Empresas y finanzas

El banco de IFM cifra en 4.300 millones las desinversiones de Naturgy

  • Sus analistas aseguran que el actual dividendo de la gasista no resulta sostenible
  • El informe espera la venta del negocio de GNL y de activos en Latinoamérica
Francisco Reynés, presidente de Naturgy.

Credit Suisse, el banco de inversión al que ha confiado IFM su operación sobre Naturgy, cifró en 4.300 millones de euros las desinversiones que la gasista podría llevar a cabo este año en un informe elaborado por su equipo de analistas el pasado mes de noviembre.

La entidad -a través de un equipo completamente distinto al que asesora en la oferta- incluyó esta previsión después de anunciarse la venta de CGE, el negocio eléctrico de Chile, por 2.500 millones de euros y en el que mejoraban el precio objetivo de la compañía para situarlo en 18,3 euros, frente a los 19,685 euros a los que ya cotizaba en ese momento la compañía.

Credit Suisse daba también un paso más en su informe y ponía el foco en el negocio de GNL y en activos en Latinoamérica de gas natural para permitir a la compañía seguir reforzándose en el negocio eléctrico.

La venta del área de gas licuado de Naturgy lleva sobre la mesa varios meses y, de hecho, en fuentes del mercado se asegura que había ya conversaciones muy avanzadas con un comprador pese a los problemas que registró el año pasado este negocio por la fuerte caída de la demanda y que ahora podrían llegar a enfriarse por el deber de pasividad al que está sometida la compañía.

La venta del negocio de energía en Chile conduce a una mejora significativa en el apalancamiento del grupo

El presidente de Naturgy, Francisco Reynés, dejó bien claro el año pasado que en los activos no había "vacas sagradas" y que la empresa iba a continuar con el proceso de rotación, aunque no fijó en ningún caso un objetivo. El directivo, no obstante, sí había apuntado a las participaciones de poca relevancia en Latinoamérica.

En anteriores informes, Credit Suisse no incluía en sus cifras previsiones de venta de activos, tal y como ha podido comprobar este diario en los análisis de febrero y mayo, pero sí lo hizo a partir de noviembre. La compañía gasista anunció antes del lanzamiento del actual plan estratégico desinversiones por 3.000 millones de euros que prácticamente habían concluido cuando se anunció dicha estrategia.

En esta ocasión, la senda seguida por la empresa que dirige Francisco Reynés parece muy similar. La intención de la empresa era haber presentado el plan estratégico en noviembre, pero el retraso a febrero y su suspensión ahora hasta que se sustancie la oferta de IFM dejan en el aire cualquier avance en este sentido, aunque el presidente reiteró que iba a seguir con la rotación de activos.

Fitch advirtió de que si Naturgy aumentaba el dividendo valoraría revisar su calificación crediticia

Según el análisis de Credit Suisse, la venta del negocio de energía en Chile conduce a una mejora significativa en el apalancamiento del grupo de Naturgy pero, según sus cuentas, la situación actual del dividendo resulta insostenible.

Naturgy comprometió un 5% de crecimiento anual del dividendo, lo que podría elevar el pay out de la compañía tras la venta de CGE a niveles del 130% para los próximos dos años.

Esta situación, que se mantiene bajo la estrecha vigilancia de las agencias de rating, motivó que Fitch alertara en su primer informe sobre la opa de IFM que si había un nuevo incremento del dividendo, la agencia podría valorar una revisión de la calificación crediticia de la compañía.

El analista de Credit Suisse, Steffano Bezzato, era además muy claro: "No asumimos que los ingresos de la venta de CGE Electricidad se reinviertan en nuevas adquisiciones. Por lo tanto, en el contexto de la estrategia de rotación de activos de Naturgy, no podemos descartar que el apalancamiento futuro aumente desde los niveles actuales".

Credit Suisse explica en sus informes que la dirección de Naturgy ya había destacado en el pasado que la política de dividendos se basaba en el flujo de caja, más que en el pay out. Pero la entidad insiste en que la sostenibilidad de la retribución al accionista sigue siendo un problema también sobre la base de los flujos de caja previstos, con 1.400 millones de euros de dividendo acumulado en 2020-22.

Naturgy ha conseguido ya cerca de 3.000 millones con la venta de CGE y el acuerdo firmado para disolver la alianza con Eni en Unión Fenosa Gas.

La empresa se encuentra además pendiente de resolver el arbitraje de Colombia, lo que podría suponer una nueva entrada de ingresos y, por el momento, apuesta por el desarrollo orgánico en renovables con una pequeña compra de cartera de proyectos en Estados Unidos para los próximos años.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.