Bolsa, mercados y cotizaciones

Escarrer: "Meliá volverá a conseguir beneficio neto este 2022"

  • Entrevista con Gabriel Escarrer, consejero delegado de Meliá Hotels
Gabriel Escarrer, consejero delegado de Meliá. Foto: Nacho Martín
Madrid

La previsión media de los analistas sigue adelantando pérdidas pero Gabriel Escarrer muestra una total confianza en que Meliá cerrará 2022 con ganancias y con unos ingresos por habitación disponible ya en niveles pre-Covid en el segmento vacacional, que la hotelera lidera en el mundo.

Desde junio del año pasado, Meliá Hotels ha logrado ebitda positivo (beneficio bruto) y ha evitado consumir caja cada mes, con la excepción de diciembre, marcado por las cancelaciones de reservas que provocó la variante ómicron del Covid, sobre todo en España. Desde esas mismas fechas, el consejero delegado de la hotelera mallorquina confiesa que "está viajando con total normalidad, con todas las precauciones, pero conviviendo con el virus".

Una convivencia que le ha exigido "93 pruebas PCR desde marzo de 2020", y "sin incluir los antígenos", resopla con consternación. La anécdota retrata bien la reconstrucción del sector turístico, el más golpeado por la pandemia, en dos sentidos: en el de su dureza y en el de que ya es imparable, especialmente para líderes como Meliá, con presencia en la mayoría de destinos vacacionales más importantes del mundo, desde Cuba hasta Bali. Escarrer admite la necesidad de desinvertir en los hoteles "más maduros", pero vuelve a encontrar oportunidades de crecimiento.

Aún no se ve la recuperación de los ingresos pre-Covid ni en 2022 ni en 2023...

Es cierto que todavía nos falta un porcentaje muy representativo del cliente internacional, pero el comportamiento que han tenido los mercados domésticos, sobre todo en Europa y en México/EEUU, han sido espectaculares. El segmento vacacional de Meliá se va a recuperar muy pronto, y quiero decir a lo largo de este año, el RevPar (ingresos por habitación disponible) de 2019, mientras que en el segmento urbano, que depende más del cliente internacional y de los congresos, convenciones y ferias y de las empresas y del trabajo presencial, tomará un año más. Por lo que en 2023, el RevPar total estará en niveles pre-Covid. 2021 comenzó con un primer trimestre muy malo, pero el año evolucionó como era de esperar.

En esta recuperación, un objetivo era aprovechar para mejorar márgenes brutos. UBS apuntaba recientemente al 30% en 2023...

Yo no me atrevería a dar una cifra... sobre todo en un momento en el que hay presión inflacionista, aunque nos estamos defendiendo bien. Pero sí puedo hablar de una mejora respeto al 26% de 2019. El Covid ha acelerado la digitalización de la compañía, ha favorecido una expansión que se refleja en la incorporación de 21 establecimientos y cerca de 4.600 habitaciones, y hemos incrementado las ventas en Meliá.com, el canal propio, donde pre-pandemia estábamos en niveles cercanos al 38% de las ventas totales y en los 9 primeros meses de 2021 estábamos por encima del 55%, lo que nos permite tener una mayor tarifa promedio y menores costes de intermediación. Estos factores: la digitalización de toda la compañía con mejoras de eficiencia, la mayor contribución y peso de Melia.com y la expansiónson los que favorecerán la mejora de los márgenes

¿Meliá alcanzará beneficio neto este 2022?

Estoy convencido de que sí.

La previsión media sigue en pérdidas...

Definitivamente, en mi opinión, creo que este año veremos beneficio neto.

¿Cuál es la evolución de la tarifa promedio?

Hemos sido capaces de tener un incremento de la tarifa promedio de 2019 muy significativo, gracias al segmento vacacional.. Eso se debe a que hemos sido capaces de controlar mejor nuestra distribución, a través de nuestro propio canal Meliá.com, hemos tenido el mayor porcentaje de clientes de nuestro programa de fidelidad, que es un cliente que tiende a gastar más, y hemos reducido de forma muy considerable los gastos de intermediación. Ha habido una demanda embalsada que esta compañía ha capitalizado mejor que otras. Los hoteles premium, de alta gama, sobre todo en el sur de España, en Ibiza o en Mallorca, han estado en las tarifas promedio más altas de su historia. El problema en esta crisis es de ocupación.

