Empresas y finanzas

Los empresarios plantean al Gobierno diez claves para la recuperación: "Las salidas de la crisis no se financian con impuestos"

  • Reclaman seguridad jurídica y flexibilidad laboral
  • Instan a mantener los Erte y los créditos del ICO
  • Piden estabilidad presupuestaria y avanzar en la innovación
Europa Press.

La CEOE ha planteado sus conclusiones para hacer frente a la crisis económica con diez claves, que serán remitidas al Gobierno para fomentar el diálogo social. Los empresarios, que se han reunido en estas dos últimas semanas, insisten en ser escuchados y reclaman antes de nada que "las salidas de la crisis no se financian con impuestos" y que son necesarias estabilidad fiscal, seguridad.

Antonio Garamendi, presidente de la CEOE, ha asegurado en la asamblea anual que la cumbre empresarial organizada por la patronal "supone todo un hito, un ejercicio de responsabilidad porque los empresarios como generadores de actividad y empleo teníamos que mostrar nuestras propuestas para sacar a España de esta crisis".

"Confiamos en que la voz de las empresas haya llegado de forma clara y haya arrojado algo de luz. El objetivo es el bien común", ha sentenciado Garamendi, en una clara referencia a la falta de diálogo por parte del Gobierno.

Pablo Isla, presidente de Inditex, ha sido el encargado de exponer las conclusiones de la cumbre y las diez claves de la misma. "La primera clave es la visión de medio y largo plazo, necesaria para llevar a cabo las inversiones necesarias, con una transición energética, acelerando las energías verdes", ha empezado Isla. "La segunda clave es la confianza y seguridad jurídica; la tercera es el diálogo y el consenso social para afrontar la crisis económica; la cuarta un marco regulatorio más flexible y adaptado a los cambios de la economía española y una eliminación de las trabas burocráticas empresariales; la quinta la colaboración público-privada; la sexta es conservar el tejido productivo, manteniendo las líneas que están funcionando como los Erte o los crédito ICO", ha dicho.

"La séptima la apuesta por la industrialización, la mejor herramienta para generar un empleo de calidad -el objetivo es que alcance un 20% del PIB-", ha insistido el presidente de Inditex. "La octava la innovación y digitalización del tejido productivo, sobre todo de las pymes; la novena la estabilidad presupuestaria y volver a una senda de estabilidad fiscal, evitando subidas de impuestos en momentos de crisis económicas, teniendo en cuenta que otros países están bajando impuestos para salir la crisis; y por último la inclusión social y la formación", ha concluido.

Banca

Garamendi e Isla han ido recordando las conclusiones de cada uno de los sectores. Así, han insistido que para banca es necesario un marco estable, evitando nuevas subidas impositivas, garantizando la seguridad jurídica y avanzar en la unión bancaria.

Para la energía, se requiere un marco estable, eliminando barreras regulatorias y apostar por la sostenibilidad, aprovechando los recursos que pueda aportar la Unión Europea para situar a España a la cabeza de la transición energética.

Operadores de energía

Los operadores del sistema energético insistieron también en la misma idea, apostando por las energías limpias con "una transición justo e inclusiva" y manteniendo la inversión en redes. En la mesa del sector asegurador quedó patente que el seguro de crédito tiene una importancia capital para garantizar las transferencias. En España, el Consorcio de Seguros, según se planteó, podría jugar un papel fundamental.

Turismo

En el foro dedicado al turismo, se insistió en que el sector solo se recuperará si vuelve a crecer la demanda gracias a un incremento de la confianza. Todo ello, además, de un paquete de ayudas económicas y rebajas fiscales, al margen de inversión en innovación y desarrollo del talento.

En cuanto al transporte, a pesar de contribuir a la distribución de productos básicos, se ha visto afectada también su actividad, especialmente en el sector aéreo, que necesita reformas estructurales "como el cielo único europeo o la reducción de las tasas". Para este sector, también resulta imprescindible la eliminación de burocracia y el mantenimiento de los Erte.

Industria

La industria coincidió en que debe posicionarse como el motor de la recuperación pese a su abandono en los últimos años, representando ahora solo el 11% del PIB. El sector instó a duplicar este peso, hasta el 20%, mejorando factores de competitividad, como el precio de la energía. La industria incidió también en la necesidad de apostar por la economía circular.

En la mesa de automoción, con España como noveno exportador mundial y segundo europeo, se destacó que hasta 2023 no se recuperarán los niveles previos a la crisis. Para este sector, los Erte son claves, además de garantizar la flexibilidad legislativa y la seguridad jurídica. El sector considera que hay que avanzar en la electrificación y avanzar en su despliegue.

En el foro sobre asesoramiento y estrategia se puso de manifiesto la necesidad de llevar a cabo una transformación económica con visión de futuro "para convertirnos en un país de futuro". Para este sector, "las crisis no se financian con impuestos", lo último que habría que hacer para relanzar la actividad.

Sanidad

La sanidad destacó de forma rápida y eficaz a la crisis, pero en el foro dedicado a este ámbito se puso de manifiesto que se necesita más inversión, alrededor de un punto del PIB, dado que se parte de desventaja al estar España más afectada.

Durante la cumbre, se puso de manifiesto también la necesidad de que la actividad de la empresa cuente con la responsabilidad social, tal y como ha ocurrido en la crisis, con muchas empresas reorientando su actividad para fabricar material sanitario.

La cultura y el deporte se aseguró que se "necesitan medidas extraordinarias y singulares", protegiendo los derechos de imagen y propiedad intelectual, frente a la piratería, incrementando la seguridad jurídica. En la mesa de emprendedores y autónomos se insistió, por su parte en impulsar la creación de empresas con "una Administración ágil", evitando la burocracia.

En la mesa del comercio, se insistió también en que no se impongan más impuestos y se elaboren planes para impulsar el consumo, garantizando la unidad de mercado y la libertad de empresa. Son ideas en las que también se incidió en el sector agroalimentario, en el que se reclamaron desgravaciones fiscales.

Infraestructuras

En la mesa de las infraestructuras se destacó la importancia de la colaboración público-privada, favoreciendo la cohesión territorial. El sector reclamó un programa integral de rehabilitación de edificios y atraer la inversión extranjera.

En la mesa de la construcción y el sector inmobiliario también se puso de manifiesto la necesidad de impulsar un gran programa de inversión para garantizar el crecimiento del sector, clave en nuestra economía. En el sector servicios se pidió, por su lado, una revisión del modelo asistencial para las personas dependientes, garantizando una adecuada financiación.

En las mesas dedicadas a la digitalización e innovación se destacó que se ha avanzado en tres meses lo que estaba previsto en cinco años, con una gran capacidad de aprendizaje, por ejemplo, con el teletrabajo. En estas mesas, como en la de formación, se pidió una continua actualización del conocimiento.

Pymes

Las pequeñas empresas destacaron, por su parte, la necesidad de cuidar este tejido empresarial, apoyando su liquidez y manteniendo un marco normativo adecuado y evitando subidas de impuestos.

En la mesa geopolítica se destacó el esfuerzo hecho por los empresarios en términos de internacionalización, insistiendo en la necesidad de tener una Europa más cohesionada, situando a China y EEUU como los dos actores principales frente a la UE. Por últimos los representantes de todas las patronales territoriales insistieron también en la necesidad de que haya seguridad jurídica, no se suban los impuestos y se mantengan los Erte.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.