Empresas y finanzas

Clemente Fernández: "En Abengoa han hecho un alzamiento de bienes de libro"

  • El ejecutivo cántabro propone sindicar las acciones para ser los mayores accionistas con entre el 15% y el 18% del capital
  • Los minoritarios prevén convocar una junta extraordinaria para nombrar un nuevo consejo
  • Plantean acudir a la Fiscalía y judicializar todos los procesos
Clemente Fernández, expresidente de Amper

Los peores augurios de los accionistas minoritarios de Abengoa, aglutinados en Abengoa Shares, se consumaron el martes cuando los consejeros que ellos mismos habían propuesto decidieron desmarcarse del mandato último dado por la plataforma de destituir a Gonzalo Urquijo como presidente de Abenewco 1, la nueva Abengoa, y renegociar el plan de reestructuración.

Este miércoles, en una comunicación a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el nuevo consejo ha confirmado su alineación con Urquijo al asegurar que dicha refinanciación, acordada el pasado 6 de agosto por la empresa y los principales acreedores, "es la mejor y única solución para el grupo".

Según el consejo, la falta de acuerdo antes del 31 de diciembre "conduciría a la liquidación del grupo, a la pérdida de miles de empleos y la destrucción total de valor para Abengoa SA y para sus accionistas"

El nuevo consejo, conformado por Juan Pablo López-Bravo, quien ha sido desginado presidente de Abengoa SA, Margarida de la Riva Smith y Jordi Sarrias Prats, urge a las Administraciones Públicas y a todos los acreedores a "confirmar" su participación para ejecutar el acuerdo antes del 31 de diciembre, toda vez que, de lo contrario, "conduciría a la liquidación del grupo, a la pérdida de miles de empleos y la destrucción total de valor para Abengoa SA y para sus accionistas".

El consejo convocará además una junta general para las próximas semanas en la que previsiblemente se someterá a aprobación la creación de unos instrumentos financieros (PIVS) para compensar a los accionistas con una posible revalorización futura de Abenewco 1, tal y como recoge el acuerdo al que llegaron la semana el exdiputado Marcos de Quinto y algunos representantes de Abengoa Shares con acreedores y empresa pero que posteriormente una votación interna de la plataforma revocó por mayoría.

Abengoa Shares considera una "traición" la decisión del consejo, formado por tres miembros afines a De Quinto

Abengoa Shares considera una "traición" la decisión del consejo, formado por tres miembros afines a De Quinto, y su nuevo líder, Clemente Fernández, expresidente de Amper, asegura en una conversación telefónica con 'elEconomista' que "ahora estoy más motivado si cabe para seguir hasta las últimas consecuencias con el objetivo claro de salvar Abengoa". Porque los accionistas descuentan que la matriz irá a concurso a partir del 18 de febrero ante la imposibilidad de alcanzar un acuerdo con los acreedores comerciales a los que les adeuda 153 millones de euros. Esta refinanciación es necesaria para poder tomar el 2,7% de Abenewco 1 y, para ello, requiere el visto bueno del 96% de la deuda –hace poco más de un mes apenas alcanzaba el 14%–.

Fernández y sus abogados, de Dentons, han remitido un burofax a los consejeros para que cumplan con la voluntad de los accionistas que les han elegido. Les han dado tres días pero nada hace pensar que pueda haber un cambio de posición. Así, previsiblemente, los minoritarios iniciarán los trámites para convocar una junta extraordinaria en la que nombrar a un nuevo consejo de administración. Esto, no obstante, podría implicar un periodo de aproximadamente un mes y medio, por lo que su celebración se acercaría al 18 de febrero, cuando vence el plazo legal del preconcurso y presumiblemente la empresa tendrá que declararse en concurso.

Además, según ha comunicado esta noche Clemente Fernández a los miembros de la plataforma, lanzará una propuesta para ejecutar la sindicatura de accionistas de Abengoa SA, Abengoa Shares. El empresario estima que pueden conseguir entre el 15% y el 18% del capital, lo que les convertiría como el primer accionista de la empresa con un amplio margen. "Con este movimiento que se tendría que haber realizado anteriormente, pasaremos a ser los mayores accionistas de la compañía, lo comunicaremos a CNMV y acto seguido comunicaremos un pacto parasocial de accionistas", explica Fernández, quien hace un llamamiento a los accionistas, que no tendrán que asumir ningún coste, para que se adhieran. El ejecutivo recuerda que tiene experiencia en la sindicatura de acciones de otras empresas. A través de este movimiento, Fernández liderará en la próxima junta una nueva candidatura para "salvar a la compañía, lograr un menor acordeón y que tengamos voz y voto en todo este proceso". 

Clemente Fernández acudirá a la Fiscalía si les hacen un acordeón a los accionistas de Abengoa SA

El siguiente paso que tomará Fernández en el caso de que la próxima semana se apruebe el plan de reestructuración y "nos hagan un acordeón a los accionistas" será acudir a la Fiscalía para denunciar lo acaecido en la compañía y, en segunda instancia, judicializar los procesos en los tribunales. "Abengoa SA es una caja vacía donde han dejado la deuda y los pleitos. Todo el negocio y las filiales que tenían algún valor las han sacado. Es un alzamiento de bienes de libro en detrimento de los acreedores comerciales y los accionistas", denuncia. Cuenta con precedentes que han dado la razón a los accionistas, como el del Banco Popular, pero la judicialización entrañará varios años.

Para el directivo cántabro, lo ocurrido con los consejeros nominados por Abengoa Shares "es surrealista". "Tras ganar la junta dijeron que eran independientes, cortaron la comunicación y no volvieron a coger el teléfono, les mandamos mensajes y nada, y estaban citados en el despacho de Dentons y no se presentaron". "Nos han robado la compañía", insiste Fernández. "Llevo 30 años en bolsa y nunca he visto algo parecido, no sé si en algún país extranjero se habrá dado el caso; es una sinvergonzonería", lamenta.

"El plan de los PIVS está enterrado porque los accionistas nunca vamos a aceptarlos, ni estos instrumentos ni una fórmula similar"

"Lo que sucedió es que en realidad la candidatura de estos tres consejeros era la de Marcos de Quinto, que negoció al margen de los minoritarios un acuerdo que es muy malo para los accionistas", que supone que "perdemos (Fernández tiene 10 millones de acciones con una inversión de 400.000 euros) toda la participación en Abengoa y nos dan un intangible, a valor a futuro y encima quieren cotizarlo, que es imposible porque BME (Bolsas y Mercados Españoles) te pide un balance y el plan de negocio", advierte el empresario. "Yo me podría fiar de los PIVS si tuviéramos a alguien en el control de la empresa –en ningún caso la consejera propuesta por De Quinto-", pero ese plan "está enterrado porque los accionistas nunca vamos a aceptarlos, ni estos instrumentos ni una fórmula similar". "Para un plan como ese sería necesario una junta de accionistas con un quorum del 100% o ir accionista por accionista (se estima que hay alrededor de 90.000 en todo el mundo) recogiendo su firma porque en realidad estás renunciando a Abengoa SA", apostilla.

"Fue ese mismo día –el del anuncio del acuerdo- cuando lo vi en prensa y me reboté mucho porque me di cuenta de que lo habíamos perdido todo y además se nos intentaba tomar el pelo de una forma muy descarada", relata Fernández. "Empecé entonces a revolver el gallinero con mi grupo que en la anterior junta había apoyado a Abengoa Shares y me pidieron que me pusiera al frente", explica. "Pero ya no podíamos cambiar la lista, que era la que habían formado Marcos de Quinto e Ignacio Trillo", abunda. "Como me incorporé tarde –el jueves pasado- pregunté si estos consejeros estaban controlados y me dijeron que sí, pero todo estaba de palabra, no había nada firmado", remacha quien ha sido primer ejecutivo de empresas como Amper, Dogi o Nervion. "Yo ya me lo temía –reconoce-, porque les mandaba mensajes y nunca me respondían y hasta el lunes no pudimos hablar; lo hice con Juan Pablo López-Bravo, para explicarle el proceso, pero él sólo escuchaba; ya tenían claro lo que iban a hacer". "Y el hecho de que Gonzalo Urquijo no me hubiera llamado también era extraño, y evidenciaba que tenía un plan b, porque ni siquiera intentar llegar a un acuerdo..", agrega. "Ellos (los consejeros) verán, van a durar mes y medio, que tengan cuidado con las decisiones que tomen", avisa.

Fernández avisa de que "no lo vamos a dejar así". "Los abogados ya han hecho llegar un burofax y si no tenemos algún gesto antes de tres días vamos a convocar una junta de accionistas para recuperar el control, en la que van a perder incluso por más diferencia porque ahí sí que vamos a movilizar más votos con esto que ha pasado".

"Mi intención es intentar al menos controlar el proceso del concurso y para nada voy a lanzar un concurso de liquidación"

Admite que "el retraso de mes y pico –hasta la celebración de la junta- puede tener sus consecuencias porque, entre otras cosas, la matriz entrará en concurso de acreedores si nadie la salva". "Mi intención es intentar al menos controlar el proceso del concurso y para nada voy a lanzar un concurso de liquidación como tienen planteado ellos; en caso de entrar yo plantearé un concurso voluntario para ver si podemos rescatar algún activo para la matriz", destaca. "Intentaremos acortar los plazos para que no nos lleve dos meses", señala. "Y si nos hacen una acordeón a los accionistas previo a nuestra entrada vamos a ir a Fiscalía", advierte, porque han dejado a Abengoa SA como "una caja vacía", reitera. "A partir de hoy no vamos a admitir nada de lo que se haga a posteriori, recurriremos cualquier decisión porque nos consideramos moralmente los victoriosos de esta junta y tendríamos que estar negociando en estos momentos, gestionando todos los procesos", defiende.

En todo caso, el directivo, natural de San Vicente de la Barquera (Cantabria), asegura a este diario que "estoy dispuesto a negociar un buen acuerdo para todas las partes", en el que "tiene que haber una dilución para los accionistas menor –a la que contempla el plan de reestructuración-". "Estoy de acuerdo en que la financiación es clave y en que hay que negociar con los bonistas y con todos los acreedores, y siempre y cuando se nos haga un acordeón más leve podríamos llegar a un acuerdo", agrega.

"Planteo una ampliación de capital en la filial (Abenewco 1) con un derecho preferente para los accionistas"

"El 2,7% de Abenewco 1 no nos sirve porque es muy dilutivo y si se va a concurso será ejecutado. Por eso, para no estar afectados al 100% en lo que nos quede planteo una ampliación de capital en la filial (Abenewco 1) con un derecho preferente para los accionistas y que así conserven algo de valor aunque para ello haya que poner algo de dinero", explica. No cuantifica el importe de esta operación porque "habría antes que ver el plan de transición y todo el proceso". Recuerda que en la junta del 17 de noviembre la propuesta aprobada era de que el porcentaje de Abengoa SA en la nueva Abengoa sea de al menos el 20%, un porcentaje que para Fernández debería ser incluso mayor. "Eso está aprobado en la junta anterior y los nuevos consejeros tienen que subrogarse a ese acuerdo", asevera.

"Hay campo para negociar, donde la mayoría de las partes, dentro de la incomodidad que supone que todos hemos perdido, nos podemos sentir confortables y sobre todo olvidarnos de litigios que saldrán dentro de unos años y que se ha visto con los accionistas del Popular que están ganando", recuerda.

El deterioro de la empresa

"Estoy motivado para seguir hasta las últimas consecuencias con el objetivo claro de salvar a Abengoa y a sus casi 15.000 trabajadores" y "por eso me quería dar prisa por negociar un acordeón menor, porque conozco el sector y la clave para contratar es tener avales y sin circulante no consigues ejecutar las obras", remarca el líder de Abengoa Shares.

comentariosforum2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Mafia
A Favor
En Contra

Esta empresa está en manos de la mafia al más puro estilo italiano. Qué vergüenza y qué asco.

Puntuación 17
#1
Manolo
A Favor
En Contra

El trio... De quinto, Botina y Capone

Urquijo irá a la cárcel

Puntuación 2
#2