"Los hoteles 'premium' en Ibiza o Mallorca han alcanzado las tarifas promedio más altas de su historia"

¿Qué objetivo tienen para las ventas en 'Meliá.com' sobre el total?

Mejoraremos el 38% de 2019, pero no llegaremos al 55% actual en un entorno más normalizado y con una recuperación de la touroperación, de la intermediación. Estaremos en cifras cercanas al 50% en un entorno normalizado, que se dará a lo largo de este año o principios del próximo.

¿Cuánto mejora el margen la venta en su canal propio?

La intermediación en el sector cuesta cerca de un 20%, y, además, no es solo lo que cuesta, sino que el canal propio proporciona ventajas para mejorar la tarifa promedio, para conocer más al cliente...

El sector hotelero sufre las comisiones bancarias más altas en los pagos con tarjeta, 0,75 euros de media por cada 100 euros, ¿se trabaja para reducir este coste?

Nuestra posición como gran grupo es una ventaja por volumen, escala, sinergias. Además, el 50% de los pagos los realiza el cliente vía online, y en esta parte la comisión es más baja. Nuestros costes en este aspecto se asemejan más a una gran superficie o un supermercado que a la media del sector.

Viendo el castigo en bolsa al sector turístico, y al Ibex 35 en general... ¿qué mensaje personal le traslada al inversor?

El sector turístico ha sido el gran perjudico del Covid. Pero nos cogió con los deberes hechos, y hemos aprovechado para idear el día de mañana, que presenta una compañía mucho más digitalizada, con mucha más eficiencias y sinergias y con un fuerte crecimiento con un modelo más de gestión... En los últimos seis meses haber incorporado 21 establecimientos es algo que solíamos hacer en un año. Y todos, a excepción de uno, han sido en gestión o en franquicia, lo que mejora los márgenes. Este modelo debería ser alrededor de un 50% del ebitda a futuro.

"Están descartadas una ampliación de capital o un bono convertible para reducir deuda"

A título personal, ¿compraría títulos a los 6,5 euros actuales?

Yo compré títulos por debajo de 3 euros, y seguiría comprando porque creo que los 6,5 euros no reflejan las bondades de la empresa. Hay que tener en cuenta que estamos muy por debajo del NAV (valor neto de los activos), que incluyendo la deuda estaría cerca de los 11,5/12 euros. Solamente teniendo en cuenta esta valoración, que es un valor refugio y que además nos ayuda a reforzar el balance con la venta de activos, hay recorrido.

Se cumplen 30 años del Ibex 35, ¿qué importancia tiene para Meliá?

Nos ha permitido poder contar una base de inversores institucionales de mucho prestigio. En los roadshows que estoy haciendo ha habido muchas empresas que si no tenías un fuerte peso en ESG [inversión socialmente responsable] y si no estabas en el Ibex 35 directamente te descartaban.

¿La familia Escarrer reduciría su participación para ganar liquidez y seguir en el Ibex?

Reducir para mantenerse en el Ibex no tiene sentido alguno. Quizá si hubiese un proyecto que fuese hiperestratégico y que diese valor a todos los accionistas. Pero en estos momentos bajar solamente para poder cumplir con el Ibex 35 no sería una decisión sensata.

Cómo ha evolucionado la relación con los inversores de EEUU, que sufrió mucho en la era Trump por Cuba...

Hemos recuperado bajo la Administración Biden a muchos de esos inversores norteamericanos. Cuba es uno de los mercados que más tarde se ha reactivado, también porque su principal mercado es el canadiense y ha sido uno de los más restrictivos del mundo. Pero ahora somos optimistas.

¿Busca nuevos mercados?

Entraremos en nuevos países pero con más de tres hoteles. La prioridad es crecer en vacacional y donde ya estamos establecidos.

"El dividendo no regresará hasta que la deuda baje a ratios de 2019"

Meliá Hotels suspendió el reparto de dividendos en 2020 ante el impacto de la pandemia de Covid-19. Aunque el grupo hotelero prevé presentar beneficio neto en 2022, la recuperación de la retribución al accionista aún tendrá que esperar. "No lo veremos ni este año ni el que viene", asegura Gabriel Escarrer, consejero delegado de la cadena. Para la vuelta del dividendo, Meliá se impone rebajar la deuda al nivel de 2019. 

