Bolsa, mercados y cotizaciones

Línea Directa encara la salida a bolsa con una vuelta al crecimiento en seguros de coches

  • Pero prevé un empeoramiento de la siniestralidad a final de año

Línea Directa encara la salida a bolsa, del próximo 29 de abril, con buenas perspectivas del negocio, principalmente en el ramo de automóviles, la base de su actividad, tras las caídas sufridas en 2020 como consecuencia del coronavirus. La compañía, que debutará en el parqué a finales de marzo con la colocación de un 82,6% del capital que ostenta Bankinter, confía en volver a la senda del crecimiento de las pólizas emitidas para coches, aunque esta alza será aún moderada por la baja actividad que se está produciendo en el primer semestre como consecuencia de las oleadas de contagios de coronavirus y las restricciones de movilidad.

En su informe de solvencia, la firma que dirige Miguel Ángel Merino señala que "se espera un año con un crecimiento moderado en el ramo de motor, con cierta presión sobre las primas medias y volúmenes de ventas". De esta manera, Línea Directa regresará al incremento del negocio después de que el ejercicio pasado redujera en un 0,9% la facturación por este nicho, hasta los 754,7 millones de euros. Eso sí, la filial de Bankinter se comportó mejor que el sector, ya que éste vio como los seguros para vehículos se contraían un 2%.

Debido al entorno, que está provocando un descenso en la matriculación de automóviles, las aseguradoras están lanzando determinadas campañas para atraer clientes con rebajas de precio o promociones. Línea Directa lanzó a principios de año una iniciativa comercial para captar pólizas, consistente en el pago de la revisión de la ITV.

La compañía, además, confía en que el comportamiento de los otros dos nichos de actividad que realiza también sea favorable, siguiendo la tendencia registrada en los últimos ejercicios. Así, prevé un aumento "más significativo" en hogar que en motor y similar al de ejercicios anteriores en salud. En 2020, los seguros de viviendas aportaron 129,8 millones de ingresos a las compañía, con un ascenso del 8,3%, mientras que las primas sanitarias -emitidas por su filial Vivaz- totalizaron 21,8 millones, es decir, un 38,8%.

Pese a estas buenas perspectivas del negocio, Línea Directa teme un empeoramiento de la tasa de siniestralidad, a partir de junio, cuando se empiece a normalizar la situación, y "se podría volver a niveles de frecuencia similares a ejercicios anteriores" al coronavirus en el ramo de automóviles. Por ello, este ratio global podría pasar del 61,6% actual, derivado de la menor movilidad, a a una horquilla de entre el 65 y 70%.

Precio: 1,3175 euros

Con estas estimaciones, Línea Directa debutará en el mercado de valores. La CNMV autorizó este jueves el folleto de la colocación de las acciones. Su salida a bolsa se producirá el 29 de abril, a 1,3175 euros, y se enmarca en el plan de Bankinter de dar un dividendo extraordinario a sus accionistas a través de esta operación. Los accionistas del banco pasarán a ser titulares directos del 82,6% de la compañía. La entidad retendrá el 17,4% restante. De acuerdo con el proyecto, los socios de Bankinter que tengan acciones el 28, día previo al inicio de las negociación, recibirán títulos de la aseguradora.

Línea Directa se estrenará con una capitalización de poco más de 1.400 millones de euros y sus directivos se han comprometido a ofrecer un dividendo cercano al 70% de las ganancias que se obtengan, unos niveles que son superiores a los de Mapfre y por Catalana Occidente, pero siempre y cuando mantenga un ratio de solvencia superior al 180%.

De hecho, el consejero delegado de la firma, Miguel Ángel Merino remarcó que "este hito supone para nosotros un orgullo y estamos muy ilusionados por convertirnos en breve en la tercera aseguradora española que cotiza en bolsa", una operación que, a su juicio, "es un paso natural dada la madurez y rentabilidad alcanzadas".

Línea Directa confía en alcanzar en 2023 los ansiados 1.000 millones de facturación, un objetivo que ido retrasando en el tiempo debido a determinadas circunstancias, entre ellas la crisis del coronavirus. En la actualidad, los ingresos de la compañía rozan los 900 millones, un nivel que tenía previsto superar en 2020, pero que finalmente no pudo lograr debido a la pandemia.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.