Empresas y finanzas

El Banco de España desoye a la banca y pide que el veto al dividendo no distinga por entidades

  • El organismo señala que la diversificación geográfica juega en contra en esta crisis
  • Ve mayor dificultad para la limpieza de activos improductivos
El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos.

El Banco de España hace oídos sordos a la propuesta de los distintos bancos nacionales de que el Banco Central Europeo (BCE) aplique el veto de repartir dividendos en función de la situación de las entidades y no de manera global. El Informe de Estabilidad Financiera del supervisor publicado este jueves apunta que es necesaria una correcta política regulatoria que proporcione seguridad a los inversores respecto a que esta prohibición solo es por la crisis y la duración de la misma y, además, indica que debe ser "generalizada a todas las entidades" dado  el carácter global del shock, para limitar los efectos adversos".

La banca lleva meses insistiendo que el BCE no debería vetar a todas las entidades la retribución sino distinguir entre las que tienen fortaleza para darlo y las que no. No obstante, el consejero delegado del Santander, José Antonio Álvarez, indicó el pasado lunes en el III Foro de Banca de 'elEconomista' que, quizá, el carácter global de la recomendación se deba a que el supervisor europeo tenga miedo a señalar a unos bancos frente a otros.

Según el Banco de España, la prohibición de retribuir a los accionistas ha permitido incrementar el ratio de capital de la banca entre 0,32 y 0,56 puntos, pero, a su juicio, la medida plantea una disyuntiva ya que aunque permite una mayor acumulación de recursos para la absorción de pérdidas, también puede generar dificultades de emisión o un coste más elevado de los instrumentos de capital.

Por otro lado, el supervisor insta a los reguladores a rebajar los requisitos de capital al sector para que la banca use los colchones de capital para dar financiación. El documento manifiesta que, en este caso, el estímulo del crédito hasta 2022 mejoraría en 1,7 puntos el PIB, lo que haría que la banca tuviera menos pérdidas y, por tanto, menos consumo de capital. No obstante, también avisa que el uso de estos colchones de capital reduciría la capacidad de absorción de pérdidas del sector cuando se produzcan impagos.

Respecto a los procesos de consolidación, el Banco de España señala que pueden ser un mecanismo adicional para mejorar la eficiencia de las entidades, pero siempre que genere sinergias de ingresos y costes.

La diversificación, un hándicap

La diversificación geográfica de varias de las entidades españolas juega en contra en esta crisis del coronavirus, a diferencia de lo que ocurrió en la anterior recesión. El supervisor avisa en su informe que, a mayor actividad internacional, menor capacidad para absorber las pérdidas que la pandemia genere en el negocio nacional. Este aviso ya ha recibido respuesta en las últimas semanas por parte de las entidades. Precisamente, la presidenta del Santander, Ana Botín, destacó el pasado martes en la junta de accionistas del banco, que los mercados emergentes son los que siguen generando mayores ingresos. Sin embargo, el organismo asevera que para las entidades con mayor actividad internacional, la contracción económica global limitaría la generación de nuevos recursos de capital en el negocio extranjero con los que compensar el impacto de los deterioros en el negocio en España.

Según la institución, al tratarse de una crisis sanitaria global y con alto grado de sincronización, la diversificación exterior del negocio de los bancos españoles podría ser menos útil que en pasadas crisis para la contención y mitigación de los riesgos. "La actividad bancaria en el extranjero de las entidades de depósito españolas continúa concentrada en Reino Unido, Estados Unidos, México y Brasil. La la pandemia ha deteriorado las expectativas de crecimiento económico, afectando de forma severa a algunas regiones con presencia significativa de los bancos españoles, lo que podría llevar a un mayor deterioro de la calidad de los activos", apunta. Cabe destacar que los negocios en el extranjero suponen la mitad de los activos financieros del sector bancario español.

Según las pruebas realizadas por el Mecanismo Único de Supervisión (MUS), adscrito al Banco Central Europeo, las entidades con más presencia internacional perderán entre dos y cuatro puntos porcentuales del capital, en función de la contracción del PIB. Una situación que les dejará sin poder "compensar el volumen de pérdidas por deterioro en el negocio en España y, en mucha menor medida, correcciones de valor del soberano". De hecho, el supervisor recuerda que el conjunto de la banca española cerró el primer semestre del año con unas pérdidas de 9.500 millones de euros, por los números rojos obtenidos por el Santander y BBVA, que tuvieron que afrontar saneamientos por el deterioro en los fondos de comercio de sus filiales en el extranjero.

Las menores ganancias del conjunto financiero español, también propiciadas por las provisiones (15.200 millones de euros) para proteger el balance de los efectos del coronavirus, tumbaron la rentabilidad sobre activos propios (ROE) hasta el -7,3%, situándola por debajo de la media europea y de los principales países europeos. El ratio de capital CET1 (12,6%), es el más bajo de la UE, situándose 2,8 puntos por debajo de la media europea.

Limpieza de dudosos

Por otro lado, el Banco de España señala en su informe que tras la importante expansión del crédito vivida en el primer semestre, es factible que caiga la financiación concedida en este segundo semestre, lo que presionaría al alza la ratio de dudosos.

En el último año, los activos adjudicados descendieron en más de 11.600 millones de euros (–28,9%). El supervisor señala que en esta crisis los activos inmobiliarios representarán un porcentaje menor del conjunto de activos problemáticos y se concentrarán en mayor medida en las exposiciones a pymes de los sectores más impactados por la pandemia. "La crisis actual podría provocar un incremento adicional de los flujos de entrada en dudosos en los próximos trimestres, lo que se uniría a una mayor dificultad por parte de las entidades para liquidar este tipo de activos problemáticos mediante operaciones de venta", prevé.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

caca snbmv, albella cabeson cornuo y p.cortas de l@s webs
A Favor
En Contra

Y porqué no aplican también la prohibición de cortos generalizada??

Puntuación 3
#1