Energía

Hamburgo se plantea racionar el agua caliente a sus habitantes si los cortes de gas desde Rusia van a más

  • Alemania valora escenarios de contingencia ante la crisis energética
Imagen: Dreamstime

Los temores se extienden por toda Europa y son especialmente considerables en Alemania. Los amenazantes cortes de gas de Rusia hacen prever un invierno más que complicado en el país, muy dependiente hasta ahora del suministro energético desde Moscú. Las autoridades germanas ya están valorando escenarios de riesgo y avisando a la población de que el gas se ha convertido en un recurso escaso. Esas medidas pasarían por, incluso, llegar a racionar el agua caliente.

Así lo ha advertido recientemente Jens Kerstan, senador de Medio Ambiente de Hamburgo, en una entrevista. "En caso de escasez aguda de gas, el agua caliente solo podría estar disponible a ciertas horas del día en caso de emergencia", ha dicho el político al periódico Welt am Sonntag.

Kerstan ha avanzado que la ciudad también podría considerar una reducción general de la temperatura ambiente máxima en la red de calefacción de la zona.

Según el plan federal de emergencia, los hogares y las instituciones críticas, como los hospitales, tendrán prioridad sobre la industria en la tercera fase de un plan de contingencia con distintos escenarios, pero esto podría no ser posible en todo Hamburgo por razones técnicas. "No será posible en todas partes diferenciar entre clientes comerciales y privados en caso de escasez de gas", alerta Kerstan.

Mientras Alemania se apresura a encontrar rutas y suministros de gas alternativos, con el gas natural licuado (GNL) como posibilidad, el senador advirtió que una terminal temporal del mismo en Hamburgo no estará operativa hasta mediados del año que viene, como muy pronto. "A lo largo de julio sabremos si es viable una terminal temporal de GNL en Hamburgo y en qué lugar", ha avanzado.

Plan de emergencia

El Gobierno alemán declaró el pasado 23 de junio la alerta en el plan de emergencia del gas, ante la disminución del suministro procedente de Rusia y los elevados precios, al tiempo que aseguró que la seguridad del abastecimiento sigue garantizada.

"El gas es a partir de ahora un bien escaso", dijo en una rueda de prensa el ministro de Economía y Clima, el verde Robert Habeck, quien agregó que aunque actualmente la seguridad del suministro está garantizada, no hay que confiarse. Actualmente, los depósitos de almacenamiento de gas están con un nivel del 58 % más llenos que el año pasado, informa Efe.

No obstante, Habeck señaló que los diferentes escenarios que contempla la Agencia Federal de Redes, teniendo en cuenta la reducción actual en un 60% de los suministros a través del gasoducto Nordstream 1, colocan al país en una situación de depósitos vacíos en el invierno.

El ministro recordó que el nivel de alerta, según el reglamento de la Unión Europea, se declara cuando se produce una interrupción del suministro de gas o una demanda excepcionalmente alta que cause un empeoramiento considerable del suministro.

El gobierno alemán: "Es verano, pero el invierno llegará"

En este nivel, no obstante, el mercado sigue siendo capaz de hacer frente a esta interrupción o demanda sin necesidad de adoptar medidas no basadas en el mercado. "Es verano, pero el invierno llegará", advirtió Habeck, y subrayó la necesidad de tomar medidas ahora para llegar a los meses fríos con los depósitos de gas llenos.

Lamentó las "negligencias" de los últimos años que han colocado al país en esta situación y no se refirió sólo a la dependencia energética de Rusia, sino también al ritmo del desarrollo de las energías renovables. Aseguró que el gobierno hace todo lo posible para mitigar el impacto y mantener la seguridad del suministro.

La prioridad ahora es llenar los depósitos, buscar suministros de gas alternativos, construir la infraestructura necesaria y acelerar el desarrollo de las renovables, además de reducir el consumo de gas, dijo.

Recordó que para reducir el consumo de gas en la generación de electricidad el gobierno contempla recurrir a las centrales eléctricas de carbón en la reserva, lo que calificó de medida "dolorosa" desde el punto de vista climático, pero necesaria de manera transitoria para sobrellevar el invierno.

Desde el 30 marzo estaba en vigor la fase de alerta temprana, declarada como medida preventiva ante una posible escalada y un cierre del suministro por parte de Rusia, aunque también entonces el ministro afirmó que el abastecimiento estaba garantizado. A la fase de alerta temprana pueden seguir el nivel de alerta, declarado hoy, y el nivel de emergencia.

comentarios3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 3

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

El Yeti
A Favor
En Contra

Pue que se duchen con agua fria y se caliente a leñazos, unos a otros.

Puntuación 11
#1
A Favor
En Contra

No creo que ninguno de los auténticos responsables del desastre (En el fondo, todos sabemos quienes son, aunque dudemos de porque lo están haciendo), se bañen con agua fría...

Puntuación 16
#2
nocabeniunomas
A Favor
En Contra

Alemanes, los arbolitos os aman pero os vais a pelar de frío por imbeciles.

Puntuación 1
#3