Bolsa, mercados y cotizaciones

Jos Dijsselhof, el nuevo 'casero' de la Bolsa española, iza la bandera suiza a cambio del pasaporte europeo

  • España será el 'puente de oro' que llevará a Suiza de vuelta a la eurozona
Jos Dijsselhof, consejero delegado de SIX. Fuente: SIX

A Jos Dijsselhof aquello de Doña Bolsita, la soltera en relación a BME -al ser la eterna aspirante a una opa, que hacía alusión a una obra teatral de Federico García Lorca, Doña Rosita, la soltera- le sonará lejano. El flamante consejero delegado de Six -se dice de él que dio la vuelta a la compañía en meses, desde su llegada en enero de 2018- se convertirá en el máximo responsable de la Bolsa española una vez se cierre la opa que anunció su grupo a mediados de noviembre, en una operación que fue llevada con mucho sigilo por ambas partes desde el verano de 2019, justo después de que la Bolsa de Suiza perdiera el acceso al mercado europeo. Este modo de actuar es el contrario a cómo maneja las situaciones su jefe anterior, Stephan Boujnah, consejero delegado de EuroNext, que comunicó al regulador su interés por BME un 18 de noviembre, mismo día en el que Six anunciaba formalmente su oferta.

Mientras Boujnah, a quien hay que reconocerle la satisfacción periodística de dar grandes titulares a la prensa (algo poco común en el mundo financiero), se dedicó a calentar la operación, Jos Dijjselhof estaba convencido de que su oferta, íntegramente en metálico (algo para lo que EuroNext no estaba preparada) y con una prima del 34% sobre el precio al que cotizaba BME por entonces, en 25,4 euros, sería suficiente para convencer a los accionistas. Y así ha sido. Tan solo quedan minoritarios con un 6,8% del capital en sus manos pendientes de decidir si tomar la mano tendida de Six para comprarles sus acciones hasta el 5 de septiembre.

El accionariado de Six está compuesto por 122 instituciones financieras y, principalmente, por grandes bancos

Dicen del equipo directivo de Six que ha sabido aterrizar suavemente en el parqué español, que "saben dialogar y escuchar". Aunque, matizan estas fuentes, "todavía es pronto" para saberlo porque el confinamiento -primero- y la limitación en los viajes -después- les ha impedido que Suiza, siempre neutral en conflictos bélicos, tome el mando de manera efectiva, a sabiendas de que será pacíficamente, tal y como se gestó la operación, con el consenso de la dirección de BME.

Dijsselhof ni siquiera rechistó -ni delante ni detrás de cámara- sobre las exigencias ampliadas que le exigía el Gobierno, cuando su objetivo era preservar las empresas españolas de compras de extracomunitarios en plena debacle del mercado y, por ende, de las valoraciones. Six se ha comprometido a mantener la independencia de BME durante la próxima década, a pesar de que, de facto, el nuevo consejo de administración estará formado por seis consejeros, de los que tres provienen de Zúrich: el propio Dijjselhof, el director financiero de la compañía, Daniel Schmucki, y Marion Leslie, directora de Información financiera. Por la parte nacional, continúa Javier Hernani, piedra angular sobre la que girará BME en la transición, y dos consejeros que provienen del mundo REIT, David Jiménez- Blanco y Belén Romana.

Educado en banca, Jos Dijsselhof sabe lo que es vivir fuera de su país natal, Holanda

La aventura que comienza para Six en el mercado español va mucho más allá de una simple compra. España será el puente de oro que devuelva a la Bolsa de Zúrich el acceso a los mercados comunitarios, después de que la Unión Europea le arrebatara la equivalencia en julio de 2019. Esto implica, a efectos prácticos, que ningún inversor fuera de Suiza pueda comprar acciones del país, si no es a través de un intermediario local autorizado por Zúrich. De ahí que el 100% del volumen de algunas de las mayores compañías del continente -Roche, Novartis, Nestlé, Zurich Insurance o Swisscom- se negocie a través de Six. Para algunos expertos, la ruptura de este contrato bilateral puede ser un buen precedente de lo que sucederá con el Brexit.

Educado en banca, Jos Dijsselhof sabe lo que es vivir fuera de su país natal, Holanda, quizás por ello le resultaría fácil adaptarse ahora a España por temporadas, a sabiendas de que quien capitaneará el barco de BME seguirá siendo Hernani. Comenzó su carrera en ABN Amro, donde trabajó durante 13 años no solo en Holanda, sino también en la región de Asia-Pacífico. Como responsable de operaciones se marchó a Royal Bank of Scotland en 2008 y casi dos años más tarde se pasó al banco ANZ Australia & New Zealand, con quien trabajó en Hong Kong y Singapur. Pero en 2014 llegó su regreso a Europa, donde se había labrado un asiento importante en EuroNext. Llegó a ser consejero delegado de la Bolsa de Ámsterdam, puesto en el que estuvo siete meses, hasta que recibió la llamada de Six. Para cuando se marchó, EuroNext ya tramaba la compra de la Bolsa de Dublín y quién sabe si también la de Oslo, que se cerró en 2019.

Dijsselhof ha reconocido en alguna ocasión que fue un headhunter (o reclutador de directivos) quien le ofreció el puesto de CEO de Six."Suiza es un país fácil, con gente amable, todo organizado...", reconocía a la CNN suiza a los pocos meses de tomar el cargo. Su formación en informática y dirección de empresas quizás sea lo que ha convertido a la Bolsa de Zúrich en el referente tecnológico europeo. En 2018 lanzó una plataforma de trading para activos digitales como las criptomonedas. "Queremos traer el mundo digital al mercado regulado bajo el paraguas de Six", reconoció por entonces. Y tienen dinero para lograrlo. El accionariado de Six está compuesto por 122 instituciones financieras y, principalmente, por grandes bancos que tienen el 32,3% del capital -UBS, Vontobel o Credit Suisse, entre otros-. Ellos son los que deberían soltar cuerda ante una hipotética salida de Six a la bolsa. "Es la segunda vez que preguntas por lo mismo", decía Dijsselhof tras hacer público el éxito de la opa. Desde luego, no lo necesitan. Pero, de hacerlo, tocarían la campana virtual en Zúrich, donde el parqué es una sala ovalada con una gran pantalla que la rodea; y la física en Madrid, que no niega el peso de 127 años de historia.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin