Bolsa, mercados y cotizaciones

Faurecia y Rexel, historias de crecimiento imprescindibles para la nueva movilidad

  • Ambas compañías se incorporan en diciembre al índice Eco30 Stoxx
  • Las firmas japonesas Nintendo y Takeda abandonan la cartera
  • Marvell Technology es el valor más rentable del índice desde enero
Foto: Faurecia.

El índice Eco30 nació con la idea fundamental de crear una cartera diversificada donde estuvieran representados los sectores económicos más potentes del mundo. Es decir, que al final importan más los sectores seleccionados que los países de origen de las empresas incluidas en el índice. Pero hay algo más que tener en cuenta a la hora de construir una cartera de inversión, y es la búsqueda de valores atractivos no porque estén baratos sino porque formen parte de historias de crecimiento en lo que se refiere a la generación de efectivo (cash flow).

He aquí el punto clave de la segunda revisión del índice Eco30 de este año, que introduce el concepto de movilidad en todo su espectro. A los fabricantes de vehículos Stellantis (resultado de la fusión de Fiat Chrysler y Peugeot-Citroën-Opel) y Volkswagen se unen ahora Faurecia y Rexel, casualmente también europeos.

Volkswagen será un gran jugador en el campo del coche eléctrico y a Stellantis aún le queda recorrido mientras aprovecha las sinergias de la fusión. Con su entrada, Faurecia se convierte en la primera empresa auxiliar de componentes de automoción que se incorpora al índice, mientras que Rexel aporta su experiencia como proveedor de material eléctrico.

Faurecia

Cuando comenzó su actividad en 1914, esta empresa francesa fabricaba los asientos del tranvía y el metro de París. El mayor accionista de Faurecia era hasta hace poco el Grupo PSA (Peugeot-Citroën-Opel), pero con la creación de Stellantis, la nueva compañía se desprendió de los títulos de Faurecia y los distribuyó entre sus accionistas.

La firma gala todavía fabrica asientos, pero a eso se suman el diseño interior y la electrónica, el software, los sensores y la inteligencia artificial para hacer del vehículo conectado una herramienta digital. Y para ello se asocian con Microsoft (cloud, conectividad), Michelin (sistemas de pilas de hidrógeno) o MAHLE (control térmico, optimización del motor).

Faurecia es uno de los integrantes del sector de la automoción más implicados en el coche autónomo y eléctrico. Las acciones de la compañía francesa reciben una clara recomendación de comprar del consenso de analistas que recoge FactSet. Unas acciones que cotizan en la zona de los 39 euros, en torno a un 24% por debajo de su máximo anual (los 50,76 euros) y que tienen un potencial alcista en bolsa del 41%. La capitalización bursátil de la compañía es de 5.400 millones.

El beneficio neto de Faurecia alcanzará en 2022 los 640 millones, un 8% más que el registrado en 2019 -y se aproxima al récord de 700,8 millones que batió en 2018-. Además, las previsiones apuntan que ganaría 900 millones en 2023, según el consenso de mercado. De este modo, por los beneficios de 2022 se pagan múltiplos de 8,1 veces y la rentabilidad por dividendo para ese mismo año se sitúa en el 3,6%.

Rexel

Se trata de otra empresa francesa que inició su andadura en 1967 como Compañía de Distribución de Material Eléctrico (CDME), firma que compró el grupo Pinault en los años 90 y que rebautizó como Rexel tras la fusión con Groupelec Distribution. Su especialidad es la distribución de alambres, cables, conductos, herramientas de calefacción, equipos de iluminación y ventilación, armarios, electrodomésticos y accesorios. Es muy activa en la distribución de equipos en el ámbito de las energías renovables, la eficiencia energética y la automatización de viviendas.

Rexel registrará un récord de ventas de 14.374 millones de euros este año, un 4,6% más que en 2019, según el consenso de analistas que recoge FactSet. En 2022, rozaría los 15.500 millones. En cuanto a las ganancias, se prevé un beneficio neto de 498 millones en 2021 -una cifra sin precedentes-, más del doble de lo que ganó en 2019. Para 2022, el beneficio podría alcanzar los 532 millones y cotiza en bolsa en las 9,7 veces a precios actuales.

Los pagos al accionista correspondientes al año que viene rentan un 3,8%. De hecho, tanto Rexel como Faurecia son dos compañías que ofrecen una rentabilidad por dividendo suficiente para compensar el incremento de la inflación; unos dividendos de entre el 3% y el 4% que van a dar bastante estabilidad a la cartera.

En lo que va de año, las acciones de Rexel se revalorizan en torno a un 36% en el parqué con un precio que apenas supera los 17 euros. El pasado 18 de noviembre, la acción estableció un récord en los 18,34 euros. Para el consenso de mercado, la acción tiene un recorrido potencial del 27%, que le llevaría hacia los 21,7 euros en doce meses.

Nintendo

La compañía japonesa, uno de los principales diseñadores de videojuegos del mundo, es una máquina de generar efectivo y, además, no tiene deuda. Sin embargo, la realidad es que no va a generar más beneficio en el futuro del que ya produce. Y eso es algo que choca con el concepto value que quiere implementar el índice Eco30, donde se buscan empresas que generen cada vez más crecimiento, incluso aunque procedan de sectores muy castigados.

Nintendo registró un beneficio histórico en 2020, al ganar 3.887 millones de euros. En bolsa, el precio de sus acciones batió un récord el 7 de junio en los 67.784 yenes (unos 527 euros al cambio). Sin embargo, sus títulos han perdido un 20% desde entonces.

Takeda

Tanto en Nintendo como en Takeda, se observa un deterioro de la expectativa de ganancias de cara a los próximos años. Da la impresión de que han tocado techo o están ante un cambio de ciclo. Takeda es otra firma japonesa que se incorporó a la cartera cuando adquirió la también farmacéutica Shire, una operación que creó unas posibilidades enormes y que, en cambio, ha defraudado por no ofrecer un crecimiento del beneficio continuado en los próximos años.

Takeda tenía mucho interés por los activos de investigación y desarrollo de tratamientos de Shire, pero descuidó el talento de los investigadores que procedían de Shire y ahogó con ello el proceso de innovación.

Los valores más rentables de 2021

¿Cuáles son las empresas del Eco30 que más han subido en bolsa en 2021? ¿Y cuáles se han comportado peor en el parqué? En el año que está a punto de acabar, las acciones de Marvell Technology son las más rentables de la cartera, ya que se revalorizan algo más de un 77%. Además del fabricante de microchips, las mayores subidas en bolsa del índice son: Glencore (63,1%), Hitachi (56%), Nutrien (52%), Quanta Services (51,3%), ArcelorMittal (51,2%) y Marathon Petroleum (48,8%).

En cambio, entre los valores que más han caído desde enero se encuentran Encompass Health (24,2%), Enel (19,9%), Nintendo (19,6%) y Takeda (16,3%). Por otro lado, cinco compañías destacan por el respaldo que obtienen de los analistas. Las acciones que reciben la recomendación de comprar más clara del consenso de analistas que recoge FactSet son: Encompass Health, BAT, Deutsche Telekom, Airbus y ArcelorMittal.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin