Internacional

Irlanda enfría el optimismo de Juncker sobre el acuerdo para el Brexit: "Debemos ser sinceros con la gente, no estamos cerca en este momento"

  • Juncker considera factible llegar a buen puerto con Londres antes del 31 de octubre
  • El posible acuerdo contempla que Belfast siga las normas europeas en agricultura
  • La libra ha repuntado con fuerza al hilo del optimismo y toca máximos
Jean-Claude Juncker y Boris Johnson, en un encuentro anterior. Imagen: EFE

Las negociaciones sobre la salida de Reino Unido de la UE podrían dar un vuelco positivo en los próximos días. O no. El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha expresado su optimismo acerca de alcanzar un acuerdo para el Brexit, después de intercambiar impresiones positivas en su último encuentro con Boris Johnson. Sus palabras han espoleado un fuerte repunte de la libra, que toca máximos de dos meses frente al dólar en los 1,258. Sin embargo, la realidad podría ser menos halagüeña: Irlanda se ha encargado horas después de echar un jarro de agua fría sobre este acercamiento.

"Creo que podemos tener un acuerdo", ha dicho el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, en una entrevista concedida a la cadena de televisión británica Sky News, si bien no ha querido pronunciarse sobre si estas posibilidades superan en estos momentos el 50%. "Estoy haciendo todo lo posible para lograr un acuerdo, ya que no me gusta la idea de un Brexit desordenado", ha señalado Juncker, quien ha advertido de que una salida de Reino Unido del bloque sin un acuerdo tendría "consecuencias catastróficas" tanto para el país como para la Unión Europea (UE). "Es mejor para Reino Unido y la UE tener un acuerdo", ha recalcado, con la mirada puesta en la fecha tope del 31 de octubre.

Juncker ha argumentado que su último encuentro con Johnson fue "bastante positivo" y ha confirmado que ha recibido unos "documentos" con propuestas alternativas. "No he tenido oportunidad de meditarlos, pero lo haré esta noche", ha asegurado.

El escollo del 'backstop' y el jarro irlandés de agua fría 

Juncker ha manifestado además no tener un apego especial con la salvaguarda (backstop) en la frontera con Irlanda y ha argumentado que esta herramienta "no es necesaria si se cumplen todos los objetivos". "El backstop era un instrumento de garantías", ha explicado, antes de reiterar que estos "acuerdos alternativos" podrían sustituir esta herramienta "si permiten que la UE y Reino Unido cumplan los objetivos principales del la salvaguarda".

El presidente de la CE ha indicado además que el posible acuerdo girará en torno a la idea de que Irlanda del Norte siga las normas europeas en alimentación y agricultura, con los controles fuera de la frontera. "Esa es la base de un acuerdo. Es el punto de inicio y el de llegada", ha sostenido, al tiempo que ha expresado su seguridad en que el Brexit terminará por producirse. "El Brexit tendrá lugar", ha zanjado.

Sin embargo, el ministro de Asuntos Exteriores irlandés, Simon Coveney, ha rebajado el optimismo expresado por el líder europeo y ha confirmado que la solución al rompecabezas de la frontera irlandesa no está cerca aún. Creo que la música suena mejor", ha afirmado Coveney a la emisora de radio BBC. 

"Todos queremos un acuerdo, todos sabemos que en una salida sin acuerdo perderán todos, pero sobre todo Irlanda y Reino Unido." "Pero creo que debemos ser sinceros con la gente y decir que no estamos cerca de ese acuerdo en este momento. Pero hay una intención de todas las partes, creo, para tratar de encontrar una zona de aterrizaje con la que todo el mundo pueda sentirse a gusto", ha continuado.

Coveney ha considerado que Johnson se toma en serio la búsqueda de un acuerdo, pero que Dublín seguía esperando "propuestas serias". Sin embargo, ha advertido en contra de las manipulaciones informativas: "Todo el mundo necesita una dosis de realidad, todavía hay una gran diferencia entre lo que el Gobierno británico ha estado diciendo en lo referente a las soluciones que propone, y lo que creo que Irlanda y la UE pueden respaldar".

Reino Unido aseguró el jueves que había compartido documentos con Bruselas en los que se exponían ideas para un acuerdo sobre el Brexit, pero un diplomático de la UE las describió como una "cortina de humo" que no impediría una salida desordenada en la fecha de salida del 31 de octubre.

Johnson admite progresos

El mensaje optimista de Juncker fue lanzado poco después de que Johnson destacara que se están logrando "progresos" en las conversaciones con la UE, si bien ha recalcado que Londres debe estar "preparado" para una salida sin acuerdo el 31 de octubre. "No quiero exagerar los progresos que estamos obteniendo, pero estamos haciendo progresos", ha dicho, antes de añadir que las autoridades británicas "creen que se puede resolver el problema" derivado del acuerdo sobre la frontera con Irlanda.

"Tenemos que encontrar un camino en el que Reino Unido pueda salirse de la UE y ser realmente capaz de hacer las cosas de manera diferente, no permanecer bajo control de la UE en términos de leyes y política comercial. Este es el problema con el actual acuerdo", ha sostenido. Así, Johnson ha manifestado que el Gobierno británico "quiere salir de una manera que proteja a Irlanda, asegure que no hay una frontera dura de ningún tipo en Irlanda del Norte y se proteja el Acuerdo de Viernes Santo".

"Pensamos que podemos hacerlo y pensamos que podemos encontrar una vía hacia adelante", ha dicho el premier británico, quien ha resaltado además las palabras de Juncker sobre su falta de apego al backstop. En este sentido, ha defendido que "esto es un progreso", ya que "eso no es algo que (la UE) dijera hace un mes". "Veremos a dónde llegamos", ha argüido, al tiempo que ha reiterado que Reino Unido "debe prepararse" para una salida sin acuerdo.

"Estaremos preparados para una situación sin acuerdo el 31 de octubre. Hay que hacer ambas cosas a la vez", ha zanjado el primer ministro británico, según la cadena de televisión británica BBC.

Los negociadores europeo y británico para el Brexit, Michel Barnier y Stephen Barclay, respectivamente, volverán a verse el viernes para tratar de avanzar hacia una solución que salve el acuerdo para un divorcio ordenado antes de que acabe octubre, después de que Londres haya enviado a Bruselas por escrito "ideas".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

Usuario validado en elEconomista.es
Diabolo
A Favor
En Contra

Sacar a Irlanda del Norte del Reino Unido. Esa es la manera...

Irlanda del Norte sigue en Europa, pero no en Reino Unido.

Luego se irá Escocia, Gibraltar... y se quedarán los galeses y inglesitos...

Puntuación 1
#1