Bolsa, mercados y cotizaciones

La caída de CIE y Gestamp les lleva a mínimos de valoración de la década en bolsa: la automoción sufre por el coronavirus

  • El fabricante de la familia Riberas pierde un 14% desde el estallido
  • Michelin es, para Barclays, el valor 'refugio' para afrontar la crisis
Francisco Riberas, presidente de Gestamp, en la salida a bolsa en 2017.

Desde que estallara la crisis del coronavirus en China, el sector de automoción es el más bajista de entre los que componen el Stoxx 600, con pérdidas del 6%, aunque es justo reconocer que ya venía castigado de antes, y esta situación ha echado por tierra los multiplicadores de beneficio a los que cotizan firmas como las españolas Gestamp y CIE Automotive, en mínimos de la década. En lo que va de 2020, los inversores bajistas se siguen cebando con firmas automovilísticas y fabricantes de componentes del automóvil ante las dudas que existen debido a la guerra comercial -ya venida a menos-; las exigencias sobre las nuevas emisiones de CO2 de los motores y la carrera por la electrificación, más allá del impacto en sus resultados del cierre de fábricas en China.

El sector lleva meses muy castigado, y el impacto del cierre de fábricas en la ciudad de Wuhan (capital de la provincia de Hubei) ha sido su estocada definitiva. Los ocho grandes fabricantes de componentes del automóvil europeos han perdido 2.750 millones de valor en bolsa desde el pasado 23 de enero, lo que representa un 8% de su capitalización total. Gestamp es el título más castigado de los ocho, al retroceder un 14%, el doble que CIE Automotive que pierde otro 8%, el mismo porcentaje que se deja, de media, el sector de fabricantes de componentes. La firma que preside Francisco Riberas cotiza en zona de mínimos desde el segundo profit warning (rebaja de estimaciones) que cotizó el 1 de noviembre, en los 3,41 euros por acción, tras ceder un 20% en 2020. La caída en el caso de CIE alcanza el 15%, en mínimos de 2017.

Tanta venta en bolsa ha provocado que las acciones de Gestamp se compren más baratas que nunca. Su PER (número de veces que sus títulos recogen en el precio el beneficio esperado para la firma a doce meses vista) ha caído a zona de mínimos desde que su OPV en abril de 2017, en las 7,7 veces. El caso más llamativo es el de CIE, considerado un valor históricamente caro para incluir en las carteras, pero que siempre ha estado presente en la elección de los gestores value. La firma que preside Antón Pradera cotiza al menor multiplicador de beneficios desde 2012, sobre las 8 veces, según datos ofrecidos por FactSet. Esto implica cotizar a un descuento del 25% sobre su media histórica de la última década. En el caso de Gestamp, cuya historia se limita a menos de tres años, este descuento alcanza el 27%.

Frente al resto de fabricantes de componentes del automóvil europeos, las dos compañías españolas son las únicas que cotizan a un multiplicador de beneficios en zona de mínimos de los últimos años. De hecho, frente al PER medio del sector en 9,1 veces, Gestamp y CIE presentan un descuento medio del 13%, después de ceder un 20% y un 8% en lo que va de año. De todos modos, este último latigazo bajista ha afectado más a los fabricantes españoles, principalmente, porque sus homólogos europeos llevan meses cayendo a plomo en el mercado, afectados por una decena de profit warnings.

CIE es de los pocos fabricantes que no ha rebajado sus previsiones. De hecho, cumplirá -o a eso apunta el consenso de mercado- con los resultados de 2019 un plan estratégico que debía extenderse hasta 2020. Este es el motivo principal que se esconde detrás de que CIE sufra el mayor recorte de estimaciones sobre sus ganancias en 2020 y 2021 del sector europeo desde el estallido del coronavirus el 24 de enero. El consenso de mercado ha rebajado en un 2,4% su previsión para el beneficio de 2020 -que alcanzará los 312 millones de euros- y otro 2,5% el de 2021 -en los 333 millones-; frente al recorte medio de sus homólogos del 1,1% y 0,7%, respectivamente; y el 0,6% de Gestamp en ambos ejercicios. Presentará sus cuentas el próximo 28 de febrero y un día antes, Gestamp.

Valeo, el mayor fabricante cotizado europeo, de origen francés, ha perdido un 60% de su valor desde el 1 de enero de 2018 debido a la incertidumbre que afecta a las grandes automovilísticas francesas y alemanas. Respecto a la última gran crisis que afecta al sector, su consejero delegado, Jacques Aschenbroich, reconoció la semana pasada que "todavía es muy pronto" para medir el impacto del coronavirus en sus resultados. A pesar de ello sí insistió en que salir del pozo "requerirá enormes condiciones de financiación".

Alemania, la más afectada

Los analistas de JP Morgan consideran que Honda, General Motors y Nissan son "las automovilísticas más expuestas" al cierre de fábricas que ha motivado el coronavirus. De hecho, según la firma estadounidense, Honda cuenta con la mitad de sus fábricas chinas en la provincia de Hubei -la más afectada- y, en total, un 31% de su producción total se realiza en el país asiático; frente al 26% de Nissan y el 28% de General Motors. Este último sí figura entre los clientes principales de Gestamp; mientras que Nissan supone en torno al 4% de las ventas para CIE.

Barclays tiene claro que el mayor impacto del coronavirus será para "las automovilísticas germanas". "Para Volkswagen, BMW y Daimler China representa, de media, el 46% de sus ganancias", afirma la casa británica. En su opinión, los fabricantes galos "Valeo, Faurecia y Continental serán los más afectados" por el coronavirus, frente a "Michelin" que es, en su opinión, el que presenta la "mejor opción defensiva" para los inversores dentro del sector del automóvil.

¿Hay fondos más rentables que mi acción?:


comentariosforum1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

ajo
A Favor
En Contra

El coche eléctrico consume el doble de neumáticos que el combustión y también causa el doble de daños a la otra parte del choque, las funerarias también también son valor refugio.

Puntuación 0
#1