Bolsa, mercados y cotizaciones

Las petroleras sufren en bolsa: ¿Acabarán las restricciones a la producción de crudo con Marathon?

  • Marathon Petroleum y Occidental se dejan más de un 4% en bolsa
  • El sector del gas y el petróleo del S&P 500, pierde un 8% en 2019
  • Estados como California y Pensilvania tratan de limitar la producción de crudo
Una de las gasolineras de Marathon Petroleum en Estados Unidos.

Han sido muchos quienes han imaginado el fin del petróleo en los próximos años, aunque más bien por el agotamiento de los recursos. Pero ¿podría producirse antes de lo esperado como respuesta a la crisis climática a la que se enfrenta el planeta? Varios estados de los Estados Unidos están implementando medidas para limitar el impacto de la producción de petróleo. Unas medidas que, junto al escenario de una guerra comercial con China, está lastrando la cotización de Marathon Petroleum y otras firmas petroleras en el parqué.

Marathon Petroleum, Chevron, Phillips 66 o Valero son las mayores refinerías de petróleo en California, el estado más rico y más poblado de Estados Unidos. Allí, en el Estado Dorado, como también se le conoce, los legisladores aceleran las medidas para disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero, como el dióxido de carbono o el óxido de nitrógeno.

En el caso de California, apuestan por una combinación de políticas a favor de los vehículos eléctricos, impuestos a los combustibles fósiles y límites sobre la cantidad de gases que pueden ser emitidos. En otros estados se inclinan más por restringir las oportunidades de perforación [de petróleo] o acotar el transporte de combustibles entre estados, como el que llega por tren desde Dakota del Norte al estado de Washington.

Entretanto, en Pensilvania, tratan de imponer una tasa a la extracción de recursos naturales no renovables que están destinados al consumo en otros estados.

La tensión comercial arrecia entre EEUU y China (y las petroleras sufren)

De las últimas once sesiones, los títulos de Marathon Petroleum sólo han terminado dos en positivo, y pierden alrededor de un 20% desde el pasado 24 de julio, su nivel más elevado en bolsa desde mayo. Ahora mismo cotizan ligeramente por encima de los 46 dólares, rozando los mínimos anuales que registró en los 45,9 dólares. Casi en el mismo periodo, desde primeros de julio, los futuros del West Texas, el crudo de referencia de Estados Unidos, caen un 10%.

Aun así, Marathon Petroleum recibe todavía un 95% de recomendaciones de compra por parte del consenso de 22 analistas que siguen a la compañía, según datos de Bloomberg. En cuanto al precio de la acción, aún podría subir un 70%, hasta los 78 dólares, en los próximos doce meses.

"Todavía está poco claro cuán restrictiva [la política] medioambiental puede llegar a ser, pero las aprobaciones de nuevos permisos disminuirán probablemente y de forma sustancial en el corto plazo"

El petróleo es uno de esos elementos susceptibles a cualquier conflicto comercial, en especial, entre las dos mayores potencias económicas del mundo. Y la última devaluación del yuan por parte de China, la tercera en cuatro años, como respuesta a los aranceles del Gobierno de Donald Trump a sus productos, ha tenido también su efecto en las grandes empresas estadounidenses relacionadas con el petróleo -sin olvidar los últimos datos que apuntan a una mayor debilidad del gasto de los consumidores chinos en la última mitad del año-.

El sector del gas y el petróleo, que engloba a los mayores productores del S&P 500, pierde cerca de un 8% en lo que llevamos de año, casi un 3% sólo este lunes (es una de las industrias más bajistas del día). Firmas como Marathon Petroleum, que forma parte de la cartera de elMonitor, caen por encima del 4% en bolsa, igual que Occidental Petroleum; las acciones de Exxon Mobil se dejan un 1,6% hacia el final de la sesión, Valero Energy, un 2,2% y Chevron y Schlumberger, en torno a un 0,5%.

Los congresistas quieren atar en corto al petróleo

El cambio de mayorías en el Congreso estadounidense y en las asambleas de varios estados que tuvo lugar en noviembre podría favorecer una nueva oleada de regulación sobre la producción y el transporte del petróleo.

En el caso de California, "todavía está poco claro cuán restrictiva [la política] medioambiental puede llegar a ser, pero las aprobaciones de nuevos permisos disminuirán probablemente y de forma sustancial en el corto plazo y una congelación es posible", advierte el analista James Blatchford, de Bloomberg Intelligence.

El experto también señala que "limitar las oportunidades de perforación para reducir la producción con el tiempo es una de las varias maneras de recortar las emisiones de forma significativa en el estado, lo que quiere decir que va a permanecer en el foco de los legisladores en California".

"Las federal lands representaban un 5,3% de toda la producción de petróleo de California en 2017, en comparación con el 8% en 2013"

Según datos de Bloomberg, la producción de gas y petróleo suponía alrededor del 18% de la industria y de un 4% de todas las emisiones de California en 2016. No obstante, disminuir la producción de crudo en el antiguo territorio español hará necesario depender de la importación de petróleo exterior.

"Cerca del 84% de estas importaciones llegan desde fuera de los Estados Unidos y el resto de Alaska, donde Hilcorp, ConocoPhillips y BP son los mayores productores", explica Blatchford. "Las emisiones de carbono relacionadas con el transporte [de estas importaciones] no impedirán a los activistas luchar contra la producción de petróleo en California", apunta.

Las petroleras cuentan con algunas alternativas, como el uso de las federal lands, tierras sobre las que tiene autoridad la Casa Blanca o el Congreso, pero no un estado concreto. El presidente Trump está intentando ofrecer nuevos contratos de arrendamiento de estas tierras para la actividad petrolífera por primera vez desde 2013, informan desde Bloomberg, aunque se podrían emprender acciones legales para bloquear estos intentos. "Las federal lands representaban un 5,3% de toda la producción de petróleo de California en 2017, en comparación con el 8% en 2013", puntualiza el analista James Blatchford.

Otra de las posibles salidas para las firmas petroleras es la perforación de las plataformas continentales, en medio del mar, una propuesta que ya ha elaborado el Departamento de Interior estadounidense. Sin embargo, parece que California se opondrá al plan y las aguas del estado son inaccesibles por Ley. La producción de petróleo en el Golden Estate ha caído cerca de un 39% desde el año 2000.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.