Empresas y finanzas

CaixaBank triplicará beneficio y ganará 5.195 millones en 2021 tras absorber Bankia

  • El beneficio del fondo de comercio multiplica los 1.611 millones anotados en 2020

CaixaBank cerrará el ejercicio 2021 con un beneficio neto de 5.195 millones de euros, cuantía que más que triplicará los 1.611 millones logrados en 2020 en cifras proforma y antes de integrar Bankia. Una clave de las cuentas son los 4.300 millones que suma el fondo de comercio negativo precisamente por la unión vía absorción de ambos bancos, aunque también soportan 1.521 millones en costes extraordinarios destinados a financiar la reestructuración derivada del ERE para más de 6.400 empleados y los gastos asociados a la integración tecnológica.

No obstante, el resultado acumulado entre enero y septiembre sin los atípicos de fusión ya rebasó al de todo 2020 y ascendió a 2.022 millones. Las previsiones para el conjunto del ejercicio 2021 corresponden a FactSet y augura que solo en el cuarto trimestre estanco el grupo ganó 445,57 millones, dando además mayor recorrido a futuros porque espera que en el cuarto trimestre de este 2022 el resultado crezca un 32% y sume 589 millones.

A favor del resultado del pasado ejercicio jugarían, además del millonario fondo de comercio, la venta del 9,92% en Erste Bank y la desinversión en Comercia Global Payments, con unas plusvalías brutas que algunos expertos elevan a 327 millones. Sin embargo, la venta de Erste Bank haría caer también alrededor de un 31% los resultados anotados de empresas participadas por puesta en equivalencia.

En la parte positiva, los analistas pronostican un refuerzo de la hucha de capital y un aumento en los ingresos por comisiones de entre el 3 y 7%, particularmente apoyado en la comercialización de los productos de ahorro y gestión de activos, y con una recaudación "más débil" en las comisiones ligadas a la operativa tradicional por la estabilidad de la actividad bancaria.

Será clave para la mejora del margen de bruto, ya que la expectativa es que el margen de intereses caiga por una presión de los tipos negativos, que se prolongará además durante 2022 y 2023, y que los gastos suban por los costes inherentes al proceso de integración.

A la mejora de la cuenta ayudará también el alivio en la carga de provisiones, mientras que en negativo podría impactar la resolución de la alianza bancoaseguradora que tenía Bankia con Mapfre y cuya rescisión le costará 570,8 millones.

El foco se centrará en los primeros resultados tras ensamblar sistemas y rodar la fusión, con expectativas, además, de conocer algún detalle del futuro plan estratégico donde el grupo fusionado debe marcar la hoja de ruta en objetivos financieros y de negocio.

Sinergias de fusión

En rentabilidad, CaixaBank quería batir el 12% ROTE en su plan estratégico individual 2018-2021 y bajó el umbral al 10% precisamente por la fusión y los esfuerzos que iba a comprometer -en septiembre alcanzó el 9,6% sin los extraordinarios de la integración-. También capitalizará la atención la marcha del negocio cuando la entidad ambiciona obtener 290 millones en ingresos adicionales y ajustar su partida de costes en otros 940 millones por las sinergias de la operación.

Al margen de futuribles las cifras barajadas por los analistas para 2021 sitúan a CaixaBank en el segundo puesto del pódium en resultados, solo superado por el Santander -esperan que gane 7.750 millones- y por delante de BBVA -prevén 4.300 millones-. Sin embargo, es una posición reforzada por atípicos. La previsión de FactSet es que el beneficio de este año ronde los 2.494 millones. Sería la mitad del año pasado al carecer del impacto del fondo de comercio y batiría en un 55% el resultado previo a la fusión.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud