Bolsa, mercados y cotizaciones

BME adelanta que una nueva oferta debe superar el precio y el plan de negocio de SIX

  • Javier Hernani destaca que va a ser un proceso muy largo
  • Euronext sigue negociando para una posible oferta
Javier Hernani, consejero delegado de BME, durante una entrevista a 'elEconomista'

La lucha por el operador de la bolsa española no será fácil. Después de la oferta lanzada por SIX, Javier Hernani, consejero delegado de BME, ha adelantado que las posibles nuevas propuestas deberían superar el precio, como marca la ley, pero también el plan de negocio que ha presentado el grupo suizo.

Hernani ha explicado, tras preguntas de la prensa en el marco del foro Latibex, que "evidentemente", si hay una firma interesada "tendrá que mejorar el precio y los compromisos de estabilidad, integridad y solvencia del mercado español".

De momento, tanto BME como Euronext han reconocido conversaciones, pero sobre el resto de posibles compradores, como Deutsche Boerse o London Stock Exchange no hay nada más avanzado. En cualquier caso, la oferta lanzada por SIX ya es bastante competitiva y, de hecho, si Euronext quisiera batirla, económicamente hablando, debería hacer un esfuerzo importante. De hacerlo a través de una ampliación de capital, tendría que elevarlo 5 veces más que sus rivales, por ejemplo. "Lo que venga a partir de ahora lo miraremos, pero no me corresponde decir a mí si es difícil mejorar la oferta de Six o no", ha dicho Hernani. 

Hernani ha querido destacar que lo importante es que la infraestructura, los empleos, el software y el futuro en general de BME se vea potenciado y reforzado con las ofertas que lleguen, no lo contrario. Afirma que es una oferta "que potencia España, potencia los servicios, los negocios que tenemos en BME. Nos parece una oferta interesante. Por eso el consejo ha acogido favorablemente tanto el plan industrial como el precio, que captura razonablemente el valor de la compañía".

Ya lo adelantó el gestor español el lunes en un comunicado. El "Consejo de Administración ha valorado favorablemente los compromisos que SIX ha adquirido frente a BME". Entre otras cosas, el grupo suizo garantiza que "el negocio de BME se mantendrá con un grado suficiente de independencia"; que conservará las marcas actuales y las líneas de negocio, sedes, oficinas y estrategias en España al menos durante 4 años; o que adoptarán medidas para asegurar que las funciones que son intrínsecas a las filiales reguladas de BME (así como el personal y las tecnologías necesarias para su funcionamiento) se mantendrán en España.

El consejero delegado de BME ha confirmado "que esto va a ser una maratón, va a durar muchos meses, ya veremos quién se acerca y quién no". Y es que además del largo proceso de cualquier opa, aquí también entra en juego la autorización que debe dar el Gobierno tras un informe previo de la CNMV.

Pero si todo va bien, el gestor español formará parte de la gran consolidación que se lleva produciendo durante más de una década. "Es un sector que a nivel mundial se ha concentrado mucho, veremos qué pasa, pero es evidente que hay interés en tener capacidad de escala e inversión", concluyó Hernani.

Euronext sigue negociando

Aunque en BME no se han pronunciado sobre Euronext desde el comunicado del lunes, sí lo ha hecho Stéphane Boujnah, consejero delegado del grupo europeo, en una entrevista con la página web Boursorama que recoge Reuters en la que asegura que sigue en conversaciones con el gestor español para una posible operación. 

"Estamos en conversaciones continuas con el consejo de administración de BME para presentar una oferta", ha afirmado, sin detallar en qué consistiría. "Hay un calendario que nos lleva a principios del año 2020, que es el calendario normal de las ofertas públicas españolas", ha explicado.

¿Cuánto he ganado o perdido con mis acciones?:


WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.