Empresas y finanzas

La banca abarata las hipotecas a fijo ante el retraso de la subida de tipos

  • El interés medio de estos préstamos cae medio punto en un año
  • MyInvestor, Ibercaja y Openbank ya sitúan la TAE en torno al 1,5%
Nueva rebaja de las hipotecas a tipo fijo.

La banca comienza el nuevo curso con una nueva bajada en el precio de las hipotecas a tipo fijo y ya son tres entidades, frente al inicio del verano, las que sitúan la TAE (Tasa Anual Equivalente) de estos préstamos en el entorno del 1,5%, la más baja del mercado. Concretamente, Openbank, el banco cien por cien del Santander, Ibercaja y MyInvestor (de AndBank), mantienen los precios en esta franja.

El sector financiero sigue aflorando bajadas de intereses ante una subida de tipos en Europa que no está ni se le espera, fruto de la laxa política monetaria que ha dejado el coronavirus, para poder aupar la economía. A diferencia de en EEUU, donde ya se apunta a una subida de tipos para finales de 2022, como se dejó entrever en el foro anual de Jackson Hole en el que la Fed reúne a varios banqueros centrales, en Europa aún no hay horizonte para empezar a hablar de retirada de estímulos y subida de tipos. El mercado de futuros recoge hasta julio de 2022, y los analistas hasta el final de 2023. En ambos casos, no ven un alza de los tipos en todo este periodo.

Además de Openbank, Ibercaja y MyInvestor, hay otras entidades que se acercan precipitadamente al entorno del 1,5% TAE en sus hipotecas a fijo, como son Evo Banco (de Bankinter), con el 1,6%; Kutxabank, con el 1,68% o BBVA, algo más alejada, pero que ha bajado el precio al 1,78%, frente a la oferta que mantenía al inicio del verano. También reduce intereses Santander, con una TAE desde el 1,81% en su hipoteca online; Bankinter, que sitúa su préstamo más bajo en el 1,95% TAE; ING, con el 2,17% TAE y Abanca, al 3,06% TAE.

La guerra por las hipotecas, que ya lleva lidiándose desde hace cuatro años en nuestro país, está más caliente que nunca, auspiciada por la situación económica que ha dejado el coronavirus. De hecho, en el último año, el tipo de interés medio al que la banca comercializa las hipotecas (tanto a fijo, mixto, como variable) marcó récord por su nivel más bajo en julio (último mes del que el Banco de España proporciona datos), al situarse en el 1,55% TAE, casi medio punto menos que un año antes.

Con estos precios, España ya vende las hipotecas más baratas que la media a la que las comercializan las entidades de la zona euro, con una TAE del 1,61%. Hasta el pasado mes de junio, esta tendencia había sido siempre la contrario, comercializándose los precios de estos préstamos en nuestro país unos puntos más caros que la media de nuestros vecinos europeos.

El peso del tipo fijo ha cogido relevancia en España desde la última gran crisis, ya que en el momento actual con el euribor en negativo (-0,5%) son más rentables para las entidades y ante el temor de los clientes a ver distorsionada al alza su cuota con una futura subida de tipos. A cierre del primer trimestre del año, el 51,7% de las nuevas hipotecas constituidas fue a tipo fijo, el 20,3% a mixto, mientras que el 28% se hizo con interés variable. En 2013, último año del que la Asociación Hipotecaria Española (AHE) recoge cifras, la tendencia era totalmente inversa. Las hipotecas a fijo eran testimoniales, representando tan solo el 1,1% de la cartera, las mixtas suponían el 31,2%, mientras que las variables tomaban todo el protagonismo, con un peso cercano al 68%.

La financiación se recupera

La banca pasa por un momento dulce en la venta de hipotecas, pese a la pandemia. Según los últimos datos publicados por el Banco de España, las entidades que operan en nuestro país han financiado 35.877 millones de euros para la compra de vivienda en los siete primeros meses del año, un 56% más que en el mismo periodo del año anterior y un 40% más, que en 2019, año precrisis.

El miedo al alto endeudamiento, tanto por volumen como por años, va quedando poco a poco atrás, como demuestran los últimos datos al respecto. Este 2021, y por primera vez en una década, los hogares han superado los 24 años de plazo medio para la amortización de los créditos para la adquisición de un inmueble. A pesar de que el periodo de endeudamiento aún no ha llegado a niveles previos de la última gran crisis -en 2008 alcanzaba casi los 27 años-, en los últimos ejercicios se ha ido produciendo un aumento del periodo de vida de los nuevos préstamos hasta apuntar este año niveles máximos desde 2011, con 24,6 años de media.

Asimismo, la cuantía media por la que se endeudan las familias también ha ido elevándose desde que se terminó la última gran crisis. En 2013, aún en plena recesión, los bancos prestaban de media 100.011 euros para la compra de la vivienda, siendo este el nivel más bajo desde la última década. En el primer periodo de 2021, la hipoteca media asciende a 132.700 euros, un 32% más que entonces.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Autoomos y pymes
A Favor
En Contra

Autonomos y pymes continuan pagando ilegal suelo hipotecario a la delincuencia bancaria con toptal descaro e impunidad garantizada .

Puntuación -5
#1