Bolsa, mercados y cotizaciones

Sólo cinco firmas del Ibex se adelantan a sus resultados al publicar el impacto del coronavirus

  • Merlin, Colonial, Meliá, Ferrovial e Indra siguen las instrucciones de ESMA
  • Se espera la gran 'avalancha' de revisiones para los resultados del primer trimestre
Trabajadores de Ferrovial. Foto: eE

El 11 de abril se cumplirá un mes desde que ESMA (la Autoridad Europea de Mercados) recomendara a las compañías cotizadas comunicar, a la mayor brevedad posible, el impacto en sus resultados provocado por la Covid-19.

Sólo cinco firmas del Ibex 35 han cumplido con el regulador comunitario hasta la fecha: son Meliá Hotels –la primera en hacerlo público el pasado 16 de marzo–, Merlin Properties e Inmobiliaria Colonial, los días 19 y 24; Ferrovial, el 25, e Indra, el 27 del pasado mes. Aunque lo cierto es que ni siquiera todas ellas han dado cifras concretas. Tan sólo las dos socimis y Ferrovial han ofrecido una guía previa a las cifras que darán en la presentación de resultados del primer trimestre del año, temporada que comenzará este mes el 21 de abril (como es tradición) con las cuentas de Enagás. La gasista es una de las cuatro cotizadas del selectivo que ha confirmado la presentación de los resultados trimestrales, junto a Viscofan (el 24 de abril), Ence (el día 28) y Telefónica (el 7 de mayo).

Son muchas las compañías que están esperando a este momento para comunicar a mercado el impacto del coronavirus en sus resultados, aunque otras tantas ya hayan cancelado o postpuesto el pago de dividendos, como algunos bancos, cumpliendo con la petición del Banco Central Europeo (BCE).

"La información privilegiada [que se comunica a la CNMV] debe ser concreta. No basta con sospechar que los resultados serán peores (eso puede ser de conocimiento general en muchas empresas), sino tener una estimación más o menos precisa de cuánto peores. Es entonces cuando surge la obligación de publicar", aclara el regulador nacional.

Despejar la incertidumbre

Aquellas (las menos) que sí han decidido adelantarse a este momento han logrado, en cierta medida, despejar la incertidumbre. Es el caso de las dos grandes socimis del mercado que circunscriben, claramente, el impacto de la pandemia a su negocio retail. La más afectada de las dos podría ser Merlin Properties, que estima una caída máxima de rentas por el alquiler de locales comerciales del 10% en sus cuentas del año. Es la que está más expuesta al negocio minorista, con un 20% de su cartera de activos. Inmobiliaria Colonial tan sólo tiene un 2% de las rentas totales en este sector, y es por ello que el impacto máximo de la Covid-19 se ciñe a esta cifra para su resultado anual.

Ferrovial ha especificado el impacto por negocio. En sus grandes autopistas de Norteamérica el tráfico disminuyó algo más del 10% en marzo (sin contar la última semana); Heathrow afirma tener liquidez suficiente para aguantar así hasta 12 meses; y reconoce retrasos en obras. El pago de dividendos se decidirá en la Junta del 17 de abril.

Y Meliá e Indra han sido menos concretas. La hotelera reconoció a mediados de marzo tener cerrados cerca del 16% de sus establecimientos –59 en total-, aunque ha evolucionado hasta tener activos solo el 13% de la cartera de 380 hoteles; y la tecnológica anunció un ERTE y reconoce dificultades para cerrar proyectos.

Sin dividendo

Media decena de firmas sí han anunciado medidas tomadas para combatir la contracción de la actividad económica. Es el caso de Aena que como otras tantas compañías ha postpuesto la celebración de su Junta General de Accionistas en la que valorará si reparte o no dividendos con cargo a 2019. Amadeus, impactada directamente por el desplome del turismo a nivel internacional, ha firmado un préstamo puente por 1.000 millones de euros y ha limitado su programa de recompra de acciones hasta el 23 de marzo (estaba previsto que finalizara el 30 de junio) por un máximo de 350.000 títulos, un 0,081% del capital. Inditex también ha anunciado que postpone la aprobación de su retribución al accionista.

Bancos como Santander, CaixaBank o Bankia han cancelado su dividendo para 2019 y 2020, reducido a la mitad su importe, y anunciado que no repartirán el dividendo extraordinario (de más de 1.000 millones de euros) previsto para este ejercicio, respectivamente en cada uno de los tres casos. El BCE solicitó a las entidades financieras que cancelara sus retribuciones, así como los programas de recompra de acciones.

¿Deberían haberlo comunicado oficialmente al regulador? "La cancelación del dividendo para un ejercicio no es per sé una información privilegiada, pues no afecta en todos los casos al precio de la acción (el resultado se acumula en la sociedad y ésta no vale necesariamente menos por no pagar dividendo un solo ejercicio). Además, en muchos casos se hace por prudencia (para preservar caja) o por recomendación del regulador (como los bancos)", aclara la CNMV.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0