"Sé que hemos incrementado nuestra deuda. Veníamos de una situación espectacular, de un ebitda (resultado bruto de explotación) en 2019 de 492 millones de euros, con un deuda financiera neta de 590 millones. Esta deuda se ha doblado por el consumo de caja y la falta de ingresos. Pero ya no consumimos caja desde junio, quizá un poco en diciembre por ómicron, pero no es muy relevante", subraya Escarrer. En este escenario, "la compañía tiene que trabajar en su flujo de caja, en la recuperación del negocio, en ir analizando alternativas en la reducción de deuda. Y quizá una es la venta de activos a lo largo de este año. Esta es la hoja de ruta que nos permitirá poder volver a repartir dividendo", remacha el ejecutivo. Los niveles de endeudamiento adecuados para recuperar el dividendo deben estar "muy cercanos a los de 2019". 

"Hoy están totalmente descartadas una ampliación de capital o un bono convertible para reducir deuda", señala. "Si en un futuro viéramos oportunidades de crecimiento que generase valor al accionista y que fuera extremadamente estratégico, quizá se podría plantear alguna de estas vías, pero por el momento están fuera de la agenda", añade. Por el contrario, sí deja la puerta abierta a emitir un bono high yield para tener un mayor peso en mercado de capitales. "Entre un 40 y un 50% de deuda hasta 2018 siempre estaba en el mercado. Esa diversificación es buena. Lo estamos analizando, pero se tienen que dar las condiciones para que sea exitosa. No hay nada en este momento, pero no se descarta", asegura Escarrer, quien incide en que "la empresa se ha protegido muy bien" ante una eventual subida de los tipos de interés.

Venderá una cartera de hoteles en el Caribe por unos 200 millones

Meliá Hotels International planea acometer una nueva desinversión de activos en 2022 con el objetivo de seguir reduciendo su endeudamiento. El grupo tiene en marcha un proceso de venta de una cartera de hoteles vacacionales ubicados en el Caribe, según explica su vicepresidente ejecutivo y consejero delegado, Gabriel Escarrer. Se trata de una operación similar a la venta en 2021 de seis establecimientos de su propiedad y la participación en otros dos, todos en España, a un vehículo participado por Bankinter y otros family offices por 203,9 millones de euros. Meliá acordó quedarse con un 7,5% de la sociedad compradora, Victoria Hotels & Resorts, y mantener la gestión de los hoteles durante 20 años.  

"La compañía sigue contemplando la posibilidad de reducir deuda vía una venta de activos que no será en el primer trimestre, pero quizá sí a lo largo del segundo trimestre", señala Escarrer. El plan de Meliá discurre por "mantener una participación en el equity (capital) de la sociedad resultante de la venta de estos hoteles". Será, en cualquier caso, "minoritaria, de alrededor de un 20%", si bien estos detalles aún no están definidos. De igual modo, la cadena mantendría "un contrato de gestión a largo plazo, de 20 años". El importe de esta operación "podría ser similar" a la realizada con Bankinter el año pasado. 

Meliá cuenta en la actualidad con 37 hoteles en propiedad, de los que 16, con 6.400/6.500 habitaciones, están ubicados en América, con una posición destacada en México y República Dominicana.

La cadena abundará con esta venta en su estrategia enfocada hacia el asset light, con un creciente peso en su cartera de hoteles bajo gestión o en alquiler. No contempla, por tanto, adquisiciones de hoteles ni operaciones que supongan salida de caja. Sí abre la puerta a operaciones corporativas, aunque no tiene nada en el radar: "La familia (Escarrer) no tiene ningún problema en un futuro poderse plantear bajar su participación, siempre que hubiese un proyecto corporativo que fuese hiperestratégico y que diese valor a todos los accionistas".

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

A devolver la pasta chato
A Favor
En Contra

Ésta es una empresa hotelera SIN hoteles... luego le dicen a otros que compren ladrillo jaja

Y a ver cuándo nos devuelven el pastizal que nos han sacado a todos para el rescate de la empresita de marras.. dinero público, que queremos que nos devuelvan YA.

Puntuación -2
#1