrania están llevando a los gobiernos occidentales a tomar medidas extraordinarias en un intento desesperado por aliviar la presión de los precios. EEUU estaría sopesando una liberación masiva de su Reserva Estratégica de Petróleo (un millón de barriles por día) para saciar temporalmente la sed de crudo de EEUU. El presidente Joe Biden busca también con esta medida motivar al resto de países de la OCDE (aliados) para que sigan sus pasos y que el movimiento coordinado tenga un mayor impacto en los mercados. No obstante, los expertos creen que esta estrategia es un parche con efectos limitados y muy acotados en el tiempo.

Se espera que el presidente de EEUU, Joe Biden, dé más detalles sobre este movimiento a lo largo del jueves. El barril de petróleo, pese a haberse tambaleado en las últimas sesiones, sigue por encima de los 100 dólares. Los recortes aún establecidos por la OPEP y el rechazo casi global al crudo ruso han reducido la oferta de 'oro negro' provocando una fuerte subida de su precio en las últimas semanas.

Hay que recordar que EEUU y sus aliados ya habían anunciado una liberación de reservas de crudo, pero con un alcance mucho más limitado (EEUU liberaría solo 30 millones de barriles) que este nuevo paso que quiere dar Joe Biden. Se calcula que esta nueva liberación podría alcanzar los 180 millones de barriles (solo EEUU), frente a los 50 o 70 millones de liberaciones anteriores entre todos los países de la OCDE. El barril de crudo ha llegado a caer hasta un 6% llegando a rozar la zona de los 100 dólares.

El impacto sobre el petróleo

"Si resulta ser una liberación tan abultada, sería significativo y ciertamente ayudaría hasta cierto punto a cubrir el déficit, pero no todo", asegura Warren Patterson, jefe de estrategia de materias primas de ING, calculando una cifra que rondaría los 180 millones de barriles liberados en total. La Agencia Internacional de la Energía calcula que pueden faltar entre tres y cuatro millones de barriles de crudo por día en abril ante las dificultades de Rusia para poner su crudo a la venta.

"Otra pregunta clave es si este volumen sería parte de un lanzamiento coordinado más amplio". Los países miembros de la Agencia Internacional de Energía (AIE) se reunirán el viernes para decidir si realizan una liberación colectiva de petróleo, según reveló este jueves un portavoz del ministro de energía de Nueva Zelanda. Esta sería la mayor liberación de la historia de reservas de petróleo. Aquí puede ver un eje cronológico de liberaciones anteriores.

Desde Unicredit se muestran algo más pesimistas en un comunicado rápido tras los rumores de este movimiento: "Los precios del petróleo se están desplomando con la noticia, pero el impacto de este tipo de movimiento en los precios suele ser de corta duración por dos razones. En primer lugar, es difícil combatir un déficit potencialmente ilimitado en la producción de petróleo proporcionando un suministro finito (las reservas)", explican los expertos del banco italiano.

En segundo lugar, "una vez que las reservas caen por debajo de cierto umbral, el mercado podría temer que estas reservas son insuficientes para combatir un nuevo shock y los precios subirían", advierten. Liberar reservas de petróleo es una estrategia que se considera como una suerte farol que también busca forzar a los países productores (sobre todo la OPEP) a que incrementen su producción de forma permanente para equilibrar el mercado.

Por ahora, la OPEP ha respondido en su reunión mensual con un guiño o burla (según se mire) a las necesidades del globo. El cártel ha decidido aumentar la producción en 432.000 barriles por día frente a los 400.000 que estaban previstos. Obviamente, esos 32.000 barriles más no van a marcar la diferencia. 

A medida que las reservas de crudo vayan menguando, el pánico podría apoderarse del mercado si se mantiene el déficit de producción de petróleo. Las reservas de crudo son barriles de petróleo ya extraído (pan para hoy y hambre para mañana), si se quiere atajar el problema de forma permanente hay que solucionar el déficit en la producción de crudo, que ahora mismo no logra igualar a la demanda.

¿Hasta cuando hay reservas?

EEUU cuenta con una Reserva Estratégica de Petróleo de 593 millones de barriles, según los últimos datos publicados por la US Energy Information Administration (EIA). De modo que si se mantiene el ritmo de ventas de un millón de barriles de la reserva por día, EEUU tiene para aguantar más de un año. Sin embargo, los expertos creen que el impacto tendría un efecto limitado y corto en el tiempo.

Desde la Reserva Federal de Dallas explican en un nuevo documento que por ahora esta es la única solución rápida y real para aliviar algo los precios. El problema es que las reservas de crudo son limitadas, como señalan el resto de expertos. Según los cálculos de este organismo, en una situación aún más extrema EEUU podría liberar hasta 4,4 millones de barriles de crudo por día de su Reserva Estratégica de Petróleo (SPR), pero solo durante unos tres meses.

Las alternativas para sustituir el petróleo ruso son deficientes cuando menos. Por un lado, la OPEP se ha mostrado reacia a intentar siquiera sustituir el crudo ruso con producción propia (sobre todo de Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos) en caso de que pudiesen hacerlo.

Por otro lado aparecen Irán y Venezuela, cuyo petróleo se encuentra también bajo sanciones. Incluso en un escenario de rápido levantamiento de estas sanciones, estos países no pueden multiplicar su producción de crudo de la noche a la mañana. Ni usando todo su potencial pueden suplir los más de 3-4 millones de barriles diarios de crudo y derivados rusos que calcula la Agencia Internacional de la Energía que desaparecerán.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud