Bolsa, mercados y cotizaciones

Las gestoras de Mapfre y Caixabank, las que más rendimiento ofrecen a sus clientes a medio plazo

  • Las gestoras de grupos aseguradores comienzan a destacar gracias al impulso del negocio de gestión de activos
Madridicon-related

La industria de gestión de activos vive un momento dulce en España, con un volumen patrimonial que ya se sitúa en 311.700 millones de euros, según los últimos datos de Inverco. Los fondos de inversión han ido ganando protagonismo entre las preferencias de los ahorradores a la hora de colocar su dinero en un producto financiero, empujados por el entorno de bajos tipos de interés que ha imperado en los últimos años y la búsqueda de un rentabilidad que los depósitos ya no podían ofrecer. Tan solo desde 2013 hasta el año pasado los fondos han conseguido captaciones netas superiores a los 155.000 millones de euros y la tendencia de flujos netos se ha mantenido incluso en el año del inicio de la pandemia.

Las gestoras han encontrado en los fondos perfilados y, sobre todo, la gestión discrecional de carteras una forma de fidelizar a sus clientes a cambio de una comisión anual sobre el patrimonio, aparte de las tasas de los fondos subyacentes, que normalmente son del propio grupo en un porcentaje amplio. De hecho, la gestión discrecional ya representa el 27,5% de la distribución de los fondos en España. Según los últimos datos de Inverco, correspondientes a septiembre del año pasado, este segmento de negocio experimentó un crecimiento del 22% en los tres primeros trimestres de 2021, con un volumen estimado de 105.000 millones de euros, de los que casi la totalidad pertenece a clientes minoristas.

Caixabank AM, con 41.730 millones, es la gestora que más fondos distribuye de esta forma. No en vano, es la primera gestora por volumen patrimonial en España, con 76.401 millones de euros, según los datos de enero de Inverco, seguida de Santander AM y BBVA AM, con 50.000 millones y 43.174 millones de euros, respectivamente, seguidas de Kutxabank, con casi 21.000 millones, y Sabadell AM (incluyendo Amundi Iberia, ambas firmas pertenecientes al grupo francés), con 18.596 millones de euros.

Esto significa que los fondos de inversión más grandes por patrimonio pertenecen principalmente a estas gestoras, junto a los del resto de las firmas de entidades financieras, y son al mismo tiempo los que concentran al mayor número de partícipes. No en vano, varios productos concentran más de 5.000 millones de euros, entre los que se encuentran el Santander Global Equilibrado, con algo más de 9.800 millones, seguido de dos de BBVA, el Quality Inversión Moderada, con 9.198 millones, y el Quality Inversión Conservadora, con 8.424 millones –el segundo mayor fondo de su categoría en Europa, según Morningstar, junto al clásico M&G Optimal Income–.

¿Pero hasta qué punto este éxito de las entidades en la captación y acumulación de activos bajo gestión se ha traducido en un rendimiento adecuado para sus partícipes, teniendo en cuenta todos estos factores? Si se analiza la rentabilidad ofrecida por las gestoras de entidades financieras y aseguradoras a medio plazo, a tres años, que incluye la caída de los mercados provocada por la pandemia en 2020 y la resaca de la sacudida de finales de 2018, alguna firmas aparecen mejor retratadas que otras. Entre las que más pueden presumir se coloca Mapfre Asset Management, con una rentabilidad ponderada por patrimonio del 15,80% a tres años, según Vdos con datos a 14 de febrero, seguida de Caixabank AM, con un 12,71%, y Kutxabank Gestión, con un 12,40%.

Las aseguradoras, bien posicionadas

No es la única gestora de un grupo asegurador que aparece bien posicionada en este ranking. Santalucía AM consigue un rendimiento a tres años ponderado por patrimonio del 11,01%, mientras que Mutuactivos, de Mutua Madrileña, obtiene un 8,75%.

Las aseguradoras han realizado una importante apuesta por el crecimiento de su negocio de gestión de activos en los últimos años, tanto en la distribución de fondos y planes de pensiones como en asesoramiento a través de la gestión discrecional, hasta el punto de que el Grupo Mutua, que abarca tanto su propia gestora como sus participadas EDM y Alantra Wealth Management, se coloca en decimosexto lugar de la clasificación de Inverco por volumen total de activos (en planes, fondos y sociedades) –incluyendo a firmas nacionales e internacionales–, con 10.688 millones de euros, con datos de Inverco de cierre de 2020. Y Mapfre se sitúa muy cerca, en la posición decimoctava, con 10.141 millones de euros.

De hecho, si se analizan los datos de rentabilidad ponderada por patrimonio del año pasado, se puede comprobar que las primeras posiciones están copadas por gestoras de grupo aseguradores, con Santalucía AM a la cabeza con un 10,78%, seguida de Mapfre AM, con un 10,09%, según los datos de la consultora Vdos.

La gestora de Bankinter también aparece en el grupo de los que mejor rendimiento sacan de su patrimonio gestionado a tres años, con un 11,27%, al igual que BBVA AM, con un 10,15%, e Ibercaja Gestión, con un 8,21%. Mutuactivos logra un 8,75% en este ranking.

