Franquicias

La caída de los alquileres, una oportunidad para las franquicias

  • Los precios han caído hasta un 15% desde el inicio de la pandemia
  • El alquiler es uno de los escollos más importantes a superar
Madrid

Son muchas las personas que se han quedado sin empleo a causa de la pandemia. En muchos casos, se trata de profesionales con experiencia y conocimientos que aún tienen mucho que aportar en el mercado laboral. Pero ante la falta de oportunidades, muchos han apostado en estos meses por lanzarse a emprender sus propios proyectos.

El propio VII Mapa del Emprendimiento, elaborado por South Summit, refleja que dos de cada tres emprendedores decidieron crear un nuevo negocio desde marzo del año pasado a pesar de la crisis.

Y dentro de las opciones disponibles, son muchos los pequeños emprendedores que decidieron invertir en una franquicia en 2020 como vía de escape. "A raíz de esta situación, el modelo de emprender a través de una franquicia se ha convertido en una de las mejores maneras de solventar la actual crisis", señalan desde Jeff, compañía que se encuentra en pleno proceso de expansión.

El precio de los alquileres

Uno de los principales factores de esta tendencia está relacionado con la disminución del precio de los alquileres de los locales comerciales. A lo que también se suma la bajada de los precios por parte de los proveedores, así como la reducción del riesgo de emprender de forma asesorada gracias a un modelo corroborado como el de las franquicias.

En lo que respecta al primer punto, el precio del alquiler para pequeño y mediano comercio -retail, hostelería, etc.- ha caído hasta en un 25% en los principales mercados. Se trata de un factor muy positivo, ya que es uno de los escollos más importantes que debe superar un emprendedor, dándoles la oportunidad de negociar más agresivamente uno de los principales costes estructurales.

Una idea que también comparte Gabriel Moyá, director de la Dirección de Franquicias de Banco Sabadell, como explicaba a elEconomista Franquicias, Pymes y Emprendedores en una entrevista realizada hace unos meses. "Que en las crisis surgen oportunidades es una realidad", señala. E incide en el caso de los alquileres. "Puede haber un local que siempre ha sido interesante para una marca, pero que le resultaba muy caro y que además siempre estaba ocupado, y ahora con la crisis ha quedado vacío y está disponible a un precio inferior al de mercado de antes de la situación actual; en estas circunstancias sí que pueden cuadrar los números para hacerse con él", explica. "Te puedes encontrar con un establecimiento en zona premium por un precio más bajo que antes de la crisis", concluye Moyá, el responsable de la entidad financiera decana en el apoyo al sector de las franquicias en España.

"Esta situación, sumada a la fuerza de una franquicia, ha generado posibilidades extra de negociación, ya que las franquicias van ligadas a marcas reconocidas y dan más seguridad al arrendador, lo cual facilita las contrataciones", aseguran desde Jeff, la solución global para emprendedores.

Por otro lado, ante la crisis devenida del Covid-19, los principales proveedores de servicios para el franquiciado han ajustado sus precios, especialmente en lo respectivo a obras y adaptaciones, siendo en algunos casos rebajas de hasta un 10%. De igual manera, han empezado a adoptar políticas más accesibles, con incentivos más favorables por compras de gran volumen.

Ayudas del franquiciador

"Formar parte de una franquicia facilita este tipo de negociaciones, al haber acuerdos preestablecidos que incrementan la confianza del proveedor. Un ejemplo muy claro lo observamos en el sector del motor, que se ha adaptado a esta nueva situación, facilitando nuevas opciones de acceso y financiación para el transporte comercial, o el sector eléctrico, que ha lanzado agresivos descuentos superiores al 15%", asegura Marc Vicente, COO de Jeff.

En esta misma línea, Moyá recordaba que muchas marcas están ofreciendo ayudas tanto a sus franquiciados como a los interesados en unirse a la marca. "Hay enseñas que han reducido o eliminado los royalties o los márgenes de entrada, ofrecen las mismas ventajas a los nuevos franquiciados que a los que ya están dentro... podrías acabar pagando menos de lo que se pagaba antes, y teniendo los mismos o incluso más servicios", asegura el experto.

En definitiva, es una oportunidad excelente para abrir una franquicia, pero es necesario contar con un plan de negocios adaptado a las nuevas circunstancias que ha provocado el Covid-19. "Hay negocios que están facturando menos, pero que siguen facturando, y que con una adaptación al nuevo escenario siguen siendo rentables", explica Moyá.

Otro que se muestra en la misma línea es Pablo Gimeno, fundador de Grupo PGS, impulsor del programa Invest in Franchises. De entre todas las opciones disponibles, las franquicias son una de las mejoras alternativas para invertir en la actualidad. "Es un momento muy bueno para hacerlo", incide.

"En momentos de crisis muchas personas recurren al autoempleo, y la franquicia en este sentido tiene la ventaja de que te ofrece su conocimiento, su know-how, una marca, un programa contable, etc., te dan muchas facilidades para conseguir emprender", apunta el experto. "Es más fácil montar un negocio así que empezando desde cero", insiste.

Pero no es el único perfil que podría estar interesado en abrir una franquicia, los inversores "también repuntan en los momentos de crisis, porque surgen nuevas oportunidades", asegura Gimeno.

comentarios2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Hero
A Favor
En Contra

Si, una oportunidad....para perder dinero.

Puntuación 2
#1
zxpavila
A Favor
En Contra

Un negocio que comienza con el plomo en las piernas de un alquiler, no es un negocio del siglo XXI es un negocio que se ha quedado en el XIX o a lo sumo en el XX.

Puntuación 1
#2