Motor

Más de 50 fábricas españolas de piezas del motor instaladas en China, afectadas por el coronavirus

  • Hasta once empresas españolas están afectadas
  • China fabrica el 29% de los vehículos del mundo
  • Compra el 27,8% de los vehículos matriculados
Inauguración de una planta del Grupo Antolín en China.

Once empresas de componentes de automoción españolas están directamente afectadas por el coronavirus. En China hay "más de 50 plantas de producción y centros de I+D+I de empresas españolas del sector", según explican fuentes de la patronal, Sernauto, a Ecomotor. Todas ellas han tenido que cerrar durante dos semanas por la imposición del Gobierno chino que alargó una semana más las vacaciones del año nuevo chino.

A partir de este lunes arrancarán de forma gradual las fábricas que no están en la zona de Wuhan, en función de la vuelta a la actividad de las fábricas de automóviles para las que trabajan. Las factorías de la "zona cero", por su parte, seguirán cerradas hasta nueva orden del Gobierno chino según fuentes de las empresas españolas.

Las cinco grandes españolas del sector –Gestamp, Cie Automotive, Grupo Antolín, Ficosa y Mondragón– son las más afectadas, a las que se suman seis intemedias con instalaciones en el país, según Sernauto: Fersa Barings, Sadeca, Industrias Dolz, RTS, Talosa y Zanini.

Gestamp dispone de 11 plantas en toda China –una de ellas en Wuhan– que, al igual que el resto de la industria del país, han permanecido cerradas desde el año nuevo chino, si bien está previsto que vuelvan progresivamente a la normalidad a partir del lunes.

Planta de Gestamp en la zona de Wuhan.

Cie Automotive es propietaria en toda China de otras 11 plantas, con una también en la región de Wuhan. Fuentes de la empresa confirman que esta última se mantendrá cerrada hasta que permita su apertura el Gobierno del país; las otras diez irán recuperando la actividad en función de los ritmos de la demanda de sus clientes.

Por su parte, el grupo Antolín cuenta, según información de su web, con instalaciones en 18 puntos de China. En la región de Wuhan tienen un complejo industrial con tres plantas. Fuentes de la empresa confirman que en línea con lo que establezcan los protocolos de actuación del gobierno, "iremos reanudando la actividad poco a poco allí donde es posible en coordinación permanente con nuestros clientes y salvaguardando en todo momento la salud de nuestros empleados".

Las tres empresas, como los fabricantes de automóviles europeos instalados en China, están monitorizando constantemente la situación del personal de sus plantas, incluso como apuntan desde Renault, en el resto de sus fábricas mundiales, como parte de un plan de contingencia.

China es un gigante en el sector del autómovil. A 2018, últimos datos de la patronal mundial de automoción OICA, produjo 27,8 millones de vehículos (turismos, furgonetas e industriales), lo que supone algo más del 29% del total del mundo, aunque en 2017 alcanzó en 29,8%.

Una producción dedicada en exclusiva al consumo local. Como muestra en ese año se matricularon en el gigante 28,08 millones de coches, el 29,5% de los vehículos vendidos en todo el mundo.

China es el tercer destino de las exportaciones españolas de componentes de automoción fuera de la Unión Europea, por detrás de Marruecos y Estados Unidos. En 2018, las empresas de equipos y componentes para automoción exportaron bienes por valor de 618 millones de euros desde España a China, lo que representó casi un 3% de las exportaciones del sector en dicho año.

Incertidumbre de los fabricantes

Volkswagen ha vuelto a retrasar la reanudación de la producción en sus instalaciones en China, por lo que sus empleados alargarán sus vacaciones del Año Nuevo chino hasta principios de la semana que viene "a más tardar". El fabricante alemán alega "desafíos debido a la demora en el reinicio de las empresas que suministran componentes en todo el país" y las limitadas opciones para desplazarse que tienen los empleados", anunció el lunes la firma alemana.

Nissan anunció también que suspenderá la producción en su planta de Kyushu (Japón) por problemas se piezas procedentes de China debido a los cortes en las cadenas productivas del gigante asiático por el coronavirus, según el diario Nikkei.

A ellas se sumarán las plantas de la zona de Wuhan. El grupo PSA dispone de dos compartidas con su socio Dongfeng y el Renault tiene un gran complejo. Otra empresa de automoción instaladas en Wuhan es la japonesa Honda. Hyundai ha parado sus plantas en Corea del Sur, o Tesla, la de Shangai por orden de las autoridades. El 7 de febrero, Toyota anunció que aplaza la reanudación de las operaciones de sus doce plantas en China.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum2
forum Comentarios 2
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Hppp
A Favor
En Contra

Todas esas empresas presumen de just in time. Deberían haber parado aquí a la semana. Deben de ser todo lo contrario tener el almacén para un año, pero lo seguro es que son estafadores.

Puntuación -2
#1
Thor
A Favor
En Contra

No le deseo el mal a nadie pero que cada uno reciba lo que se merece.....

Puntuación 2
#2