Bolsa, mercados y cotizaciones

'Tressis Cartera Eco30' cerró el pasado año con una rentabilidad del 20,3%

  • El fondo es el segundo más rentable de su categoría desde el inicio (octubre 2018)
Foto: Archivo

El año que queda atrás fue excepcional en bolsa, en términos de rentabilidad. Tressis Cartera Eco30, el primer fondo asesorado por un medio de comunicación en España, que nació en octubre de 2018 tras lograr la aprobación de la CNMV, también consiguió rentabilidades superiores a las esperadas en un inicio. En concreto, cerró 2019 con una rentabilidad del 20,30% en su primer año natural, que le sitúa en el puesto 22 de su categoría, la de renta variable de gran capitalización valor, según Morningstar.

La ventaja frente al resto de sus comparables se amplía cuando se analiza el comportamiento de Tressis Cartera Eco30 desde su inicio. Desde octubre de 2018, acumula una rentabilidad del 10,06%. En este periodo es el segundo fondo más rentable. El primero es DWS Invest CROCI World, que consigue un 10,82%. Parte de la ventaja que defiende hoy el fondo asesorado por elEconomista frente al resto se explica en la decisión que se tomó en su nacimiento de mantener la cartera en liquidez hasta mediados de diciembre, ante la inestabilidad del mercado, y mientras el periódico pautaba que vendrían más caídas, como finalmente ocurrió y que provocó pérdidas en todos los activos e inversores.

La revalorización del 20,30% que consiguieron los activos que forman de Tressis Cartera Eco30 en 2019 junto al dinero nuevo que ha entrado desde su creación ha provocado que el patrimonio de este fondo haya crecido desde los 300.000 euros con los que partía, en octubre de 2018, hasta los 3,7 millones de euros que reúne hoy en día. Durante este periodo la cartera se ha revisado dos veces, una en junio y la otra en diciembre.

En esta última revisión, la de diciembre, se valoró el contexto de desaceleración de la economía que todos los bancos de inversión pronostican para este 2020 y se optó por buscar compañías que restasen volatilidad a la cartera, reduciendo la exposición al ciclo.

Cambios en la cartera

En total fueron cuatro las empresas que salieron de la cartera debido al deterioro de sus fundamentales (en el resto, las tesis de inversión que propiciaron su entrada continúan vigentes). Se trata de American Airlines, Tapestry, Norsk Hydro y Drillisch (la teleco con mayor volatilidad del mundo, que acumuló el año pasado una caída cercana al 50% en bolsa).

En su lugar entraron cuatro valores que entre sus múltiples fortalezas se encuentran que casi ningún analista aconseja vender. Se trata de HeidelbergCement, el primer productor mundial de áridos, segundo de cemento y tercero de hormigón; la biofarmacéutica francesa Sanofi, uno de los grandes jugadores del sector salud; la japonesa Hitachi, fundada en 1910 como una empresa de reparación de equipos eléctricos y que en la actualidad presta servicios a multitud y variopintos sectores entre los que destacan equipos médicos, fabricación de semiconductores, maquinaria para construcción, inteligencia artificial o sistemas de gestión del motor en vehículos; y Quanta Services, dedicada a ofrecer servicios a plantas eléctricas y operadores de telecomunicaciones.

A nivel sectores, los más protagonismo adquieren en la cartera, con cuatro representantes cada uno, son el industrial, que es uno de los que más peso ha ganado respecto al último semestre; el de consumo y servicios, el asegurador y financiero, y el petrolero -que ya contaban con cuatro valores el semestre anterior-.

Por países, la cartera mantiene una mayor exposición a Europa, con 18 representantes -igual que hasta junio, la única diferencia es que Noruega pierde un miembro y lo gana Francia-. El peso de Estados Unidos cayó ligeramente, debido a que el número de cotizadas con pasaporte americano se redujo de ocho a siete, y en su defecto lo ganó Japón, que pasó de tener una a dos empresas. Completan el fondo tres valores canadienses. De ahí que el riesgo divisa se haya reducido solo mínimamente.

Al margen de su evolución en 2019, Tressis Cartera Eco30 ha logrado en la primera semana del año una rentabilidad del 0,96%, hasta el 7 de enero, que le sitúa como el primer fondo más rentable de su categoría este año, junto a T. Rowe Price Global Value Equity A USD, que logra el mismo rendimiento.

El fondo, que permite acceder a una cartera diversificada de treinta valores, está disponible a partir de los 100 euros. Las comisiones que soporta en concepto de gestión en la clase retail (clase R) son del 1,35%, por debajo del 1,38% que ofrecen de media los fondos retail de renta variable global a los que tiene acceso el inversor español. También aplica una comisión de éxito sobre los resultados positivos del producto, del 9%, en aras de alinear los intereses entre la gestora y los inversores del fondo.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

Inversor
A Favor
En Contra

Pues muy paupérrimo, solo con invertir en un ETF que replique el S&P500 en 2019 se hubiera conseguido un 30% de rentabilidad.

Puntuación 5
#1