Bolsa, mercados y cotizaciones

Las bolsas de los países del G20 cotizan a un 6% de media de cerrar el 'Covidcrash'

  • Europa es la única región que no ha recuperado estos niveles
  • España es la plaza que más pierde desde los altos de 2020
  • EEUU, Japón y Corea se encuentran en zona de máximos históricos
Foto: Dreamstime

Siete sesiones después de arrancar 2021, el balance que están arrojando las grandes bolsas mundiales está resultando mucho más positivo que a cierre de 2020, con las referencias de Wall Street, Asia y América del Sur marcando nuevos máximos que superan con creces a los del año pasado.

Aunque a nivel global las grandes bolsas aún cotizan, de media, un 6% por debajo de los máximos previos a la pandemia, la fotografía está distorsionada por los índices europeos. Si se mira el mapa, el palo en las ruedas de la recuperación de las bolsas a nivel global lo está poniendo la renta variable del Viejo Continente, donde las principales plazas todavía cotizan un 9% por debajo de los niveles preCovid que se alcanzaron el 19 de febrero –justo antes de que Italia se convirtiera en el epicentro de la pandemia–.

La bolsa que peor comportamiento ha demostrado ha sido España, con el Ibex 35 aún a un 20%, seguida del Footsie italiano, a un 12,5%. Sólo han conseguido cerrar los huecos de 2020 el indicador de Países Bajos, que se sitúa en máximos de 20 años, y el Dax alemán, que renovó sus altos históricos la primera semana de enero y a día de hoy se encuentra a un 1% de superar esta marca. Fuera de la zona euro, el índice suizo o el londinense están a un 9% y un 4%, respectivamente, de superar los máximos que alcanzaron a comienzos del año pasado.

Entre las 20 grandes economías del mundo por PIB, la crisis por el Covid-19, al menos desde el plano bursátil, ya ha quedado muy atrás en el caso de EEUU, Japón o Corea, donde sus índices cotizan en zona de altos nunca vistos. También se encuentran en máximos, aunque no históricos, el CSI 300 chino –niveles que no veía desde 2008– el Sensex indio, la bolsa indonesia, la de Arabia Saudí o la de Estambul, así como Brasil y México.

De hecho, desde los máximos que las principales bolsas tocaron en febrero del año pasado, los índices que se anotan las mayores revalorizaciones han sido Rusia y Corea, más de un 40%, seguidas de China y Turquía, con un 34% y un 29%.

Visión por geografías

De esta forma, el contexto de mercado por geografías es muy diferente. Por un lado, Asia que se ha convertido en 2021 en el destino favorito de los bancos de inversión y las casas de análisis para los próximos meses como vector de la recuperación económica de esta crisis.

Por otro, la situación de Occidente, donde "ni siquiera un asalto al Congreso americano es capaz de desanimar a unas bolsas que están absolutamente convencidas de que la reconstrucción iniciada en 2020 tendrá continuidad en 2021", afirman desde el equipo de análisis de Bankinter. Una visión compartida también desde el punto de vista de técnico. Joan Cabrero, analista y asesor de Ecotrader, pronostica que la bolsa del Viejo Continente subirá hasta un 3% "en próximas fechas" hasta los 3.745 enteros (donde comenzó 2020).

En los últimos dos meses de 2020 se experimentó el mayor flujo de fondos de renta variable jamás registrado en dicho periodo de tiempo

Y tercero, el escenario de EEUU, donde múltiples mesas de inversión han alertado sobre el excesivo optimismo que refleja la bolsa americana. Una situación que resaltan firmas como Citi, Bank of America y Deutsche Bank. El equipo de Citi avisó en un informe que su modelo de pánico/euforia se disparó en este último campo la semana pasada. Según adelantan "esto genera una probabilidad histórica del 100% de que los mercados bajen en los próximos 12 meses desde los niveles actuales". El modelo pánico/euforia alcanzó la semana pasada un récord de 1,83 frente al 1,69 revisado al alza la semana anterior. El territorio del pánico se define como cualquier nivel por debajo -0,17, mientras que la euforia se confirma en los 0,38 o más alto.

Desde BofA Securities, determinan en una nota a clientes que "el riesgo alcista sigue siendo una burbuja". En este sentido, mencionan factores como un decenio de máxima liquidez y de disrupciones tecnológicas que han causado una importante desigualdad y una masiva polarización social y electoral. Por su parte, Jim Reid, economista jefe global de Deutsche Bank, considera que habrá que esperar varios años antes de poder esclarecer si entre 2020 y 2021 se ha generado una burbuja histórica en el precio de los activos equivalente, por ejemplo, a 1929 o 2000.

Los estrategas de la firma alemana indican que en los últimos dos meses de 2020 se experimentó el mayor flujo de fondos de renta variable jamás registrado en dicho periodo de tiempo y el segundo mayor como porcentaje de activos en cartera en al menos los últimos 10 años.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin