Infraestructuras y Servicios

Abertis y Sacyr ofertan en Puerto Rico por cuatro autopistas por más de 2.000 millones

  • Presentan sus propuestas finales para operar las vías en el país norteamericano
Sede de Abertis

Abertis y Sacyr se ven las caras en uno de los grandes procesos de privatización de autopistas que hay en marcha en el mundo. Ambas compañías presentaron este lunes sus ofertas vinculantes para hacerse con los contratos, en régimen de concesión, para rehabilitar, mantener y operar cuatro autopistas en Puerto Rico, en una operación que se valora en más de 2.000 millones de euros.

Tanto Abertis como Sacyr, que declinaron confirmar su concurrencia, fueron preseleccionadas el año pasado por la Autoridad de Alianzas Público Privadas (AAPP) para concurrir en la puja final por la privatización de las autopistas PR-52, entre San Juan y Ponce, la PR-53, entre Humacao y Fajardo, la PR-66, entre Carolina y Río Grande, y la PR 20, entre San Juan y Guaynabo. La concesionaria propiedad de Mundys y ACS se postuló en solitario, mientras que el grupo que preside Manuel Manrique forjó una alianza con un fondo gestionado por la estadounidense Star America. Junto a ellas, las autoridades puertorriqueñas eligieron a un consorcio formado por la norteamericana Plenary y la israelí Shikun & Binui.

Abertis ya está presente en el país y Sacyr busca crecer en concesiones en Norteamérica

El proyecto para la monetización de la PR-52, PR-53, PR-66, y PR-20 tiene una inversión estimada de 2.500 millones de dólares (2.300 millones de euros al cambio actual) para una concesión de 50 años -el plazo dependerá de las ofertas-. La iniciativa público-privada busca mejorar la movilidad y la seguridad vial en las infraestructuras, por un lado, y repagar la deuda de la ACT, por otro.

Abertis afronta este verano una ofensiva inversora para sumar nuevos activos que ya se ha saldado con la adquisición del 56% de la SH-288 de Texas

Abertis busca con esta privatización reforzar su posición como operador de autopistas en Puerto Rico, donde ya es el primer accionista, con un 51% del capital, de Metropistas, concesionaria que explota las vías de peaje en el país PR-22 y PR-5. De resultar ganadora del nuevo plan de concesiones viarias de Puerto Rico, la compañía que dirige José Aljaro contará con el apoyo financiero de sus socios en Metropistas, los fondos estadounidenses Ullico y Fiera Axium Infrastructure. Con ello, Abertis pretende facilitar la integración de toda la red de autopistas en una compañía única para ganar eficiencia. Su plan discurre por liderar el proyecto con una participación mayoritaria y que Ullico y Axium tomen, al igual que ocurre en Metropistas, posiciones minoritarias (28,4% y 20,6% respectivamente).

Abertis afronta este verano una ofensiva inversora para sumar nuevos activos que ya se ha saldado con la adquisición, a su accionista ACS, del 56% de la concesión de la autopista SH-288 de Texas, en Estados Unidos, por un importe que se estima por encima de los 1.000 millones de euros. La multinacional de origen catalán presentó en julio pasado, asimismo, su oferta por la Circunvalación de Atenas, valorada en 2.000 millones, y también ha puesto el foco en la Autovía del Camino, entre Pamplona y Logroño, y en la autopista Melbourne Eastlink, en Australia. Cuenta para todo ello con el apoyo renovado de sus dueños, Mundys y ACS.

Mientras, Sacyr trata de sumar con Puerto Rico un nuevo mercado como operador de infraestructuras en concesión, foco prioritario de su estrategia de crecimiento. En esta apuesta Norteamérica emerge como región principal. No en vano, la multinacional española se ha adjudicado recientemente su segunda concesión en Estados Unidos. En concreto, en alianza con Acciona, el grupo se ha hecho con un tramo de la autopista I-10, en Luisiana.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud