Empresas y finanzas

Atitlan se lanza al cultivo de pistacho y frutos secos tras la venta de sus olivares

  • El grupo empresarial explota 1.600 hectáreas de cítricos
  • Estudia entrar también en almendras, nueces y avellanas
Una finca de pistacheros.
Valencia

El grupo empresarial Atitlan, dirigido por Roberto Centeno, yerno del presidente de Mercadona, Juan Roig, y Aritza Rodero, ya tiene claro hacia qué campos dirigir sus nuevas inversiones tras desprenderse de sus olivares en España y Portugal.

El grupo valenciano acaba de constituir dos nuevas filiales para seguir presente en el sector agronómico, pero en otros cultivos que en los últimos años han ganado protagonismo por su rentabilidad y que considera una inversión a largo plazo: los frutos secos.

Atitlan se ha lanzado a la búsqueda de nuevas fincas para la compra o el alquiler con el objetivo de destinarlas a plantaciones de árboles de frutos secos en la Península Ibérica, fundamentalmente de pistacheros y almendros, aunque también estudia las posibilidades de otras variedades como nueces y avellanas, apuntan fuentes conocedoras.

Una actividad para la que ha constituido las nuevas sociedades PistCrop Group y Neute Crops. Aunque la extensión de las nuevas fincas para estas variedades de árboles puede variar en función del cultivo y de la posible cercanía a otras tierras del grupo, en aquellas regiones donde no tiene presencia busca parcelas de al menos 200 hectáreas, según fuentes del sector.

Con este giro hacia los frutos secos Atitlan quiere mantener el peso de su inversión en el sector primario, donde a través de la firma Elaia posee y explota 1.600 hectáreas de cítricos. Además, el grupo empresarial busca así nuevos campos tras desprenderse del que ha sido uno de sus mayores activos durante la última década, las fincas de olivar en España y Portugal, en las que había entrado hace más de una década junto al productor portugués de aceite de oliva Sovena. La firma de Centeno y Rodero ha traspasado las cerca de 6.000 hectáreas de olivos y 3.000 de almendros que poseía al grupo cordobés De Prado.

Las inversiones

Precisamente la gestión de los nuevos campos de frutos secos será realizada por el equipo de Elaia, cuya marca mantiene Atitlan para su actividad agrícola. Con esta inversión el grupo continúa con su estrategia de concentrar entre el 25% y el 30% de su negocio en el sector primario, que considera anticíclico frente a los mercados financieros y otros sectores y donde la experiencia y la fuerte inversión son barreras de entrada. El grupo valenciano también posee el grupo de acuicultura Sea8.

También está presente en el sector inmobiliario y posee una cartera de participadas industriales y de servicios, como el fabricante valenciano de grifería Imex y una participación en la cadena de hamburgueserías The Black Turtle

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin