Bolsa, mercados y cotizaciones

El mercado bajista ya tiene un suelo al que aferrarse que se queda a un 3,6%

  • El EuroStoxx pierde un 20% desde los máximos que marcó en enero
Archivo

El miedo sigue corriendo como la pólvora en el mercado y este lunes, tras un fin de semana en el que Rusia bombardeó los corredores humanitarios, la apertura pegó otro hachazo bajista a las principales bolsas europeas, con caídas que llegaron a acercarse al 5%. Sin embargo, a medida que avanzaba la sesión, las compras se fueron imponiendo hasta finalmente cerrar la jornada remontando las caídas, aunque no lo suficiente, pues acabaron cerrando en negativo.

Esto no cambia nada la situación técnica en Europa, que recordemos entró en territorio bajista el pasado viernes, día en el que se perdieron definitivamente los soportes críticos situados en los 3.600 puntos del EuroStoxx 50, que era la zona que separaba una corrección de algo mucho más grave. "Que haya perdido ese nivel de soporte teórico sin oponer casi resistencia es de todo menos algo alcista y abre la puerta a un mercado bajista en el que no se pueden descartar caídas adicionales del 20% hasta niveles donde cotizaba el EuroStoxx 50 antes de las primeras vacunas contra el Covid 19, concretamente en la zona de los 3.000 puntos", explica Joan Cabrero, asesor de Ecotrader.

Desde que marcó máximos anuales en enero, Europa pierde ya un 20%. Además, con el cierre de este lunes, en los 3.512 puntos, la bolsa europea se encuentra a menos de un 20% de los nuevos soportes marcados que, de superarse, supondrían una zona de compra. En el inicio de esta semana ha llegado incluso a marcar los 3.387 puntos, zona que Cabrero denominó como un suelo "temporal" de las caídas. "Los mínimos vistos hoy tienen visos de haber sido un suelo, entiendo que temporal, en las caídas de corto plazo, y el punto de origen de un rebote que a priori lo veo vulnerable y previo a mayores caídas que aún podrían tener amplio margen por delante", añade Cabrero. "Una aproximación a esas resistencias la vería como una oportunidad para reducir la exposición a bolsa europea, que recordemos que recomendamos tener en el entorno del 30%. La liquidez en estos momentos es un bien muy preciado ya que será la munición necesaria para cuando el mercado se calme y podamos identificar un suelo fiable en las caídas", concluye.

Este jueves, además, el Banco Central Europeo se reunirá para fijar su hoja de ruta con la nueva situación y la institución podría cambiar el paso teniendo en cuenta que hasta que estalló el conflicto el mercado esperaba que iniciasen ya la retirada de estímulos. Para los expertos de DWS, "es probable que los bancos centrales sean más cautelosos de lo previsto para no ejercer una presión adicional sobre el crecimiento económico y los valores tecnológicos se están beneficiando de esto".

En la jornada, la mayoría de índices europeos abrieron la sesión con importantes caídas que finalmente consiguieron recortar, para terminar cerrando con retrocesos que, en el peor de los casos, se acercaron al 2%.

Fue el caso del Dax (DAX.XE) alemán, que abrió la jornada con una caída cercana al 4% para acabarla con un retroceso del 1,98%. En el caso del Ibex (IBEX.MC) ocurrió algo similar. El índice comenzó la semana cediendo más de un 2,7%, para terminar cerrando con una caída que se aproximaba al 1%.

Dentro del Ibex, la banca y el turismo fueron los más castigados. IAG perdió un 6,44% de su valor y Aena siguió su estela dejándose un 5,94% en el parqué. Por su parte, Meliá sufrió un descenso del 2,26%.

Uno de los motivos que frenaron la debacle en los mercados fue la petición del Kremlin de la cesión de Crimea y el reconocimiento del Donbás por parte de Ucrania para ofrecer un alto al fuego. Además, la Unión Europea inició los trámites para que Ucrania entrase como país miembro.

Pese a ello, la volatilidad sigue siendo la gran protagonista en las bolsas durante estas semanas de invasión. Los principales índices europeos registran pérdidas superiores al 7% desde que comenzó el asedio a Ucrania (ver gráfico). El selectivo más afectado en todo este tiempo es el Dax alemán que, en las últimas ocho jornadas, cae un 12,28% y en el año sufre un retroceso del 19,2%. El selectivo europeo, el EuroStoxx 50, no se queda lejos de la bolsa francesa. El índice de referencia del Viejo Continente cae un 11,6% desde el 24 de febrero y en el año su retroceso supera el 18,2%. En territorio nacional, el Ibex ha sido de los índices que mejor ha resistido a la volatilidad producida por la guerra. El selectivo de las 35 pierde un 9,4% desde la invasión y su retroceso en el año asciende hasta el 12,27%. Aunque, sin duda, la bolsa londinense se ha postulado como el índice que mejor ha soportado las presiones hasta el momento. Desde el inicio del conflicto cae un 7,18% y en el año se deja un 5,76%.

comentarios2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Avisados estáis
A Favor
En Contra

A la bolsa le queda por bajar otro 30%

Puntuación 2
#1
Hummer
A Favor
En Contra

Después del elles, viene el topar. Se inventan palabras y hablan mucho. Mientras nos roban y nos tocan les ko Jones. De una manera o otra robar y tocarnos-les. Fuera pro etarras.

Puntuación 0
#2