Internacional

Kamala Harris se convierte en el primer 'peso pesado' que abandona las primarias demócratas en EEUU

  • Se retira pese a estar clasificada para el próximo debate televisado
Kamala Harris. Foto: Archivo

La senadora por California Kamala Harris ha decidido este martes abandonar la carrera de las primarias demócratas en EEUU en el que supone el primer abandono notable de este proceso electoral. En un mensaje a sus seguidores, se lamentó de que "carecemos de los recursos financieros necesarios para seguir adelante", tras haber visto secarse gran parte de las pequeñas donaciones voluntarias de las que dependía.

Harris, de perfil más moderado que algunos de los favoritos como Elizabeth Warren y Bernie Sanders, estrenó su campaña con una victoria en el primer debate electoral televisado, donde atacó con éxito al candidato favorito, el exvicepresidente Joe Biden, disparándose en las encuestas hasta la segunda posición durante unos días.

Sin embargo, ha sido incapaz de mantener la buena racha y su caída en las encuestas ha sido una constante desde entonces. La media de las encuestas de los últimos días la situaba en sexta posición con una intención de voto nunca superior al 5%, e incluso detrás de un recién llegado a la carrera como el millonario Michael Bloomberg.

La senadora ha centrado buena parte de su campaña política en los derechos de los afroamericanos, y muy especialmente en los de las mujeres. Además, ha defendido el proceso de impeachment a Donald Trump alegando su larga experiencia como jurista.

Harris se retira de la carrera pese a estar clasificada para el próximo debate televisado de los demócratas, que se celebrará el próximo 19 de diciembre. La recaudación de fondos no había estado a la altura de lo previsto en las últimas semanas, cuando decidió centrar los esfuerzos en Iowa, primer estado donde se votarán a los candidatos de las primarias por el sistema de caucus. "Yo no soy multimillonaria", dijo en su mensaje de despedida, en un ataque a Bloomberg y al también magnate Tom Steyer. Además, varios medios estadounidenses venían informando de conflictos en el equipo de campaña, que encabezaba una hermana de Harris.

Casualmente, el próximo lunes era la fecha límite para presentar su candidatura oficial a las primarias de California, su estado y el que otorga más delegados de todo el país. Retirándose antes de tiempo, evitará que su nombre permanezca en las papeletas y, posiblemente, reduzca la división del voto entre el bando moderado. Además, al no llegar a enfrentarse a los votantes, evitará la humillación de quedar en el pelotón de cola de los primeros estados o incluso en el que la nombró senadora. Una paliza en California podría haber puesto incluso su escaño en peligro de cara a 2022, cuando deberá revalidarlo.

Los que se frotan las manos son Biden y el alcalde Pete Buttigieg, los dos candidatos más centristas de la campaña, que aspiran a recoger el voto que deja atrás la única mujer afroamericana del pelotón, y que les puede servir para ampliar su distancia con los senadores izquierdistas Bernie Sanders y Elizabeth Warren, en el primer caso, o intentar adelantarlos, en el segundo.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

BASURA NO
A Favor
En Contra

QUE SE VAYA A CHU PÁRSELA AL MONO OBAMA

Puntuación 0
#1