Empresas y finanzas

Rato sale de la cárcel tras dos años, controlado por una pulsera telemética

  • La Audiencia Nacional le dio el tercer grado tras ser absuelto en el 'caso Bankia'
El exvicepresidente del Gobierno, Rodrigo Rato.

El exvicepresidente del Gobierno y expresidente de Bankia, Rodrigo Rato, ha salido hoy de la prisión madrileña de Soto del Real sobre las 18 horas, tras pasar dos años encarcelado por el caso de las tarjetas black.

A su salida de prisión, Rato quiso agradecer a los funcionarios de Soto del Real su profesionalidad y humanidad e hizo especial mención al padre Paulino, que da la misa todos los domingos. Además, el exvicepresidente aseguró que ha participado con ONGs solidarias durante su estancia en la cárcel y deseó "suerte, justicia y libertad" a sus compañeros del Módulo 10, en el que pasó su estancia en prisión.

El Juzgado de Vigilancia Penitenciaria de la Audiencia Nacional concedió ayer al exbanquero el tercer grado, después de que a inicios de la semana se conociera la sentencia por la salida a bolsa de Bankia, que absolvió a los 34 acusados, entre los que se encontraba el exvicepresidente.

Rato, que fue condenado a cuatro años y medio de prisión por el uso de las tarjetas black, ha permanecido encarcelado desde octubre de 2018 a pesar de haber cumplido más de un cuarto de la pena. La junta de tratamiento de la prisión planteó en abril conceder el régimen de semilibertad, pero Instituciones Penitenciarias se negó entonces porque aún tenía procedimientos judiciales pendientes.

El expresidente de Bankia, tras su salida de la cárcel, se ha dirigido al centro que le fue ha sido asignado para colocarse una pulsera telemática que monitorizará sus movimientos. No obstante, el magistrado José Luis Castro, quien le concedió el tercer grado, señaló en su auto que hay una "baja" probabilidad de que el condenado reincida por su avanzada edad, tiene 71 años, y sus problemas coronarios.

Entre las razones esgrimidas por el juez para darle la semilibertad, expuso que el exbanquero ya abonó la multa que se le impuso como la responsabilidad civil directa y subsidiaria en el caso de las visas opacas. Rato gastó 99.000 euros con las black, de los que 54.837 euros los desembolsó como presidente de Bankia, y los otros 44.100 euros durante su época en la cúpula de Caja Madrid, dinero que devolvió por completo.

Además, el juez explicó que la asunción de responsabilidad por parte del penado va más allá del pago de la responsabilidad civil, ya que, además, pidió perdón de forma voluntaria, pública y notoria antes de su inmediato ingreso en prisión.

Nuevo juicio en el horizonte

El expolítico aún tiene pendiente una causa judicial abierta en los tribunales por el origen de su patrimonio privado, por la que está acusado por presuntos delitos contra la Hacienda Pública o blanqueo de capitales, entre otros.

El magistrado del Juzgado de Instrucción número 31 de Madrid, Antonio Serrano-Arnal, dictó en mayo de 2019 la apertura de juicio oral por una de las piezas de la causa, relativa al presunto cobro de comisiones por parte de Rato a través de la adjudicación de los contratos publicitarios de Bankia. La Fiscalía le pide cinco años de cárcel.

comentariosforum1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

forum Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Chondeo en toda regla.
A Favor
En Contra

Corruptos, ladrones y estafadores en la calle y robagallinas encarcelados.

Visto lo que hay, hagamos todos lo mismo pero primero hay que afiliarse al PP.

Puntuación 0
#1