Empresas y finanzas

Abengoa prorroga hasta el día 23 el plazo para que la Junta aporte 20 millones

  • El Gobierno andaluz continúa explorando las fórmulas legales para salvar al grupo
  • La consejera de Empleo asegura que no hay mecanismos legales...
  • ... para hacer esta aportación
Gonzalo Urquijo, presidente de Abengoa

Abengoa apurará todas las vías con la Junta de Andalucía para conseguir los 20 millones de euros de financiación que le faltan para poder culminar su plan de reestructuración. La ingeniería sevillana ha obtenido una dispensa a los acreedores para alargar de nuevo el plazo, hasta el día 23 de octubre, y dar así tiempo al Gobierno de Juan Manuel Moreno para diseñar una fórmula que le habilite para participar en la línea de crédito de 250 millones de euros que contempla la refinanciación.

Según ha confirmado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) este jueves, Abengoa extiende el plazo ocho días más para lograr el apoyo de la Junta de Andalucía y cerrar el plan de reestructuración después de la prórroga anunciada a finales de septiembre y que finalizaba este jueves. La compañía obtuvo el pasado mes la aprobación de las mayorías necesarias de los diferentes tramos de deuda a la refinanciación, que contempla quitas y capitalizaciones en acciones de Abenewco 1, la que será la nueva Abengoa.

La operación quedó únicamente pendiente de que la Junta de Andalucía rubricara el compromiso alcanzado el pasado verano de aportar 20 millones de euros de financiación, dentro de una estructura en la que ya habían firmado 230 millones el Instituto de Crédito Oficial (ICO), el Santander, Bankia, Caixabank, Crédit Agricole, BBVA y Bankinter. Sin embargo, el Ejecutivo regional se descolgó alegando que no existía un instrumento financiero para participar y sigue en la misma línea, tal y como ha indicado hoy mismo la consejera de Empleo, Rocío Blanco.

El vicepresidente autonómico, Juan Marín, ha incidido en que "lo que no se quiere es que Abengoa sea otro caso Isofotón"

Tras las reticencias expresadas públicamente por varios miembros de la Junta, en los últimos días las posiciones se han flexibilizado y ahora trabaja en encontrar una solución para ayudar financieramente a Abengoa dentro del marco jurídico. Es más, incluso se ha abierto la puerta a que la aportación sea incluso mayor. No obstante, el vicepresidente autonómico, Juan Marín, ha incidido en que "lo que no se quiere es que Abengoa sea otro caso Isofotón", por el que se investiga a los gobiernos de Manuel Chaves, José Antonio Griñán y Susana Díaz.

Abengoa tiene una urgencia máxima para cerrar su reestructuración puesto que de ella depende el cumplimiento del plan de viabilidad. La intención inicial del grupo que preside Gonzalo Urquijo era tener el acuerdo concretado en julio y va camino de dilatarse tres meses. Esto impacta directamente en su actividad, toda vez que no cuenta con liquidez ni avales para licitar.

Abengoa ha tocado todas las puertas para el caso de que la Junta de Andalucía se borre finalmente del rescate. Por el momento, los bancos y el ICO se niegan a prestar más dinero, si bien la quiebra les haría perder tanto o más de lo que implica esta reestructuración.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud