Bolsa, mercados y cotizaciones

Línea Directa aspira al liderazgo del dividendo de Mapfre con un 7%

  • La aseguradora distribuirá un mínimo del 70% de su beneficio
  • Su ROE superará el 25% a futuro, por encima del 8% de Mapfre
Sede Línea Directa Aseguradora.

Línea Directa está a semanas de presentarse ante el mercado y lo hará como una compañía de rentas. La aseguradora distribuirá un mínimo del 70% de su beneficio entre los accionistas, lo que situará la rentabilidad de sus pagos cerca del 7% sobre la base de un beneficio normalizado (sin contar el año de la pandemia) más cercano a los 143 millones de 2019 que a los 180 millones que alcanzó en 2020, ante la caída de la siniestralidad debido a los confinamientos.

De alcanzar un retorno mínimo del 7% -puede llegar a ser superior si eleva la ratio de payout al 83%, media de sus comparables-, Línea Directa podría desbancar a Mapfre como la aseguradora con el dividendo más atractivo del panorama nacional, que se estima en el 7,5% con cargo a 2021, y ponerse a la par entre sus comparables del sector, básicamente firmas británicas, como Direct Line y Admiral Group.

Su salida a bolsa está prevista para finales del mes de abril. Se realizará a través de un listing, ya que los accionistas actuales de Bankinter recibirán una acción de Línea Directa por cada título que tengan del banco. En total, la aseguradora online alcanza una valoración a precios de mercado de 1.434 millones de euros, que se distribuirán entre algo más de 1.088 millones de acciones con un precio teórico por título de 1,318 euros, según explicitó el banco el pasado mes de marzo.

Un año excepcional de ganancias

Antes de arrancar su andadura sobre el parqué, Línea Directa distribuirá el pago con cargo a 2020, año excepcional de ganancias, con 180 millones de euros. En total, los accionistas recibirán 120 millones en concepto de dividendo, lo que implica una ratio de payout del 66,7%, en línea con el mínimo anunciado por la firma.

La compañía celebró esta semana su Capital Markets Day en el que desveló cuál será su política de distribución al accionista, que seguirá en la línea que ya tenía antes. Distribuirá un mínimo del 70%, aunque fuentes del mercado no descartan que ese porcentaje pueda ser superior.

La cuestión es sobre qué beneficio se calculará la distribución del dividendo. 2020 fue un año excepcional para Línea Directa, como para el resto del sector, teniendo en cuenta que los siniestro en automóviles cayeron de manera considerable ante los distintos confinamientos. Ganó 180 millones, su mayor beneficio de la historia y un 26% superior al obtenido en 2019.

Pero la previsión lanzada por la aseguradora es que en 2021 las ganancias serán algo inferiores, volviendo a la senda de la normalidad. Esto implica que si se toma como referencia la media del beneficio neto de Línea Directa entre los años 2017 y 2019, de 150 millones de euros, y un payout del 70%, su rentabilidad por dividendo se situaría en el 7,3% si decide distribuir sus pagos con cargo a 2021, punto que no está confirmado.

Ahora bien, si el payout alcanzara el 83%, que es la media de sus comparables directos británicos Sabre Insurance, Admiral Group y Direct Line, su pago anual podría irse a retornos del 8,7% siempre sobre la base de que el beneficio se sitúe en el entorno de los 150 millones de euros. En el caso de Sabre Insurance su payout en un año normalizado es del 70%, según FactSet, frente al 90% de media de Admiral y Direct Line. En este último caso, la rentabilidad por dividendo llegaría hasta el 9,4%.

Cautela con el futuro

Línea Directa es vista por los analistas como una compañía de balance sólido, cuenta con rentabilidades de las más elevadas del sector gracias a que su nicho es el seguro del automóvil y, además, la contratación se realiza a través de Internet, lo que reduce enormemente la partida de costes. Pero todos ellos coinciden en que el margen de mejora es más limitado teniendo en cuenta los niveles mucho más exigentes de los que parte.

La aseguradora ha desvelado que contará con un beneficio inferior al de 2020 este ejercicio, con un ratio combinado "en el que siente cómoda" de entre el 86% y el 87% de cara al futuro y con un ROE superior al 25%. Los analistas de Banco Sabadell calculan "una rentabilidad sobre el capital preliminar del 30%, sobre el suelo dado por la firma y el 35% de media de los últimos años".

Esto les lleva a plantear una valoración para Línea Directa que "en el mejor de los casos sería un 10% superior a la que ha dado ya en el listing", de 1.434 millones de euros.

"El ratio combinado deja poco espacio para mejorar estimaciones de beneficio de cara a 2021 y 2022", sostiene la firma de análisis. Sus comparables británicos cuentan con un ratio combinado del 88% estimado para 2021. En el caso de Mapfre este ratio será del 95,5%, según previsiones, y del 91,4% para Catalana Occidente.

En todo caso, y aunque pertenezcan al mismo sector, sus negocios no son comparables, insisten las fuentes consultadas. La aseguradora prevé, asimismo, un crecimiento de las primas del 5% en 2021 y una ratio de Solvencia del 200%. En lo que respecta a la rentabilidad sobre el capital, Línea Directa cuenta con el ROE más elevado. Plantea niveles mínimos del 25% a futuro, cuando Mapfre estará sobre el 8%, según estimaciones, y Catalana Occidente en el 7,3%. Admiral Group alcanza un ROE del 49,75%, según Bloomberg, y Sabre y Direct Line del 14%.

comentariosforum2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 2
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Usuario validado en elEconomista.es
Lacalagamur
A Favor
En Contra

Se compran 300.000 acciones y a vivir de dividendos... unos 21.000 euros al año.

Puntuación -1
#1
Realista
A Favor
En Contra

#1 viene un slip y a vivir del aire ... Mucho bla bla pero poca realidad

Puntuación 0
#2