De estas cifras también se deduce que la gestora de Caixabank, la mayor por volumen de activos, con 76.182 millones de euros solamente en fondos de inversión, es la mejor situada por rendimiento ponderado, ya que se sitúa como la segunda firma de esta clasificación a tres años, mientras que Santander AM, que maneja 50.176 millones, se sitúa en décima posición, con un 7,56%, teniendo en cuenta solamente a las gestoras de entidades financieras, aseguradoras y cooperativas de crédito, un porcentaje que la relega al grupo de las firmas más rezagadas. Por su parte, BBVA AM, la tercera mayor gestora por activos bajo gestión en fondos de inversión, con 44.117 millones de euros, se coloca en sexto lugar por rendimiento ponderado por patrimonio a tres años.

Las firmas con peor rendimiento

En el lado contrario, en el de las que peor rendimiento sacan a tres años, figuran Unigest, la gestora del grupo Unicaja, con un 3,49% y March Asset Management, con un 3,64%. En el caso de la primera, es un dato relevante porque se trata de la décima mayor firma por volumen patrimonial en fondos de inversión, con algo más de 6.000 millones de euros. Pero su pobre desempeño indica que sus partícipes no han obtenido una remuneración adecuada. Lo mismo sucede con March, que se sitúa entre las principales firmas de gestión patrimonial por volumen de activos, con casi 1.500 millones en fondos de inversión, pero que tampoco proporciona un rendimiento superior al de sus competidores en este período de tiempo.

Con los datos del año pasado, tampoco aparecen bien retratadas, ya que continúan en las últimas posiciones, con un 1,14% en el caso de Unigest y un 2,03% en el caso de March.

A tres años, el rendimiento ponderado por patrimonio de Caja Laboral Gestión y Gescooperativo, la gestora de las cajas rurales, tampoco supera el 5%, mientras que Liberbank Gestión sí consigue superar esa barrera y ofrecer un 6,7%, por debajo del 7,5% mencionado de Santander AM y el 8,13% de Sabadel Asset Management.

A la hora de valorar estos resultados hay que tener en cuenta el porcentaje de activos bajo gestión que tiene cada gestora en renta fija, renta variable y productos mixtos, porque influye en el dato final de rentabilidad ponderada por patrimonio. En el caso de Caixabank, por ejemplo, cuenta con cerca de 22.000 millones de euros en fondos de renta fija, aunque aún así ha conseguido situarse en las primeras posiciones por rentabilidad ponderada. Pero en las gestoras independientes, la mayor especialización en un sola clase de activo les ayuda a obtener una mejor revalorización para sus clientes.

Gestoras independientes

Si se miran las cifras de las gestoras independientes, los resultados son más satisfactorios para sus clientes. Entre las mejor posicionadas aparece una firma de tan solo 14 millones de euros, Nao Asset Management, especializada en dar un enfoque de sostenibilidad en sus fondos, que logra un 50,7% de rentabilidad ponderada por patrimonio a tres años. Le sigue una gestora muy reconocida por los seguidores más persistentes del mundo de la inversión, Valentum, que maneja 156 millones de euros y obtiene un 50,2% de rentabilidad.

A continuación aparecen las gestoras más reconocidas por la mayoría de los inversores, como son Azvalor AM, Horos AM y Magallanes Value Investors. En el caso de la firma fundada por Álvaro Guzmán y Fernando Bernad, el rendimiento ponderado por patrimonio a tres años se sitúa en casi el 39%, mientras que la firma que cuenta con Javier Ruiz como director de inversiones, la rentabilidad se sitúa en el 35,91%. La gestora presidida por Iván Martín, por su parte, alcanza un 32,70% en este período de tiempo.

A continuación aparece Patrivalor, una firma independiente fundada en 1998 y poco conocida fuera del ámbito de los inversores profesionales, pero que cuenta con dos fondos, Patribond y Patrivalor, que cuentan con cuatro estrellas de Morningstar. La rentabilidad ponderada por patrimonio de esta gestora a tres años es del 31,15%. Algo menos, un 23,23%, consigue Buy&Hold, la firma de Julián Pascual, Rafael Valera y Antonio Aspas, una de las gestoras independientes que más proyección está teniendo en los últimos años.

Y les siguen tres firmas pequeñas que logran porcentajes similares: Welzia, Ábaco y Dux Inversores, que llegó a un acuerdo con Abante por el que la firma dirigida por Santiago Satrústegui ha adquirido el 70% de la gestora vasca. La primera, que cuenta con veinte años de trayectoria en el mercado, logra un 22,32%, mientras que la firma fundada por Pablo González consigue un 22,26%. Dux, por su parte, proporciona un 20,98%.

Con los datos del año pasado, Azvalor sería la gestora independiente con mejor revalorización ponderada por patrimonio, ya que terminó 2021 con un 37,46%, seguida de Muza Gestión de Activos, la gestora fundada por los hermanos, que logró un 36,81%; Horos, con un 36,32%, y Cobas, con un 32,32%.

En este comienzo de 2022, en el que se han producido mucha volatilidad en los mercados con pérdidas importantes de rentabilidad, las gestoras que mejor han sabido sortear las dificultades han sido Gescooperativo, Bankinter, Ibercaja y Caixabank, con pérdidas que van del 1,64% en el caso de la primera hasta el 2,03% de la última. Las independientes salen mejor retratadas, con una revalorización del 4,90% para Azvalor AM, seguida de Cobas AM, con un 2,32%, Ábaco Capital, con un 2,10%, Cartesio, con un 1,31%, y Horos, con un 0,78%, según datos de Vdos.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud