Bolsa, mercados y cotizaciones

No todo pinta tan negro en el mundo del petróleo: qué petroleras y fondos comprar si el crudo remonta

  • Los analistas creen que el mercado descuenta un escenario muy pesimista
  • Entre las integradas la mejor opción en Europa es Total y en EEUU Marathon
Aunque tiene retos por delante el sector no ha perdido su importancia

Si ha habido un activo que ha tenido un comienzo de año complicado ha sido el petróleo y las cotizadas relacionadas con esta materia prima. El recurso energético cerró 2019 recibiendo un último impulso alcista, tras conocerse en diciembre que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) acordaba volver a cerrar el grifo del crudo para apoyar las subidas de los precios.

El barril Brent, de referencia en Europa, celebraba el nuevo año llegando a tocar en la primera semana del ejercicio los 69 dólares por barril, precios que, salvo en un momento puntual en septiembre que no duró mucho, no se habían visto desde mayo. Desde estos niveles, los altos de 2020, el barril pierde un 20,4%, y parece que en el entorno de los 55 dólares el precio ha empezado a estabilizarse, una vez las noticias del impacto económico del coronavirus, e incluso la especulación de avances en la investigación de una posible cura, han ido ganando notoriedad. 

La pregunta clave ahora, que pueden estar planteándose muchos inversores, es si el último retroceso que ha experimentado el precio del oro negro presenta una oportunidad para invertir en el recurso energético, o si es más probable que las caídas profundicen todavía más y se puedan producir mayores pérdidas con el barril y con las petroleras. Aunque todavía hay muchos flecos por cortar, y la incertidumbre en torno a la demanda y los precios del crudo aún es grande, la opinión de varios expertos apunta a que los últimos descensos parecen ser más una oportunidad de entrada, que un preludio a un desplome aún mayor.

Las estimaciones de precios que maneja Citi, que han actualizado esta misma semana, recogiendo el posible impacto del coronavirus, apuntan en este sentido. Aun recortando el banco estadounidense su estimación media para 2020 un 16,3%, el escenario no parece ser tan negativo, teniendo en cuenta que el banco espera que el barril cierre 2019 en el entorno de los 58 dólares, un precio que estaría descontando una subida de 3 dólares durante el ejercicio. La estimación del consenso de mercado que recoge Bloomberg también es positiva para los alcistas en petróleo, ya que contemplan al barril por encima de los 62 dólares para final de año. Es más, la de Citi es la estimación más bajista que recoge la agencia, de las 11 revisiones que se han lanzado en lo que va de año.

Cuáles son las mejores opciones para el inversor en el sector petrolero

En el contexto actual hay inversores que ven valor en el petróleo, como es el caso de Mutuactivos, quienes consideran que ahora "hay una oportunidad" y han incrementado su inversión en petroleras integradas.

Tomás García Purriños, gestor de Morabanc, explica cómo "según los fundamentales, trabajando con la oferta y la demanda que tenemos ahora y las previsiones, los precios entre 60 y 65 dólares deberían ser adecuados para los próximos meses". Según él, los precios actuales parecen estar descontando "un shock de demanda realmente preocupante", y señala cómo, según el modelo que utiliza, "con el petróleo en 50 dólares se estaría descontando una caída importante en el PIB, que no está dentro del escenario económico que nosotros concebimos". Sin embargo, el experto recomienda tener cautela con el crudo, ya que "hay mucho ruido todavía", y explica que su posición ahora es "neutral", teniendo en cuenta que "hay un escenario negativo que podría ocurrir, que no es nuestro escenario base, que contempla que el coronavirus no vaya a afectar tanto, pero la posibilidad todavía nos impide ser muy agresivos", explica.

Pensando en el más largo plazo, no hay que olvidar que el petróleo, aunque está sufriendo una disrupción por el cambio en los hábitos de consumo y la lucha contra el cambio climático, sigue siendo uno de los motores energéticos del planeta y su demanda sigue creciendo año tras año, marcando máximos históricos a cada ejercicio que pasa. Es más, según el informe de enero de la Agencia Internacional de la Energía, en 2019 la demanda de petróleo crecerá 1 millón de barriles diarios, y para 2020 el incremento será todavía mayor, de 1,2 millones de barriles.

Las mejores opciones

En un entorno bajista para el crudo, las petroleras lo han reflejado en el parqué, con una caída que roza el 6% en lo que va de año en Europa. Las dudas sobre la sostenibilidad del sector ante la revolución que se está viendo a nivel energético y un petróleo que no ha logrado sostener la remontada desde mínimos han derribado los múltiplos que el mercado está dispuesto a pagar por ellas. La industria petrolera en el Viejo Continente cotiza a 11 veces sus ganancias estimadas para este año, lo que supone un descuento del 25% frente al mercado. Mientras, las americanas lo hacen a 16 veces, una rebaja del 16% con el S&P. Si estas caídas son una oportunidad o no todavía está por ver, pero lo que tienen claro los analistas es que tras el desplome de los precios del crudo durante el periodo 2014-2015, las firmas del sector emprendieron un proceso de transformación que ahora las deja mejor preparadas ante un entorno de precios bajos.

"El modelo que están eligiendo gira en torno a ser cuidadosos con el capex y favorecer el reparto de capital a los accionistas, y creemos que es algo continuista y sostenible. En el sector en general se está buscando un modelo que quiere financiar la inversión  y los dividendos en el entorno de los 50-55 dólares a medio plazo. Y si hay un exceso de caja o bien será utilizado para fortalecer el balance, para hacer un M&A selectivo y casi seguro que se empleará en realizar recompras de acciones", argumentan en UBS. 

En JP Morgan calculan que este año las firmas europeas dejarán su breakeven en los 51 dólares y que el próximo ejercicio se reducirá hasta los 49 dólares, frente a los 56 dólares en los que estiman que cerraron en 2019. En este entorno, uno de los grandes atractivos de la industria son sus atractivos programas de retribución. De acuerdo con las cuentas del banco americano, las firmas europeas de media repartirán dividendos y recomprarán acciones en los próximos cuatro años por el 28% de su capitalización. BP sería la empresa líder distribuyendo casi el 45% y Repsol se quedaría en segunda posición con más del 30%.

Con estos apoyos, el consenso es bastante positivo con respecto a las petroleras a uno y otro lado del Atlántico. Entre las firmas del sector que tienen un valor bursátil de más de 5.000 millones un 56% logra una recomendación de compra, un 41% es un mantener y el 3% restante es un vender. Pero, ¿cuáles son las mejores opciones en cada segmento para los analistas?

Entre las firmas del sector que tienen un valor bursátil de más de 5.000 millones un 56% logra una recomendación de compra, un 41% es un mantener y el 3% restante es un vender

Entre las integradas la mejor opción en el mercado europeo es la francesa Total. "Seguirá estando bien posicionada este año, beneficiándose del repunte de producción de 2019 y los bajos breakeven de los proyectos que tiene en cartera. Es líder en generación de flujo de caja libre y en crecimiento del dividendo, lo que la deja bien posicionada para otro año de mejor comportamiento relativo frente a sus comparables", argumentan desde Berenberg.

Al otro lado del Atlántico la cotizada favorita del consenso es Marathon Petroleum, que tiene una recomendación de compra tan sólida como la de Total, pero en la que el inversor europeo tendría que asumir el riesgo divisa o cubrirlo. "Las sinergias proyectadas de 1.400 millones de dólares hasta 2021 crean la capacidad para aumentar los beneficios incluso con una macro débil. Marathon está bien posicionada para la nueva regulación de transporte marítimo y la directiva sigue centrada en devolver capital a los accionistas", destacan en Morningstar.

En refino y marketing las opciones más atractivas para los analistas son norteamericanas, con Valero Energy a la cabeza. "Pensamos que el entorno macro en un mundo a partir del IMO 2020 favorece a las firmas con activos complejos costeros. Dentro de este grupo, consideramos que Valero Energy ofrece cualidades ofensivas y defensivas por su exposición a la costa del Golfo, una historia operativa sólida, flexibilidad en la oferta y una inteligencia comercial inigualable", indican en Barclays.

Por su parte, en el segmento de producción y exploración el protagonismo absoluto se lo llevan las firmas norteamericanas, con Diamondback Energy postulándose como la mejor opción para los expertos. "Es una de las firmas que operan en el pérmico con menores costes, lo que la debería posicionar para generar niveles más elevados de caja. Tiene un inventario de perforación de elevada calidad que ha apoyado una década de liderazgo en el crecimiento y en retornos financieros", indican desde el equipo de RBC Capital Markets. 

Los mejores fondos en el lustro

Para aquel que prefiera invertir a través de fondos, en los últimos 5 años, sólo dos productos de los que monitoriza Morningstar que están disponibles a la venta en España, que cotizan en euros e invierten en el compañías del sector, han conseguido rentabilidad positiva para los inversores. Se trata del Bankinter Eficien Energ Y Medioamb R FI, un producto que ha dejado subidas del 4,3% anualizadas en ese periodo, y el Ibercaja Petroquímico B FI, que repunta un 2,22% anualizado en el lustro. Ambos fondos cuentan con cuatro estrellas Morningstar.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum2

Profesor Ruy Goncalves
A Favor
En Contra

Jefe de Cátedra de Economía de la Escuela de Estudios Internacionales de la Universidad Central de Venezuela

Puntuación 0
#1
cac@cnbmv p. cortos meparto!!
A Favor
En Contra

Abrimos largos en chapapote, y Sanxe le come a Sies.Torra el.. camallotte!!

Puntuación -2
#2