Empresas y finanzas

José Luis Aguirre será presidente de Honor de Ibercaja tras ceder el testigo a Francisco Serrano

  • El banquero deja la presidencia del banco al cumplir 75 años en manos del exsecretario del consejo

Ibercaja cierra el relevo en su presidencia: José Luis Aguirre pasa el testigo al, hasta ahora, secretario general y director de Control de Riesgos, Francisco Serrano, pero continuará ligado al banco como presidente de Honor. Su nombramiento se ha formalizado este miércoles en la junta de accionistas, tras recibir la autorización Banco Central Europeo (BCE).

Se puso en marcha a petición del propio Aguirre, que ya avanzó su deseo de dejar el cargo tras presentar en junta las cuentas de 2021 al cumplir los 75 años. El banco cierra así un etapa donde se ha consolidado como uno de los principales grupos financieros del país y enfila una salida a bolsa decidida como estratégica, pero sin calendario por la volatilidad de los mercados con la guerra de Rusia en Ucrania.

Serrano entra en el consejo en calidad de externo dominical y asume la presidencia no ejecutiva, mientras que el liderazgo en la dirección y gestión de la entidad sigue correspondiendo al consejero delegado, Víctor Iglesias, en su condición de primer ejecutivo, ya que se mantiene el mismo modelo de gobierno corporativo.

El banco aseguró que, con este relevo, "otorga continuidad a sus valores corporativos distintivos, que le han consolidado como un proyecto de banca minorista solvente, independiente y de futuro".

Licenciado en Ciencias Económicas y Derecho, Aguirre ha estado 35 años en el banco, con diferentes responsabilidades. Se incorporó en 1987 como subdirector general y director de Desarrollo de Negocio y en 1991 pasó a liderar las áreas de negocio minorista, red de oficinas, riesgos, seguros y banca a distancia.

En 2004 promocionó a director general o 'número dos' con el presidente Amado Franco, culminando la expansión nacional de la entidad y la gestión de la crisis que llevó a fusionar Caja3 -fruto a su vez de la fusión de la Caja Inmaculada (CAI) de Zaragoza, Caja Círculo de Burgos y Caja de Badajoz-.

En 2011 y conforme a la nueva regulación de cajas fue nombrado consejero delegado hasta que en enero de 2015 renunció a esa función en favor de Víctor Iglesias. Asumió la vicepresidencia y en 2017 relevó a Amado Franco en la presidencia no ejecutiva.

Su sucesor, Francisco Serrano, es Abogado del Estado en excedencia. Entró en 2000 en Ibercaja y entre otras funciones ha sido jefe de Asesoría Jurídica y consejero delegado de Banco Grupo Caja 3 desde 2013 hasta su integración en Ibercaja en octubre de 2014. En 2015 entró en el Comité de Dirección y, entre otras áreas, lideraba las funciones de Control de Riesgos, Cumplimiento Normativo, Asesoría Jurídica, Asesoría Fiscal, Servicio de Atención al Cliente y Seguridad.

Junto a la salida a bolsa, en la nueva etapa, el banco fijó en el plan estratégico elevar al 7% su rentabilidad sobre fondos propios tangibles (ROTE). A la vista de la evolución de los negocios subió el reto al 9% y antes de que estallase la guerra estimó que podría alcanzar el 10,5%, aunque la invasión de Ucrania por parte de Rusia ha mutado todo y está afectando a economía e inflación. 

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin